Desde luego, la cuarentena la han respetado; lo de los usuarios ya es otro cantar

Si hace escasos días CD Projekt sorprendía con el anuncio de un nuevo retraso para Cyberpunk 2077, prolongándose su lanzamiento veintiún días más de lo esperado, hoy nos toca volver a mancharnos las manos hablando de retrasos; esta vez, por parte de Ubisoft. Nuestros amigos canadienses han confirmado que dos de sus superproducciones llegarán más tarde de lo previsto. No os alarméis aún: ninguno de los premiados es Assassins Creed Valhalla, pues los ganadores han sido Far Cry 6 (originalmente previsto para el 18 de febrero) y Tom Clancy’s Rainbow Six Quarantine (TBA). En ambos casos, habrá que esperar, como mínimo, hasta abril de 2021. ¿La excusa? Con los antecedentes de estos últimos meses y semanas, podéis imaginárosla: la dificultad que están encontrando desde Ubisoft para desarrollar en buenas condiciones, debido al impacto del COVID-19 en sus oficinas. 

¿Fechas inicialmente inalcanzables? Una sucia estrategia

En el caso de Tom Clancy’s Rainbow Six Quarantine, el retraso probablemente desagrade a gran parte de su comunidad, pero teniendo en cuenta que tampoco contaba con fecha marcada pues al fin y al cabo no deja de ser una prolongación de esa incógnita; de ese saber cuándo llegaría. El gran problema que se me antoja viene con la gestión de Far Cry 6. La sexta entrega de la famosa saga con la que Ubisoft cuenta en sus filas, y la que muchos ya se animan a catalogar como “la más grande de toda la saga”, sí que contaba ya con una fecha para su lanzamiento al mercado. Pero con la reciente noticia, y sobre todo partiendo de la base de que el título no llegará hasta después de abril de 2021 (como máximo, en marzo 2022), se me plantea la siguientes cuestión, ¿por qué las compañías se empeñan en anunciar una fecha lejana e inalcanzable si el proyecto todavía está tan lejos de estar terminado?

Entiendo – y puede que incluso comparta – que el anunciar una fecha exacta puede generar que muchos jugadores y fans se animen a realizar una pre-compra; que se lancen a la reserva del juego al contar los días para disfrutar de este. Pero ¿aprovechan las desarrolladoras esta situación para fijar fechas de productos a los que aún les falta mucho por pulir? Yo pienso que rotundamente sí, pues de esa manera se aseguran unas cuantas copias vendidas antes de tener nada terminado. Es obvio que este 2020 ha traído muchas complicaciones en tanto al desarrollo como a otros tantísimos factores relativos a este (trabajar en equipo, viajar en busca de documentación), lo que al final hace que el sector y las propias empresas se vean afectadas y obligadas a posponer lanzamientos o anuncios con los que contaban para este año. Pero si Far Cry se retrasa y justificas su nueva fecha en un gran problema debido a una mala planificación y a unas condiciones a las que ya llevamos adaptándonos meses, ¿por qué confirmasteis hace más de tres meses (en la más plena post-cuarentena) una fecha de algo que aún no teníais listo para empaquetar?

El problema no es que el título pueda retrasarse unas semanas, sino que el margen propuesto se dilata hasta 2022, lo que me hace malpensar y creer que realmente han aprovechado la situación (lo cual no deja de ser sumamente horrible, debido a su gravedad y al inconcebible impacto que ha tenido en las vidas de muchos de nosotros), así como el tirón que genera Far Cry, para asegurarse unas ventas y publicidad de algo a lo que realmente le queda mucho que pulir, algo que sin duda cada vez tenemos por desgracia más presente en este sector- Porque al igual que crítico el movimiento de Ubisoft, resulta igual de cierto admitir que CD Projekt lleva jugando con el hype que genera Cyberpunk 2077 no solo meses, sino varios años, posponiendo constantemente la fecha del juego. Esta postergación será la culpable de que, una vez se lance en el mercado, tenga muchas lupas encima, las cuales probablemente no les pasen ningún error tras los constantes retrasos para hacer mejoras que supuestamente están haciendo para pulir el juego y que llegue en las mejores condiciones.

En fin, tendremos que esperar para conocer cuál será la nueva fecha de lanzamiento de los títulos de Ubisoft, y rezar para que en las próximas semanas no se anuncien nuevos retrasos.. aunque visto lo visto, parece que ya todo vale en este sentido.

0