El título que artísticamente va más allá de lo común

GetsuFumaDen: Undying MoonDesde hace algún tiempo buscaba sumergirme profundamente en algún título de roguelite hack and slash. Donde todo sigue un orden pero nada es igual. Donde cada vez que comienzas una partida, ésta misma siempre te sorprende con algo diferente. Así vagando por internet, atrajo mi atención un videojuego que se encuentra todavía en estado de acceso anticipado, cosa que no lo frenó en dejarme indiferente. Desde el primer minuto de juego se nota que tenemos entre las manos un diamante en bruto: uno sujeto a cambios sustanciales al que solo falta sacarle algo de brillo y que, a pesar de su dificultad gradual casi perfectamente equilibrada, nos crea una sensación de querer mejorar y superar los niveles durante los meses venideros.

De las manos de Konami Digital Entertainment y GuruGuru salta a nuestras máquinas de juego GetsuFumaDen: Undying Moon, roguelite lleno de criaturas del folclore japonés con un estilo visual único inspirado en el arte japonés de pintura ukyio-e. Lo curioso de este lanzamiento es que parece ser una especie de remake de Getsu Fūma Den o (también conocido como Legend of Getsu Fuuma), lanzado para la consola doméstica Famicom en el año 1987. ¿Un remake moderno de un título retro y además tan acertado? ¡Ponme todos los que tengas, por favor!

Como bien os comentaba, GetsuFumaDen, aunque todavía está en espera para pasar al estado gold, nos lanza de pleno en la acción. Nos encontramos en la piel de Fūma, un guerrero feroz que debe salvar el mundo del despertar del poderoso lord Ryūkotsuki que sube a la superficie para conquistarla y convertirla en una extensión más de su oscuro reino. El camino no será nada fácil. Nos toparemos con todo tipo de enemigos que querrán eliminarnos de la manera que sea. No obstante, no estaremos solos. Nos acompañan personajes gracias a los cuales podremos mejorar nuestras estadísticas, armas y otro tipo de elementos que nos harán las cosas bastante más fáciles a la hora de avanzar en el juego.

Cada partida es diferente

En GetsuFumaDen: Undying Moon todas las partidas o runs que comencemos, serán distintas a las anteriores. Sin embargo, lo que diferencia este roguelite de muchos otros es que no es un título donde tengamos que calentarnos la cabeza a niveles interestelares para poder pasar de nivel. Ojo, con esto no digo que el videojuego sea un paseito, más bien todo lo contrario. Pues tendremos que movernos y luchar con casi nulo margen de error, ya que de tres golpes bien dados, podemos tener serios problemas. Solamente estoy diciendo que para mi gusto, no es complicado o lioso comparar los objetos y elegir con cuál quedarnos para poder seguir.

Disponemos de dos espacios para armas principales y dos espacios para las armas secundarias. Además de eso, tenemos un espacio para las pociones y cuatro elementos que se activan gracias al succionador de almas. Dependiendo de la cantidad de almas que vayamos adquiriendo, podemos activar las ventajas que se pueden visualizar en la parte inferior de la pantalla. Las almas además de ofrecer ventajas directas, traen bonus para las armas que mejoremos en función de la calidad de éstas. En resumidas cuentas, o tenemos en cuenta la recolección de almas a lo largo de los niveles o el primer jefe con el que nos topemos no dejará tiesos en el primer intento.

GetsuFumaDen: Undying Moon

Sin embargo, el título ofrece otros tipos de mejoras comunes como la posibilidad de desbloquear habilidades y forjar armas, entrenar y desbloquear artes secretas. De esta forma podremos mejorar las características de Fuma y hacer que éste obtenga pequeños bonus desde el inicio de la partida como la posibilidad de llevar una poción curativa extra o comenzar el nivel con 5000 monedas iniciales. Eso sí, personalmente me parece que son demasiado caras las habilidades ya que el valor de adquirirlas es de sesenta minerales en el caso del entrenamiento y sesenta pergaminos en el caso de las artes secretas. Y lo peor de todo es que perdemos una cantidad significativa de nuestros materiales de mejora cuando morimos y solo conservamos aproximadamente un veinte por ciento de lo que obtuvimos a lo largo del nivel.

GetsuFumaDen: Undying Moon

A veces hay algunas baratijas, pero algunas otras hay cosas que realmente nos facilitarán el camino.

Supongo que de una forma u otra, los desarrolladores han querido hacernos sufrir al principio para poder progresar cada vez más rápidamente desde el inicio de cada run. Aunque cabe añadir que a cuantos más enemigos matemos sin que nos hagan daño, más fuertes seremos. Cosa que, a veces me sale y a veces no… Otra cosa que llamó mi atención es la cantidad de portales que hay en todo el escenario. A través de éstos podemos ir moviéndonos de forma más eficiente ahorrando segundos que para muchos serán muy importantes. Sobre todo cuando se trata de un speedrun o de intentar batir algún record personal o mundial. Sin pasar por alto los portales que nos llevan a tiendas donde ponen de fondo una pista ambiental muy pacífica, que se asemeja a una pista de reggae y donde podremos adquirir mejores armas, saquitos con materiales, etc…

Una delicia audiovisual

GetsuFumaDen: Undying MoonAparte de ser un juego entretenido, GetsuFumaDen: Undying Moon nos permite evadirnos a los coloridos mundos recreados como si de una pintura japonesa antigua se tratara. Los niveles y elementos en dos dimensiones con un fondo animado que te sigue a todas partes, crean una sensación única al jugador. Los fondos de los niveles se ven muy curiosos y bonitos, pues mientras despedazamos bichos – otros bichos de fondo queman ciudades o atormentan a los humanos. Una cosa bastante curiosa, ya que se podría percibir todo este panorama como una especie de justicia sobre los invasores lo que estamos llevando.

Si os suenan obras de arte como La gran ola de Kanagawa o Takiyasha la bruja y el espectro del esqueleto seguramente ya sabréis de lo que hablo. Son algunas de las obras más icónicas y prestigiosas que las islas niponas trajeron al mundo. Con tan solo comparar alguna pintura de las mencionadas con alguna imagen del juego, quitando las animaciones y reduciendo el contraste, inclusive se podría confundir con una pintura real del siglo XIX. Además, el desarrollador incluye la banda sonora del juego que gracias a instrumentos tradicionales japoneses como Koto o Biwa, crean un ambiente genial.

Ahora bien. GetsuFumaDen: Undying Moon es un juego precioso y muy entretenido, pero tal como tiene muchos puntos positivos – por no decir que casi todos – también tiene algunos en su contra. Uno de los detalles es que el título escasea en la variedad de enemigos que vamos encontrando en el nivel. No es que sean pocos ya que algunos incluso tienen sus formas avanzadas, pero no vendría mal que el repertorio fuera algo más extenso. Por otra parte, el ritmo al que se avanza es bastante lento. No en el sentido de la acción del propio título, sino en mejorar a Fuma para que podamos arrancar más rápidamente con cada partida nueva. Eso sí, respecto a los tutoriales, éstos son mejorables ya que no se entienden bien algunas mecánicas como el uso de las almas. No digo que estén mal hechos, pero sí deberían de mejorarse para una mejor comprensión.

Si Nioh necesitara una versión 2D, este sería un buen pretendiente

Galardón-Plata-HyperHypeGetsuFumaDen: Undying Moon es un juego de diez en lo que a la jugabilidad y su género se refiere. No es que sea una persona que haya jugado a mil roguelites a lo largo de su vida, pero llevo unos cuantos a mis espaldas y éste está equilibrado en todos los aspectos. Los creadores se han enfocado en ofrecer un producto con altísima rejugabilidad y un estilo diferentes al que se suele ver hoy en día. Y sí en algún momento dado te aburres de vaciar el reino Yokai en alta calidad, siempre puedes probar el título original en el que se basa éste título que los desarrolladores incluyen en la descarga.


Esta crítica ha sido realizada con un clave de descarga para Steam adquirida por la propia redacción.

+2