Historia sobre la evolución "negativa" de la segunda portátil de Sony

PlayStation Portable. Una consola que desde luego a lo más alto de las handhelds en su momento. La pequeña, pero potente consola japonesa llegó a los oídos de la gente en la archiconocida convención anual de la industria de los videojuegos: E3. En aquella convención, Sony anunció que estaba trabajando en una consola portátil, y algo menos de un año más tarde se revelaron los detalles principales del dispositivo. En aquel momento, los usuarios no sabían que estaban presenciando el futuro lanzamiento de una de las consolas mejor desarrolladas hasta ahora, tanto desde el apartado técnico, como cosmético – al menos a mi parecer.

Aunque en este artículo no voy a tratar la historia completa de la consola. Me gustaría enfocarme más en los diferentes modelos de esta. Desde el 2004 hasta el 2011, Sony desarrolló un total de cinco modelos diferentes. Modelo tras modelo, iban adaptando su única y avanzada consola handheld (en aquel momento, aparte de PocketStation) a las tecnologías que iban surgiendo a lo largo de aquel periodo. Desde mejoras ergonómicas, de sistema y de conectividad; hasta cierta desmejora del dispositivo en si. ¿De qué desmejoras estoy hablando? Sigue leyendo querido/a lector/a y sabrás de lo que estoy hablando.

portable

 

Partamos desde el principio, desde el 2004. El primer modelo de la consola PSP aparece en el mercado siendo su nombre técnico PSP-1000. Seguramente muchos dirán que es la mejor versión de todas, dadas sus variadas conectividades como un puerto serie, una conexión USB 2.0, la clásica unidad óptica UMD desarrollada por y para Sony, y finalmente, cómo no, nuestro amigo Jack 3.5 para poder conectar unos auriculares. Claramente, PSP-1000 también incluía su Memory Stick PRO Duo; una forma peculiar de almacenar nuestros perfiles y partidas.

Por otro lado también disponía de un receptor para la conexión inalámbrica o como nos gusta llamarlo: Wi-Fi. Pero lo más curioso es que fue el primer y último dispositivo PSP en incorporar la tecnología de transmisión de datos vía rayos infrarrojos. Por aquella época, IRDA era como Bluetooth hoy en día; pero con la única peculiaridad de tardar unas cuatro o cinco veces más en enviar un archivo. ¿Y qué pasaba si te alejabas unos pasos? ¡BAM! Conexión interrumpida y ahora a volver a enviar el archivo de nuevo, ¡enterito! Viejos tiempos aquellos…

Y ahora pasando a las características algo más específicas, PSP-1000 gozaba de una cantidad de 32 megabytes de memoria RAM y otros 32MB para el sistema. Unas cifras que no son de envidiar hoy en día, pero para una consola portable de 32 bits, en aquella época era más que suficiente para enorgullecerse como diseñador de ese pequeñajo. La unidad central de procesamiento de datos era MIPS R4000 con una velocidad de entre 1 y 333 Mhz. Con esa CPU y un procesador gráfico de 512 bits que manejaba literalmente decenas de tecnologías avanzadas de gráficos en videojuegos en 16 o 24 bits – ¡PSP-1000 fue una verdadera gamechanger del mercado! Y probablemente por esa misma razón, todas las consolas integraban esa composición de hardware de procesamiento.

Ésta y las siguientes dos consolas, disponían de una pantalla de 4,3 pulgadas, con una resolución de 480×272 con un total de 16,77 millones de valores cromáticos (aunque sea un estándar, suena bien ponerlo todo tan técnico). El sistema operativo (firmware) desarrollado para esta consola, fue PlayStation Portable system software en su versión 1.00. Gracias a su famosa interfaz gráfica XrossMediaBar que incluso fue introducida a su hermano mayor doméstico PlayStation 3 o televisores BRAVIA – podría decirse que fue un acierto en todos y cada uno de los puntos técnico-cosméticos.

Menu Cross Media Bar XMB

La batería que alimentaba a ese diablillo japonés disponía de un total de 1800 mAh con la posibilidad de expandir dicho amperaje a 2200 mAh. Y para hacer una pequeña comparación, el teléfono móvil Samsung S9 dispone de 3000 mAh lo cual algo menos del doble de la capacidad de energía de la batería original de PSP-1000. Y con este último dato, concluimos la breve “re-review” del primer modelo de la consola PSP. Pues podría añadir muchísimos datos más, pero me tiraría escribiendo horas y horas, y vosotros seguramente acabaríais más aburridos que una ostra.

Por lo tanto pasemos al segundo modelo donde lo único que haré será mencionar los cambios que se han introducido en este segundo modelo, también conocido como PSP-2000. Los primeros cambios y lo más notables fueron relativos a la sustitución del puerto serie por un puerto VIVO (Video-In Video-Out). Probablemente ese cambio fuese influenciado por el deseo de mejora de la conectividad, hablando en términos de velocidad como mejora general de la transmisión de datos (de transmisión unidireccional a bidireccional, entre otros). Y el segundo detalle más destacable, es que se suprimió la tecnología de rayos infrarrojos. Probablemente fuese para ahorrar espacio, recortar gastos e ir optimizando la consola para las nuevas tecnologías de conectividad inalámbrica.

portableLa memoria RAM y la memoria dedicada para el sistema operativo se ha duplicado, pudiendo así expandir las barreras de rendimiento de la consola, lo cual nos viene bien a todos; tanto a los jugadores, como a los desarrolladores. La pantalla tampoco sufre cambio alguno, simplemente se optimiza un poco la carcasa de la consola, por lo que puede parecer que sea más grande que la de su hermana mayor. Habiéndose lanzado tres años después del primer modelo, venía con una versión del sistema operativo actualizado a su build 3.60.

Lo curioso es que PSP-2000 disponía de una batería de inferior amperaje y por lo tanto de menor duración con tan solo 1200 mAh, expandibles hasta 2200 mAh. Supongo que habrá sido por la eliminación del módulo IRDA el cual seguramente tenía un consumo elevado, por lo cual la consola ya no necesitaba tanta energía. O también podría ser por el típico truco de la industria para aumentar las ganancias. Pues dos más dos son cuatro y si una consola tiene una batería de menor capacidad, se consumirá más rápido y se desgastará también más rápido por las frecuentes cargas y descargas con lo cual, el usuario se verá obligado a comprar una batería nueva, aunque sea una única vez (al ser una batería de 2200 mAh). A parte de esos cambios, todo lo demás se quedó como estaba. Sin enfatizar demasiado en ninguna característica en especial.

portable

Ahora podemos pasar al tercer modelo y justamente ese fue el que encontré tirado en la calle hace como diez años – PSP-3000. Dicha reedición presenta ligeros cambios, pues lo único que cambia en el apartado de conectividad y almacenamiento es la aparición de un micrófono integrado. Asimismo se añadieron ciertas funciones nuevas de búsqueda, dando pie al desarrollo de muchos títulos con ciertas funciones como comandos de voz o directamente juegos basados en dicho elemento. Y además de cambios menores, insignificantes para el rendimiento, lo único destacable es que comenzó a aparecer desde el año 2008 con su versión de sistema operativo 4.20.

Y a partir de aquí, se podría decir que la “evolución” de los dispositivos fue en declive. La primera de las dos últimas consolas, es la PSP-GO o también conocida como PSP-N1000. Lo más destacable es que es la primera y la última versión de PlayStation Portable que separa la pantalla del panel de controles. Es una consola con apertura “slide” en apaisado, que al abrirse, nos muestra la típica cruceta y los demás botones de un dispositivo de juego. En este modelo se quita la mayoría de puertos y solo se dejan dos: el Jack de 3.5mm y una conexión All-in-One. También nos quedamos con el micrófono y el famoso Memory Stick Duo en su versión mejorada, M2.

portable

Seguimos pudiendo utilizar la conexión Wi-Fi en el dispositivo y además se añade el sucesor de IRDA – Bluetooth 2.0, con su tecnología EDR (Tasa de Datos Mejorada). Y el primer cambio “positivo” que aparece en este renovado modelo es la expansión de la memoria dedicada al sistema y al usuario a 16 gigabytes. Un salto bastante atrevido, aunque a mi parecer un poco brusco viendo la cronología de las memorias en cada modelo. Y por otra parte, puede que ganemos en estilo, pero perdemos en pantalla. Pues PSP-Go es la versión con la pantalla más pequeña con tan solo 4,3 pulgadas. Las demás características de la pantalla se quedan como están y el sistema operativo actualizado a su versión 5.70 es el que se incluye en la consola, con algunas novedades como el rediseño de un icono y la adición de un calendario.

Ahora si llegamos al fin de todo este repaso técnico con el último modelos de las portables de Sony, PSP-Street o también conocida como E1000. En este “intento de enderezar la evolución”, Sony volvió a instalar las mismas conectividades que las que hay en PSP-3000, solamente excluyendo el puerto VIVO y el micrófono. Por esa parte bien, pero por la parte de la conectividad… Un fracaso total a mi parecer.

portablePSP-Street no disponía de ninguna forma de transmisión de datos. No había ni rayos infrarrojos. La única forma de poder descargar actualizaciones y otro tipo de contenido, era la conexión por cable USB a un ordenador. Un paso perfecto por parte del gigante nipón para enterrar una consola tan maravillosa. Su memoria volvió a ser de 64MB de RAM y lo mismo para el S.O. Se lanzó este último modelo en el año 2011 con la versión de sistema 6.50 y una pantalla común como los tres primeros modelos. Y para rematar ya el asunto, su batería era fija y no podía cambiarse, lo cual es exactamente lo mismo que en el caso de su predecesora “slide”. Lo que más me entristece es ese color negro carbón que le dieron a toda la consola, como queriendo decirnos algo subjetivamente…

Pero como siempre digo, todo lo bueno acaba y es exactamente lo que ha pasado con la primera handheld de 32 bits de Sony. Creo que la consola ha acabado exageradamente mal, teniendo en cuenta que en su momento le rompió los esquemas a Nintendo y su GameBoy que arrasaba desde el 1989 en el mercado de las consolas portátiles. Llamadme loco, pero a mi me sigue chiflando y pienso adquirir una. Seguramente será la PSP-3000, pues me parece la más completa y bonita de todas. Y cuando lo haga, estad seguros que el juego que voy a comprar será Grand Theft Auto: Liberty City Stories, sin duda alguna.

4+