¿Será Among Us el GOTY 2020?

Como viene siendo habitual en cada finalización de año, la gala The Game Awards, presentada por Geoff Keighley, está a la vuelta de la esquina, acogiendo anualmente la gala de premios más esperada – y más polémica – de la industria, la del GOTY (Game of the Year), por más que el evento haya virado en estos últimos años hacia el modelo festival, adoptando grandes anuncios al más puro estilo conferencia del E3. En los últimos años, hemos visto cómo grandes títulos se han hecho con este honorable reconocimiento, siendo el caso de The Legend of Zelda: Breath of the Wild en 2017, God of War en 2018 o el último ganador, Sekiro: Shadows Die Twice en 2019. El debate social generado al respecto tiene sus raíces claras, orbitando alrededor de la idea de si otro título de ese mismo año debería haber sido el galardonado, pero parece ser que este año todo será diferente. ¿El motivo? La posibilidad de que el GOTY acoja nominaciones de juego de años anteriores.

El presentador del evento, Geoff Keighley, se dejó escuchar en el podcast Kinda Funny´s We Have Cool Friends y dejó entrever una sorpresa que no ha sido del agrado de gran parte del sector, la posibilidad de que juegos que hayan salido en años anteriores puedan optar también al GOTY 2020. Tras esta declaración, las redes empezaron a arder, y a calificar de injusta esta nueva decisión de premiar a títulos de años anteriores.

Como todos bien sabemos, una de las mayores sorpresas que nos ha traído este 2020 – al menos, una buena – ha sido el renacer de Among Us, título desarrollado por Innersloth y lanzado tímidamente en 2018 que ha tenido su momento cumbre en este año, convirtiéndose en uno de los juegos del momento, superando los 100 millones de descargas. 

El presentador insistió en algo que ya sabíamos: que no es él quien elige a los ganadores, sino que varios participantes y publicaciones especializadas (entre ellas, algunas de calibre nacional, como Vandal) son las encargadas de hacerlo. A esto, añadió que los juegos crecen y cambian, como es el caso de Fortnite, y que por tanto no debería de ser extraño ver a un juego más antiguo ganar el premio. 

Creación de nuevos premios y otras alternativas

Sumándome a la polémica generada por está decisión, dejaré claro mi posición al respecto, y es que estoy de acuerdo con la corriente de que no es ni justo ni ético otorgar a un título antiguo la medalla del GOTY porque este año se haya viralizado. Este 2020 nos ha traído juegos como Ghost of Tsushima, The Last of Us Part II, Final Fantasy VII Remake, o el más esperado Cyberpunk 2077, que verá la luz dentro de poco si nuestro Dios Keanu quiere; no creo que haya necesidad ni posibilidad de otorgar dicho reconocimiento a un título antiguo, por más que el movimiento se pueda considerar una manera de apoyar a este sector y a las desarrolladoras que trabajan para que cada año lleguen juegos nuevos al mercado. Es obvio que el GOTY no deja de ser un galardón que no marcará a la larga lo importante que ha sido un juego durante ese año o durante esa generación, pero pienso que los candidatos deberían ceñirse al nombre del trofeo. No todo debe de ser, por ello, blanco o negro: tal vez la mejor solución sería crear un nuevo galardón para el juego más influyente o mejor conservado del año (¿alguien dijo darle valor a la categoría Games for Impact?), pudiendo optar aquí a todos los juegos que hayan marcado una importancia durante ese año, como vendría siendo el caso de Among Us.

Deberemos esperar a la gala que se celebrará el próximo 10 de diciembre para conocer, por fin, al ganador de dicho reconocimiento. ¿Cambiará la mecánica y será Among Us la sorpresa de 2020?

2+