Tomando la delantera paso a paso

Es innegable que el mercado indie se ha ganado un puesto de alta importancia durante los últimos años, y es que nos encontramos ante un fenómeno increíble que ha arrasado desde un primer momento con propuestas innovadoras y arriesgadas, y que actualmente goza de cierto renombre, pues poco a poco se han ganado su merecido puesto en el Panteón de la industria, llegándose a colar en algunas entregas de premios para demostrar que no todo son super producciones. Hades ha sido el último de esta lista, pues se ha llegado a colar en los The Game Awards de este año, donde participan algunos títulos como Animal Crossing: New Horizons o The Last of Us: Part II, pero no es el primero ni será el último, ya que Disco Elysium también hizo sus pericias.

Bird Alone

Sin embargo, este no es el punto que quiero tratar, pues está algo más alejado. Hoy lo que me ha traído a este documento en blanco son las oportunidades que las plataformas ofrecen a quienes quieren publicar, pero sobre todo su trato con las desarrolladoras más pequeñas, pues a pesar del buen estatus que poseen actualmente los juegos indies, el mercado los sigue mirando con recelo e indiferencia, algo que debe de cambiar, como ha hecho Apple.

Durante el día de ayer una noticia cruzó mi vista mientras estaba en Twitter, y es que desde Apple han decidido rebajar la comisión que se llevaban por las ventas en su tienda, actualmente de un 30%, hasta un 15%, pero no de cualquier manera. Esta nueva metodología comenzará a aplicarse a partir del año que viene, aunque no todos podrán solicitarla, ya que está pensada para los equipos de desarrollo más modestos. Solo los que no hayan superado el margen del millón de dólares en ganancias durante este año aplicarán a este nuevo porcentaje para la comisión. Sin embargo, si en algún momento se superara el umbral, la restricción inicial volvería a aplicarse, saliéndose del anterior programa. Del contrario, si la situación fuera al revés y las ganancias bajaran del millón de dólares, se podría solicitar ese cambio para el año siguiente. El movimiento es sin duda alguna una propuesta tal vez arriesgada, pues al final implica un menor volumen de beneficios para Apple, pero también sirve de llamada para que los estudios humildes decidan probar suerte en su mercado.

La anterior comisión, del 30%, ha sido algo que se ha criticado durante los últimos tiempos, pues implica un buen pellizco de dinero que dejan de recibir las empresas pequeñas. Durante la trifulca que hubo con Fortnite, de la cual ya hablamos con anterioridad, este fue uno de los puntos que se atacaron desde el bando de Epic Games, ya que, poniéndose de ejemplo, en su tienda la comisión era mucho menos, siendo una de las tiendas más grandes que decidieron bajarlo hasta un 12%, convirtiéndose, junto a Itch.io y la actual desaparecida tienda de Discord, en las primeras en bajar del 30%. Obviamente, esta regulación no afectaría a Epic Games en el hipotético caso de que Fortnite volviera a estar disponible en Apple, ya que sus ingresos son infinitamente superiores.

Actualmente, como usuario de un dispositivo Apple que soy, un iPhone concretamente, es destacable la labor que hacen por los estudios más pequeños, pues no se queda solo en esta nueva acción, que es alabable, sino que desde la propia tienda se les da una gran cantidad de visibilidad a estos, muchas veces recomendándose junto a obras más grandes, o incluyéndose en una de las joyas de la corona de Apple, su Apple Arcade. Mientras escribía este artículo he encontrado el tuit que dejaré unas líneas más abajo, donde George Batchelor, desarrollador de Bird Alone, un juego donde un simpático loro nos acompañará en nuestro día a día, hablaba sobre su lanzamiento en Android y cuan diferente es a como fue en Apple, señalando diferentes problemáticas, aunque querría destacar dos en especial.

La primera, y tal vez la más evidente, es la anteriormente mencionada visibilidad, pues mientras que Apple patrocina y muestra los juegos nuevos o que consideran interesantes, Google no hace lo propio en su tienda, dejando esta visibilidad a los que más números consiguen, método que ha imperado en el mercado desde sus inicios. Otro dato interesante es la forma de monetización, pues en estos casos siempre se suele hablar de dos públicos distintos, pues mientas que en dispositivos Android no es común la compra de aplicaciones premium, dejándolo de lado por incluir publicidad y demás métodos, en Apple sí que se fomenta el pago por la aplicación. Más abajo del hilo habla sobre la posibilidad de incluir su juego en el Google Play Pass, aunque parece que no obtuvo respuesta.

Es interesante ver cómo, en la “misma plataforma”, conviven dos tipos de usuarios, cada cual en la suya y con su propio ecosistema, cada vez más distintos y alejados uno del otro. Mientras que esto a nivel usuario no termina de ser un problema, pues todo dependerá del dispositivo que elijas, para los desarrolladores puedo llegar a vislumbrar una problemática cada vez más acreciente, pues ya no consiste en exportar tu juego de una plataforma a otra, ya que ahora mismo para sacar tu juego en ambas, deberás de desarrollarlo con dos puntos de vista diferentes en mente, dos mercados a los que llegar tan cercanos y alejados a la vez, y donde se tendrán que tomar decisiones de vital importancia donde antes parecía algo más sencillo. Las empresas lo saben, o por lo menos algunas, y son movimientos como el de Apple lo que lo demuestran, viendo la duda en los desarrolladores y ofreciéndoles cada vez mejores términos. Será cuestión de tiempo, pero el mercado móvil deberá tomar una decisión.

2+