Relaciones humanas, complejas y en equilibrio

Los seres humanos son criaturas harto complejas. No voy a entrar en los millares de obras, artículos o estudios que pretenden reflexionar sobre la condición humana, sobre los sentimientos y las relaciones interpersonales o bien, directamente, sobre la propia sociedad. De cuando en cuando, me apetece sobremanera desconectar del panorama videolúdico actual y dedicarle tiempo a algún título íntimo, aislado de la opinión pública y de las tendencias de la industria en el momento.

Justamente esto me ha sucedido con Mutazione. Leí hace poco sobre su salida en el twitter de algún conocido y, aunque me sonaba de haberlo vislumbrado hace tiempo, no tenía constancia de su existencia. Cuán grata fue mi sorpresa al encontrarme una obra que ha sido capaz de modificar mi estado de ánimo toda una semana. Algo sorprendente cuando, precisamente, la narrativa en Mutazione reflexiona sobre el cambio anímico – entre otros temas, siempre relacionados con la condición humana –. Tenemos delante a una de las aventuras narrativas con mejor simbiosis artística que he podido encontrarme. La mezcla de colores es abrumadora, así como su forma de entremezclarse con la narrativa, conforme exploramos y nos relacionamos con los habitantes de este singular poblado. Dentro de este género, el point and click es algo bastante recurrente y, en mi caso, he optado por él, aunque bien podemos emplear un mando.

Mutazione es una pequeña comunidad que vive aislada de la sociedad. Todo se debe a la caída de un meteorito que provocó cambios en la fauna y flora, así como en las personas. El resto del trasfondo queda a cargo del jugador, puesto que, como ya he mencionado, se trata de una aventura narrativa y qué mejor que descubrir pinceladas de la historia por nuestro propio pie. Sí podemos hablar de qué nos lleva a acercarnos a Mutazione. Controlamos a Kai, una tímida chica que viaja para ver a su abuelo al que, por ciertos motivos, no ha visitado en años. Cosas extrañas pasarán durante nuestra aventura y, aunque hay un misterio de fondo que nos mantendrá ansiosos por descubrir qué ha ocurrido, la verdadera historia se basa en sus personajes. Kai está de paso por una Comunidad que lleva ya unida bastantes años, algo más complejo de lo que pueda parecer, pues para ella, como es lógico, no son más que desconocidos al comienzo.

Mutazione es un título al que jugar de la forma más sosegada posible, deleitándonos con su banda sonora que representa a la perfección los cambios de ritmo que necesita la trama, según nos encontremos haciendo una cosa u otra. Es un juego pausado, una aventura tranquila, para disfrutar de cada palabra que leemos en boca de los carismáticos individuos de la isla. Son estos individuos los que nos van a provocar empatía, reflexión y, muy probablemente, una introspección en nosotros mismos. La comunidad de Mutazione es bastante reducida y, conforme avancemos, conoceremos a la perfección a todos sus personajes y todos sus recovecos. Cada individuo tiene algo especial, algo con lo que carga, algo que los aúna o los separa del resto. Después de todo lo vivido en conjunto, guardan algún recuerdo del pasado, que se mantiene ahí, anclándoles a sucesos ocurridos hace ya tiempo, pero que hicieron mella en sus vidas. Sin embargo, la vida sigue adelante y los personajes son conscientes de que se trata de etapas temporales, de baches, que poco a poco tendrán que ir superando. Soy incapaz de ver algo así y no recordar la obra magna de Shin’ichirō Watanabe: Cowboy Bebop. La nave, para los personajes de esta serie, es una etapa de sus vidas, al igual que lo es para nosotros el instituto, la universidad o una relación con otra persona.

En Mutazione viven aislados de la sociedad y, como colectivo, son una suma de individuos, con sus particularidades personales. Evidentemente, hay relaciones entre ellos, pero es difícil gestionarlas si, durante tanto tiempo, no hay nadie que sirva de adhesivo. Siempre hay una persona que suele tener pretensión por unir al resto, que funciona con una personalidad más adaptable, más comprensiva, frente a las duras e inmutables identidades del resto. Es un punto de apoyo, una herramienta de cohesión, que de una forma u otra puede afectar a las sensaciones y al estado de ánimo de toda la comunidad. El título de Die Gute Fabrik anima a la conversación. Aunque podemos acercarnos directamente al personaje que hará avanzar la trama, tenemos la posibilidad de charlar con los otros personajes, para saber qué estarán pensando de un determinado suceso. Además, podremos recoger semillas que plantar para una divertida e interesante mecánica secundaria, que se relaciona directamente con los eventos principales.

Como mencioné al inicio de este artículo, la complejidad de las relaciones humanas y el cambio anímico, son temas centrales en este título. En la mayoría de ocasiones, nuestras decisiones vitales son difíciles de interpretar y no siempre sabemos si lo que elegimos hacer es bueno o malo para otros. La comunicación, aunque sea excelente, siempre da lugar a confusiones y malinterpretaciones de los sentimientos ajenos. Algo que me ha llamado la atención es la potencia con la que Mutazione representa el estado emocional de las personas. Vamos a encontrarnos con personajes que nos pedirán que los dejemos solos un rato y nosotros, como humanos, vamos a entender perfectamente su situación.

“Quería que conocieras a las personas que forman parte de mi vida. Conocerlas a ellas es conocerme a mí también.”

Galardón-Plata-HyperHypeMutazione ha sido una experiencia formidable, que no esperaba encontrarme en absoluto. Mantiene un concepto de equilibrio, no solo en la naturaleza, muy presente en el título, sino también en las relaciones humanas y sus sentimientos. Son ideas que también me han recordado a la exploración que realiza Hideaki Anno en una de las obras más conocidas del anime: Neon Genesis Evangelion. En nuestras manos queda el escuchar a los demás, con el objetivo de comprender y mantener viva a una comunidad que necesita desesperadamente algo a lo que aferrarse. 


Este análisis se ha realizado con una copia para PC adquirida por la propia redacción.

2+