Enriqueciendo jugabilidad y narrativa

La nueva generación de consolas ya casi está al completo entre nosotros, con Xbox Series XIS en el mercado y con la inminente llegada de PlayStation 5. Mucho se ha debatido sobre el ray-tracing, la potencia gráfica y la capacidad para mostrar imágenes a resoluciones altísimas. Incluso se han comentado las mejoras que aportan los mandos, véase la inclusión de los gatillos adaptativos. Sin embargo, un determinado tipo de avance ha quedado en un segundo plano, pese a que ha sido promocionado especialmente por Sony. Estoy hablando del progreso que parecen conllevar las máquinas en el sonido, un apartado que no es menos importante que otros en el conjunto de una obra.

¿Pero qué explica la importancia del sonido en un videojuego? Sus implicaciones jugables y narrativas. En el caso de la jugabilidad, puede servir para que el jugador se sitúe más fácilmente en la acción que se le propone. Por ejemplo, en un shooter, podríamos saber con más precisión dónde están nuestros enemigos si distinguiéramos la ubicación de los disparos, a través del sonido que emiten estos. Así, la acción resultaría más natural, lo que evitaría depender solo de nuestra agudeza visual para detectar a nuestros rivales. La tecnología que permite este tipo de audio 3D ya estaba disponible antes del lanzamiento de la nueva generación, tal y como explica el diseñador jefe de sonido de The Chinese Room, Daan Hendriks, en un artículo de Gamesindustry.biz. No obstante, no era corriente en la industria salvo en la realidad virtual, según Hendriks. De ahí que la inclusión del Tempest Engine en PlayStation 5 y de DTS:X y Dolby Atmos en Xbox Series XIS sea capital. Como dice el creador de The Chinese Room, el audio 3D está desembarcando en un gran mercado con tal de ofrecer experiencias más inmersivas. 

Por otro lado, la nueva generación puede enriquecer la vertiente narrativa del sonido. Tanto las consolas de Microsoft como de Sony incluyen componentes dedicados al audio, lo que permite “llevar a cabo más efectos en tiempo real”, según manifiesta en el mismo texto de Gamesindustry.biz el diseñador de sonido de Sumo Digital, Jey Kazi. En este sentido, esta función podría ayudar a definir con mayor detalle los mundos de los videojuegos. Podemos pensar en distintos escenarios, pero a mí se me viene a la cabeza el de una gran ciudad en un día lluvioso. Imagínate estar en ese lugar, escuchando el sonido de las gotas al formar charcos, diferentes conservaciones de la gente, los coches y las motos al pasar, un trueno que se oye en la lejanía, una persona que pide un taxi, el ruido de unos tacones… sin duda, la conjunción de muchos elementos a la vez, en mayor o menor intensidad, facilitarían el reconocimiento de ese sitio como el de una gran urbe.

Series X

Por lo tanto, hay que felicitar a Tokio y Redmond por el engrandecimiento del sonido que a priori suponen sus consolas de nueva generación. Asimismo, creo que es importante agradecerles que lo introduzcan de forma accesible, al contrario que con otros avances como el 4K o el HDR. Ni yo particularmente ni otros muchos usuarios disponemos de televisores que faculten este poderío visual, por lo que no podremos disfrutarlo en caso de hacernos con una Xbox Series XIS o una PlayStation 5. En cambio, sí tendremos la ocasión de gozar de más abundantes efectos de sonido simultáneos al materializar dicha adquisición. Además, casi todos tenemos unos auriculares, siendo unos dispositivos mucho más extendidos que los monitores de última hornada. Y es que, independientemente de cuál sea nuestro modelo de cascos, estaremos en disposición de saborear un buen audio 3D.

1+