Tiempo al tiempo

En una reciente entrevista a Phil Spencer, directivo de Microsoft, durante un Podcast, mencionó que la compañía responsable de las consolas Xbox iría a la E3 del 2019 tan fuerte como siempre, de manera que desde la compañía no dejarán de lado el mayor evento de videojuegos del mundo, y punto de reunión para desarrolladoras, distribuidoras, fabricantes de hardware… con el fin de que anuncien y promocione sus proyectos futuros.

PlayStation 4 está ya en su fase final de vidaAlgunos pensaréis que en esto no hay novedad, pero resulta que el competidor directo de MicrosoftSony, anunció en noviembre de 2018 que no acudiría a dicho evento, admitiendo que no cuentan con material suficiente como para asistir sin dejar una mala imagen. Esto puede deberse tanto a la escasez de anuncios con fecha de salida del E3 pasado, como por los rumores del desarrollo de una consola de nueva generación. Y la historia no se detiene ahí, pues ni siquiera evalúan la opción de hacer un planteamiento alternativo como ha estado haciendo Nintendo en las últimas conferencias. En cambio, han decidido estar completamente ausentes de la feria. Cabe recordar que el año pasado no hubo PlayStation Experience, otro evento en el que Sony presentaba juegos y merchandising de sus próximos títulos, además de diversos demos jugables.

Según el sitio web Thurrot, el cual ya ha realizado predicciones (y acertado en varias ocasiones) respecto a rumores sobre Microsoft, la compañía responsable de Xbox pretende lanzar una consola de la familia de Xbox One sin lector de discos. Según la páginala consola soportaría resolución 4K manteniéndose en un precio cercano a los 200 dólares, bastante modesto a pesar de sus capacidades técnicas, que únicamente serían posibles gracias a la falta del lector de Blu-Ray. Sin querer quedarse ahí, dicho sitio web también ha mencionado que el nombre Xbox One Scarlett ha estado circulando desde el pasado verano y que representaría la nueva generación de consolas de la empresa. Además, Microsoft ha estado trabajando en consolas que aprovecharán el poder de Xcloud, su futuro servicio de streaming de videojuegos, el cual presentará una oportunidad a personas que no posean una consola para jugar títulos triple A o del alto rendimiento -tales como Forza Halo– desde un celular o una tablet.

Si bien las consolas de Microsoft nunca me han llamado especialmente la atención, puesto que, desde que cambié mi Super Nintendo por una PlayStation, nunca he mirado hacia el lado en lo que a consolas de sobremesa se refiere. Sí, tuve una Wii U y ahora tengo una Nintendo Switch, pero ambas son para poder disfrutar de títulos más particulares, como las franquicias The Legend of Zelda y Pokémon. Pero no por ello puedo evitar pensar que Sony ha ido decayendo en cuanto a lo que ofrecen como experiencia de cara al jugador. Los títulos exclusivos en sí, siguen teniendo mi preferencia, como es el caso de God of War Marvel’s Spiderman, ambos títulos lanzados el año pasado a diferencia de los títulos de Microsoft como Forza Sea of Thieves, los cuales no logran capturar mi atención.

Xbox-One-para Xbox-Destacada-juegos-lanzarán-one-salen-mes-One en-One en el

Aún así, Microsoft sabe que está en desventaja en cuanto a exclusivos, aunque sus títulos con más peso pueden jugarse ahora tanto en Xbox One como en Windows. A cambio, han buscado diversos medios por los cuales destacarse. Ya sea con servicios como Xbox Game Pass, la retrocompatibilidad de Xbox One con obras de consolas de generaciones anteriores, o el mismo xCloud entre otras. Es innegable que Microsoft está lanzando todas sus fichas a la mesa y con polémicas como la del cross-play con Sony, la cual no lograron manejar de la mejor manera, cerrándose a la posibilidad y, finalmente, accediendo a ésta pero sin evitar dejarnos con un mal sabor de boca.

Sólo el tiempo nos dirá qué les deparará el futuro tanto a Sony como a Microsoft, pero la sensación que me queda es la de que la empresa japonesa goza de estar en una especie de lugar privilegiado a diferencia de su competencia, pero, como la historia nos ha enseñado, los privilegios enceguecen y, si no son cuidadosos, Microsoft les podría quitar el lugar sin que se den cuenta. Como ya les dije, mi favorito es Sony, pero sin llegar a ser un fanboy. Lo que más agradezco es una competencia fuerte entre las empresas puesto que ahí es cuando ganamos nosotros, los jugadores. Así que, como ya dije, solo resta esperar y ver que nos deparará el futuro de las grandes compañías del gaming.

1+