¿Qué dice esto sobre el videojuego como forma de arte colectiva?

Recientemente, Game Workers Unite UK (GWU UK), extensión del sindicato de Trabajadores Independientes de Gran Bretaña (IWGB), lanzó un comunicado criticando la decisión de la compañía de videojuegos UsTwo games, que ha decidido despedir a uno de sus programadores más experimentados, Austin Kelmore, figura importante en el nuevo título de dicha compañía, Assemble with Care. Según el comunicado del sindicato, la razón por la cual Austin fue despedido fue por su participación como representante de GWU.

La decisión de despedir a un trabajador por participar en un sindicato es evidentemente abusiva, no importa que tan innovadores, o “artísticos” tus juegos puedan aparentar ser, si queremos realmente fomentar la creatividad de una forma de arte resulta vital poder asegurar a sus creadores la capacidad de alzar la voz frente a ciertas injusticias que se generan en el trabajo. Son importantes los pasos como los que da GWU, son el principio del camino para asegurar dicha capacidad. Es por eso que acciones como esta de la parte de las compañías resultan sumamente preocupantes, pues muy pocos son los jugadores que se enteran de la situación de los individuos detrás de las obras que juega.

Esto termina permitiendo todo tipo de acciones contra trabajadores, pero nosotros solo vemos el logo de la compañía. También, aunque esto siempre ha sido así, muestra que las compañías preferirán siempre trabajadores no sindicalizados y preferirán tenerlos a todos separados. Otro punto importante es el de asegurar una cierta estabilidad al trabajador, y precisamente son trabajadores extranjeros como Austin, que más sufren en estas situaciones: no solo se les quita su fuente de ingresos, pero el visado puede ser revocado en un par de semanas a causa de la perdida del empleo.

En el comunicado, se anuncia que, si UsTwo no se retracta de sus acciones, el sindicato IWGB procederá a tomar acciones legales, primero porque todo trabajador tiene derecho a formar parte de un sindicato e invitar y organizar a sus compañeros de trabajo, pero también porque, cuando se decide despedir a dicho trabajador, este tiene derecho de ser acompañado por un representativo del sindicato en la reunión de su despido, cosa a la que Austin no tuvo acceso. En el momento de la redacción de este artículo, UsTwo solo ha respondido con el siguiente mensaje:

Austin Kelmore es actualmente un empleado de Ustwo Games y se marchara en el futuro próximo por razones no relacionadas con su afiliación a algún sindicato o su entendimiento de las actividades del sindicato. Tenemos otros empleados que son miembros de sindicatos. Para respetar la privacidad de Austin, no nos parece apropiado comentar más al respecto. UsTwo Games ha estado y seguirá estando comprometida a la diversidad e inclusividad. Trabajamos duro para construir un ambiente de trabajo favorable para todos nuestros empleados.

Se supone que Austin fue notificado de su despido en septiembre, semanas después de que su jefe le preguntara sobre su posición en el sindicato, después de que Austin invitara a unos compañeros de UsTwo a una reunión sobre sus derechos en el trabajo. La razón del despido, se supone, era por razones de desempeño. En fin, no se puede ser más evasivo, la respuesta de UsTwo no nos informa realmente de nada sobre dicha decisión, mientras que la página del sindicato pone como prueba mails del departamento de recursos humanos criticando las acciones de Austin con respecto a su trabajo como representante del sindicato. Imposible saber cuales son esas interpretaciones erróneas de las que alega la compañía, pues no se han molestado en demostrarlas. Solo sabremos con el tiempo que resulta de todo esto.

Lo que hay que entender es que, tener un entorno que permita a los creadores organizarse y crear de diferentes maneras es vital para toda forma de arte, el proceso creativo colectivo -entre varios artistas- nunca había sido tan monótono y jerárquico como en los videojuegos: solo solemos ver un rostro, un genio, detrás de todo un proceso donde la subjetividad de múltiples artistas se entrecruza y crea algo, producto de su multiplicidad desbordante. UsTwo pone en alto palabras falsas, diciendo que la compañía funciona como un “nosotros” y no un “empleadores contra empleados”, suena bonito cuando lo escuchas, pero en realidad simplemente significa que se les niega a los trabajadores la capacidad de manifestarse y de interactuar con personas con problemas similares.

Si realmente quisiésemos encontrar formas diferentes de trabajar como colectivo, es importantísimo asegurar la voz de cada uno de los artistas; las acciones del sindicato no solo repercuten en el bienestar de los trabajadores, pero también en la salud del video juego como forma de arte.

+1