Adiós LawBreakers, hola Radical Heights

Menos de 100 horas han sido suficientes para que el estudio Boss Key Productions, liderado por Cliff Bleszinski, haya pasado de descartar la opción de seguir dando soporte a LawBreakers, su primera creación, para dar vida a un nuevo proyecto llamado Radical Heights, el cual será un nuevo free-to-play de estilo battle royaleLa propuesta está anunciada para PC, aunque no se descarta un posterior lanzamiento en consolas.

El mundo de los videojuegos, por mucho que nos entretenga y divierta, sigue siendo únicamente un negocio más para muchas personas, y los desarrolladores de Boss Key Productions llevan esto último a rajatabla. Sí, lo digo especialmente por la figura que tienen a la cabeza, Cliff Bleszinski, considerado por muchos uno de los principales gurús de los shooters en las últimas dos décadas – gracias, en parte, al impacto que supuso en su carrera la concepción de Gears of War.

Las causas directas de este anuncio, no obstante, son bastante más obvias de lo que podíamos esperar. Hace un par de días, Cliff y su equipo hablaron tendidamente del fracaso de Lawbreakers, que, si bien en un principio no parecía ser un shooter muy innovador, entretenía lo suyo. Pero como en este mundo de diversión y dinero no se permite mantener fracasos, parece que todo el soporte previsto para la producción más reciente del estudio quedará parado por siempre, deteniéndose el plan previsto en cuanto a contenido. Con esto quiero decir que  los servidores, efectivamente, se quedarán tal como están actualmente, esperando su último aliento.

Lawbreakers no recibirá ningún tipo de actualización ni de contenido adicional

Está claro que la desarrolladora no pierde su preciado tiempo, y es que este trágico anuncio se ha visto sucedido de forma casi inmediata por la presentación oficial de la nueva entrega, que ya cuenta con su propia página de Steam y que se puede descargar vía Acceso Anticipado. Se trata, como no podía ser de otra manera, de un shooter en línea de estilo battle royale, ambientado en un universo colorido y decorado al más puro estilo disco de los años 80. Para los más curiosos, dejo un gameplay tráiler más abajo – que, todo sea dicho, tiene bastante buena pinta, lo cual, viniendo de un servidor, tiene su mérito.


Sinceramente, no sé de cuánto éxito estaremos hablando en este caso, pero está claro que el intento de meter el meñique entre PUBG y Fortnite resulta bastante arriesgado – hasta teniendo a una multinacional billonaria como Nexon detrás –  y puede acabar en una buena pillada de este. El juego está en una fase bastante temprana de desarrollo, por lo que sigue perdiendo puntos de cara al público final. A todo eso también debemos sumar las palabras del estudio, asegurando que el juego contiene una gran cantidad de elementos modelados y/o acabados parcialmente. Habrá que ver cómo acaban las desventuras de CliffyB. Os mantendremos al tanto.

+1