Lo que sabemos y teorizamos sobre la nueva consola

La llegada de una nueva generación de consolas es uno de los eventos más esperados que se pueden producir en el mundo del videojuego, y con la vida de PlayStation 4 ya en su recta final, su sucesora llama a la puerta, aunque rodeada de muchas dudas. Sin embargo, distintas fuentes de diversa credibilidad han ido arrojando algo de luz sobre lo que traerá la siguiente consola de Sony.

La última confirmación oficial, de la mano de la propia Sony, ha sido referente al nombre oficial de la consola y su logo. Este último sigue la línea del diseño de PlayStation 4, tanto es así que el único cambio notable es el 4 por el 5. “Es importante dar una sensación de consistencia entre productos de la marca PlayStation”, afirmó Jim Ryan, presidente de Sony Interactive Entertainment. Sea como sea, está claro que se trata de un movimiento poco arriesgado por parte de Sony, una estrategia conservadora para mantener algo que ha funcionado en el pasado. Esta decisión ha generado división entre la comunidad, pero más allá de que nos guste más o menos el diseño de un logo, no es un motivo de peso para evaluar a la consola, no es una característica que vaya a condicionar su funcionamiento.

Si pasamos a características más importantes, como el diseño de la propia consola, nos estamos moviendo en terrenos más inciertos, ya que aun no contamos con ningún tipo de confirmación oficial. El único referente sólido que tenemos para suponer y opinar es el kit de desarrollo filtrado, y que también ha dado de que hablar. Se trata de un aparato voluminoso y de diseño extravagante, cuyo aspecto ha generado bastante rechazo entre la comunidad. En las fotos que se han mostrado se puede apreciar una generosa cantidad de aperturas de ventilación, así como 6 puertos USB y una pantalla digital que muestra algunos datos de red. Sin embargo, las versiones finales de las consolas suelen distar mucho de los diseños de sus kits de desarrollo, por lo que podemos esperar cualquier cambio.

Si seguimos yendo a mayores y nos introducimos en el interior de la consola podemos hablar de ciertos datos confirmados por Sony, respecto a características técnicas de la consola. Sin embargo, la compañía no ha querido dar demasiados detalles, y nos ha dejado un listado muy superficial de lo que nos encontraremos. PS5 contará con un procesador o CPU de ocho núcleos de AMD, así como una GPU basada en la arquitectura de AMD Radeon RDNA Navi, características enfocadas a soportar el ya mencionado ray tracing o trazado de rayos. Por otro lado, incorporará un disco duro SSD para aligerar los tiempos de carga y que ya ha sido probado con Marvel’s Spider-Man, título en el que se reduce 10 veces el tiempo de carga. Según Mark Cerny, PS5 contará con un sistema de Sonido 3D, que supondrá un salto respecto a PS4, y que estará pensado para utilizarse con los altavoces de la TV o auriculares, sin necesidad de hardware nuevo. En líneas generales, lo que se ha mostrado hasta ahora de PlayStation 5 indica que se busca una consola más “ágil”, que reduzca tiempos de carga, acelere el procesado y permita mover juegos mucho más exigentes.

Una de las grandes ausencias en PlayStation 4 fue la retrocompatibilidad, característica que muchos usuarios echamos de menos y que hubiera sido un acierto por parte de Sony. Aunque esta demanda nunca llegó a ser atendida den PS4, parece que Sony ha decidido incorporarla a PS5. La nueva consola de Sony nos permitirá disfrutar de los juegos de todas las consolas anteriores de la marca, si de absolutamente todas. Para ello, PS5 no utilizará un lector y procesador como el de las consolas anteriores para reproducir sus títulos, sino que los emulará en su propio sistema. Según Sony, esta tecnología apodada “remastering by emulation”, permitirá introducir ciertas mejoras audiovisuales en los juegos, así como reducir tiempos de carga. Según Mark Cerny, el procesador de la consola será capaz de adaptarse a cada juego, y funcionar como si fuese el procesador original de cada consola. De esta forma se podrán eliminar posibles errores de sincronización entre lo que exige el software que se esté ejecutando y el funcionamiento del hardware. PlayStation 5 tiene más que ofrecer en cuanto a retrocompatibilidad, según algunas filtraciones, el dispositivo VR lanzado para PS4 será compatible con esta nueva consola, así como el Dualshock 4, aunque como decimos, se trata de rumores. Sin embargo, el hecho de que se haya lanzado un periférico para añadir gatillos traseros al Dualshock 4 a estas alturas podría ser indicativo de que estén preparándolo para alargar su vida en PS5.

En cuanto a la fecha de lanzamiento y precio de mercado de esta nueva consola, los datos son orientativos. La propia Sony ha confirmado que se pondrá a la venta durante las navidades de 2020, pero no se ha confirmado una fecha específica. En cuanto a su precio aun no hay datos al respecto, pero los rumores se mueven alrededor de los 499 euros. Al margen de esto, por el momento hay muchas incógnitas alrededor de PlayStation 5, y mucha de la información que tenemos no proviene oficialmente de Sony. Está claro que la compañía está optando por una estrategia de comunicación muy conservadora, que no sé hasta que punto es positiva, ya que están manteniendo al público parcialmente a ciegas. Es muy probable que todo forme parte del enfrentamiento con su competidora, la Xbox Series X, y busquen soltar una “bomba” de información en el momento preciso. Por el momento, creo que el público merece más datos sólidos acerca de PS5.

2+