Menos espectáculo y más transparencia

Fueron extrañas las circunstancias, pero Microsoft anunció por fin durante esta última semana el secreto a voces que suponía Xbox Series S, así como los precios y fecha de lanzamiento que tendrían tanto esta como su hermana mayor, la Series X. Y digo extrañas porque se filtraron básicamente todos los detalles que los de Phil Spencer iban a presentar en los próximos días a través de la propia Windows Central, para acto seguido ser la propia compañía quien confirmara estos rumores. Además, resulta que un par de días después se filtra -también por coincidencia- el vídeo completo de la presentación de Series S que iba a tener lugar esta misma semana, donde el propio Phil hablaba con todo lujo de detalles tanto de la consola, como del resto de servicios que iban a prestar durante su lanzamiento el próximo mes de noviembre. Muchas coincidencias, tantas como que ahora sabemos que la propia Sony también organizará una presentación de PlayStation 5 este miércoles, como bien han anunciado hace un par de días. Quizás todo ha sido casualidad y las filtraciones han sido reales, pero viendo que ambos anuncios iban a tener lugar con tan poco espacio, no sería descabellado pensar que este giro de guión no haya sido más que un movimiento de última hora para protagonizar al completo titulares unos días más por parte de Microsoft, y dejarle a los nipones esta semana de actualidad para sacar a la luz sus novedades.

Lo cierto es que cuando hablamos de Sony y Microsoft uno no sabe bien qué pensar. ¿Tantos meses de misterio e información a cuentagotas para acabar todo revelado en unas filtraciones? Ha sido todo un poco frío, tanto como el resto del marketing -o mas bien la falta de ello- que ambas compañías han experimentado durante todo el verano. Porque sí, Xbox fue Trending Topic en Twitter y todo el mundo habló de las consolas durante esos dos días como pretendían, pero no deja de ser una situación demasiado extraña y atípica para estar a las puertas de una nueva generación de consolas. Además, ahora en el comunicado de Sony solo comentan que presentarán novedades sobre videojuegos third y first party, pero ni una mención a nueva información de la propia consola. ¿Serán por tanto capaces de no anunciar fecha de salida y precio durante esta semana después del movimiento de Xbox?

Sería algo ilógico, mas si tenemos en cuenta que estamos en septiembre y se supone que PlayStation 5 saldrá, si no ocurre nada raro, entre noviembre y diciembre. Apenas tres meses en los que Sony tiene que mover ficha y dejar de pisar el freno de mano, porque el panorama del lanzamiento es algo desolador. Tenemos ese Marvel’s Spider-Man: Miles Morales que seguro venderá como churros, pero es el único lanzamiento exclusivo importante que tendremos de momento en las tiendas cuando vayamos a recoger nuestra nueva consola. No sabemos nada aún de Demon’s Souls Remake, Ratchet & Clank no será de lanzamiento, Horizon 2 saldrá el año que viene como pronto y Kenna: Bridge of Spirits se ha retrasado a 2021 también. Quizás la compañía tenga algún as en la manga de cara a la presentación del miércoles, pero de momento la realidad es que la gran baza de Sony sigue siendo los exclusivos para vender sus consolas, y ahora mismo no está el horno para bollos. Por no hablar de que Microsoft lleva ya unos años plantando las semillas de un ecosistema con el que puede llevarse de calle la mayoría de ventas de lanzamientos no exclusivos de cara al inicio de generación. Si tengo ese nuevo gran videojuego de lanzamiento en Xbox Game Pass, ¿para qué lo voy a comprar en PlayStation 5 por la friolera de 60 euros?

La competencia ha movido ficha durante los últimos días. De una forma algo peculiar, pero lo ha hecho. Ahora es el turno de que PlayStation muestre de verdad cómo van a ser los próximos meses de nuestra vida dentro de los videojuegos si nos compramos una PlayStation 5. El miércoles a las 22:00 hora española debe haber sorpresas, muchas, pero también claridad y transparencia en precios, fechas y servicios. Es lo que llevamos pidiendo desde hace meses y ya siendo hora de que se respondan muchas de nuestras preguntas.

3+