15 millones de jugadores, a pesar de los errores

Nunca me cansaré de mencionar que cuando un título es lanzado, siempre va a haber problemas iniciales. Desde bugs más pequeños, hasta errores que pueden colapsar servidores, haciendo que pierdas todo tu progreso. No es sencillo crear un videojuego y menos hacer que pueda correr en su totalidad sin problemas. Incluso hasta ahora en Need for Speed: Heat, todavía no han arreglado ‘los bordillos de la muerte’ que una vez los pisas te quitan casi el 70% de velocidad.

Las peculiaridades de NFS: Heat

Obviamente, debe de haber un equilibrio en todo el proceso. Cuando un videojuego lleva ya varios meses de actualizaciones, no es del todo normal que siga con notables errores. Cuando eso ocurre, muchas veces la comunidad le pone una cruz a ese título, el cual se convierte en la oveja negra. Hecho el cual es doloroso tanto para los desarrolladores, como para los jugadores a los que les parecía un videojuegos en condiciones. Sin embargo, en los casos de lanzamientos que tienen apenas días, los jugadores ni se inmutan por los errores ocurrentes como es el caso del nuevo Call of Duty: Warzone.

Como bien sabrán los 15 millones de jugadores que ya se encuentran registrados en el juego, este battle royale tiene apenas cinco días y ya goza de una comunidad gigantesca. Aunque obviamente no todo son fiestas y alegrías. Pues el título también tiene algunos errores que le dificultan la vida a más de un soldado. Uno de los errores comunes en la versión de PC es el crash común de toda la vida. Se trata de un cierre o congelamiento y posterior cierre de la aplicación. No obstante, mientras los desarrolladores de Infinity Ward se dedican a solucionar el problema, los propios jugadores (aunque de manera temporal) prefieren tomar las riendas por su propia cuenta.



El usuario Slimshade16 en uno de los foros más famosos del mundo, Reddit – encontró la solución. Se trata de un fix casero, donde se debe de desactualizar (bajar de versión) los controladores de tarjetas gráficas NVIDIA. El mismo usuario, mencionó que logró jugar cinco horas seguidas sin tener problemas. Sin embargo, sigue sin tratarse de una actualización o arreglo oficial por parte de IW o NVIDIA. Esto significa que hay que disfrutarlo mientras dure y sobre todo, también debemos asegurarnos de ciertas cosas más para evitar otros errores.

Lo principal es asegurarnos de ejecuta una instalación limpia de nuestros controladores de GPU. A continuación, verificar que disponemos de las últimas versiones de las actualizaciones en cuanto al hardware como al software o sea, el propio sistema operativo. Y por último, tener en cuenta la posibilidad de ejecutar la herramienta de reparación de archivos ofrecida por la propia plataforma Battle.net. Eso sí, si todo esto no ayuda, es mejor no perder los papeles y seguir informando a los responsables del mantenimiento del título sobre la situación individual actual. Aunque los problemas y errores no terminan aquí. Hasta hace un par de días, en Warzone podíamos llegar a la victoria con tan solo escondernos en algún lugar del mapa con gas y constantemente ir reanimándonos con nuestro compañero hasta que los demás enemigos muriesen por la contaminación. Este exploit ha durado poco, aunque lo suficiente como para dar a más de un equipo victorias no tan merecidas…


Como se puede ver, Call of Duty: Warzone lo está haciendo fenomenal. Poco a poco van corrigiendo los problemas y el número de jugadores sigue en auge. Desde mi punto de vista y algunas horas en el juego, debo decir que es uno de los battle royale que más tiempo me van a quitar en las próximas semanas. Con su acción sencilla y de estilo casi arcade, Warzone es capaz de absorbernos por horas a través de los monitores. Tiene la fórmula perfecta para ser un competidor de mucho nivel en el mercado actual de los battle royale.

1+