La satisfacción de descubrir las cosas por ti mismo

Si por algo se ha vuelto famosa From Software es por el reto que plantean sus juegos. Sin embargo, no estoy aquí para hablar de su dificultad. Lo que me llama la atención de sus juegos, y lo que supone un reto para mí, es descubrir la historia y todas las interpretaciones que se pueden sacar de la misma en base a sus detalles, menciones, símbolos… A lo largo de las tres entregas de Dark Souls, siempre encarnamos a una persona anónima, que tiene la opción de elegir su propio destino. De trascender y convertirse en algo más elevado para poder salvar el mundo, o simplemente, dar media vuelta.

Con Bloodborne (2015) no ha sido distinto. Aunque me daba miedo jugarlo (soy bastante alérgica a cualquier cosa que pueda dar miedo) descubrí que su atmósfera lúgubre no sólo no me horrorizaba ni me asustaba, sino que me cautivaba. Sin embargo, no fue hasta prácticamente un año que pude jugarlo por mí misma. Y descubrí que de todo lo que había en el juego (que me fascinaba casi tanto o más que la fantasía medieval de Dark Souls) era, de nuevo, su simbología.

La simbología de los ojos


Como hiciste tiempo atrás con el vacuo Rom, concédenos ojos, concédenos ojos, coloca ojos en nuestro cerebro para purificar nuestra bestial idiotez.Micolash, huésped de la pesadilla

Bloodborne

En Bloodborne se le da mucho protagonismo a la sangre, la cual tiene mucha importancia en el juego. Sin ir más lejos, es parte de su nombre. Pero hay un elemento que es el que para mí más destaca, y son los ojos, los cuales, para mí, hacen referencia a la lucidez. Los ojos siempre han sido un símbolo dentro de muchas culturas, un símbolo de percepción, de conexión con el mundo. Por ejemplo, el conocido “ojo que todo lo ve” es un símbolo que ha estado presente en varias culturas como el budismo, el antiguo Egipto etc. En el cristianismo, se conoce como “ojo de la providencia”, y se representa mediante un ojo dentro de un triángulo, representando tanto la Santísima Trinidad como la omnipresencia divina y su vigilancia constante sobre su creación. En el juego, las descripciones de los objetos son fundamentales, ya que son pequeños retazos de historia. Por ejemplo, la runa de Caryll “Ojo” muestra la conexión simbólica entre los ojos y la lucidez.

La lucidez, además de ser una estadística en el juego, es descrita como “profundidad de conocimientos inhumanos”. Es el concepto de “implantar ojos en la mente” al que se refiere Micolash. En el juego, cuanta más lucidez adquiramos, irán sucediendo distintas cosas, por ejemplo, ver cosas que antes eran invisibles (esta sorpresa nos la llevamos todos) o ser más vulnerables al frenesí. Este no es el único objeto del juego que hace referencia o toma la forma un ojo, existen muchos otros. También existen varios enemigos con multitud de ojos y algún que otro escenario los tiene como decoración.

Ojos y sangre, las dos caras de una misma moneda


Nacimos de la sangre, la sangre nos hace hombres, la sangre nos deshace. No hemos abierto los ojos… Teme a la vieja sangre.Maestro Willem

La historia de Bloodborne, y de Yharnam (previa a nuestra existencia de cazador) comienza con la búsqueda de cómo alcanzar estos conocimientos en la universidad de Byrgenweth, con el maestro Willem. Este es, para mí, uno de los personajes más relevantes del juego, además de ser el director de esta dicha universidad. Él creía férreamente que, para conseguir elevar la mente al plano de los dioses (los Grandes), comunicarse con ellos y, finalmente, trascender, se necesitaba más lucidez. Cuanta más tienes, más capaz eres de entender lo incomprensible.

Sin embargo, durante su búsqueda, el maestro Willem hizo otros descubrimientos: encontró información relevante en los antiguos laberintos (que pertenecían a una antigua civilización, los Pthumerios) acerca de los Grandes y el poder de la vieja sangre.

El uso de la sangre provoca disputas entre los eruditos de Byrgenweth, y aquí es cuando aparece otro personaje relevante en Bloodborne: Laurence. Laurence y sus seguidores son partidarios de obtener ese conocimiento superior que elevará a la humanidad mediante el uso de la sangre, mientras que Willem sigue prefiriendo adquirirlo a través de lucidez.

La verdad insondable


Bloodborne

El cielo y el cosmos son uno. “El Coro”.

La búsqueda de la ascensión (independientemente, entiendo yo, de si el método que se usa es la lucidez o la sangre) se entiende como eldritch truth, un término que se traduciría como verdad insondable. En inglés, eldritch tiene varias acepciones, como “misterioso” o “de otro mundo”. Es la búsqueda de lo arcano, de un conocimiento superior, el cual no somos capaces de alcanzar ni comprender sin la previa adquisición de lucidez.

Bloodborne

Runa de Caryll “Comunión”, la cual representa las creencias de la Iglesia de la Sanación.

Laurence, desoyendo las advertencias de su maestro, se trasladaría a Yharnam y fundaría la Iglesia de la Sanación, que a su vez se apoyaría en otras dos instituciones: El Coro y la Escuela de Mensis.

La Iglesia de la Sanación se centraba en las transfusiones de sangre y el uso de la vieja sangre. La sangre curaba las enfermedades, y es por ello que se creía que era un milagro, fundándose así como una organización religiosa. Sin embargo, la gente terminaba volviéndose adicta y más tarde, transformándose en bestias. Esto es lo que da pie a que se inicie nuestra historia como cazadores en Yharnam.

Los símbolos asociados a la Iglesia de la Sanación, son, curiosamente, parecidos al ojo que todo lo ve, del cual hablaba antes. Para mí, sin ninguna duda esta runa es la representación de las tres instituciones que forman a la Iglesia de la Sanación, todas con un fin común.

Existe mucha simbología en Bloodborne; podemos ver como ésta se entrelaza con cada interpretación y cómo teje con ello la historia. Esta es una de las grandezas de las obras de From Software, el descubrimiento y las infinitas posibilidades.

6+