La faceta salvaje y el zoo se dan la mano

Después del éxito del juego estilo Tycoon de la desarrolladora Frontier Development con una gran cantidad de reseñas muy positivas en Steam, Planet Zoo se ha convertido en un must have de los amantes de este género. Tras haber jugado durante años a títulos tales como Zoo Tycoon y demás de la misma índole puedo decir que, Planet Zoo conquista no solo por sus gráficos, sino también por la capacidad de personalización de nuestro zoo. Sin embargo, si queréis saber más acerca de este gran título podéis echar un vistazo al análisis que escribió nuestro compañero Jaime Llanos.

Antes de adentrarnos en el zoo y ver qué es lo nuevo que nos trae el equipo desarrollador, hablaremos del nuevo contenido de este DLC. Pues a decir la verdad, no han podido elegir mejores fechas, ya que con esta situación en la que estamos viviendo y la cantidad de horas que tenemos, qué mejor que relajarse un poco creando el zoo de nuestros sueños y a la vez pudiendo viajar a lugares del mundo. Pues esta nueva expansión, nos envía a un viaje a Sudamérica nada menos, dónde encontraremos cinco nuevos animales con los que poder expandir nuestro zoo y con ello ampliar nuestra colección. Concretamente se han añadido:

Como bien es sabido este juego tiene una capacidad de personalización inmensa. Son realmente impresionantes las cosas que se pueden hacer con todos los elementos que te sirve Planet Zoo con este contenido descargable. Pues bien, junto con estos animales nuevos, también se han añadido más de 250 nuevas estructuras y decorados que podremos ir añadiendo para hacer más realista nuestra zona de Sudamérica. Y es que en esta expansión se han sumado elementos tan versátiles que dan mucho juego como son los paneles de cristal para adornar tus recintos.

No obstante, aquí viene la gran pregunta: ¿merece la pena el precio por el contenido? En mi opinión la respuesta tiene doble filo. Si bien me parece una pasada todo el contenido que han incorporado al juego, a su vez los elementos ya existentes del juego se me ha quedado algo cortos. Con esto quiero decir que a mi parecer le falta algo más a este DLC para hacerlo un pack de expansión completamente disfrutable. Quizá sumar más animales o más opciones a la hora de personalizar los recintos de nuestro zoo. Aún así, puedo decir que con lo que tiene, se pueden conseguir muchísimas horas de diversión por delante.

¿Un templo azteca o ‘yama’? O sea, maya, digo… ¡Llama! Sí, eso.

Eso sí, tengo un consejo que me gustaría compartir con todos vosotros. Antes de que comencéis con la creación como locos, os recomiendo encarecidamente completar el tutorial, al menos la primera parte. En este, no sólo aprenderemos a dirigir nuestro zoo en condiciones y no declararse en bancarrota en el intento. También nos informaremos de una enorme cantidad de cosas que se pueden contratar y construir, y con ello ideas a la hora de crearlo.

Pues bien, con la parte estética puesta a punto, vamos a poner en marcha la parte funcional. Con esta nueva expansión, además de contenido añadido, también se han corregido varios errores del título. Se han arreglado errores tales como animales volando en el cielo (y no precisamente pájaros) o deformaciones en modelos de animales a la hora de pelear. Pero aquí no acaba lo bueno de este South America Pack.

Ahora las interacciones entre la fauna ocurren más a menudo que antes del parche y que los animales se convierten en huesos una vez se los comen completamente. No obstante, no solo han llegado correcciones a nivel de los animales y su interacción con el entorno. También se han efectuado arreglos de errores para el personal contratado, los invitados del zoo y para el modo construcción del juego. Recordemos que Planet Zoo vió la luz hace apenas siete meses. Aunque en este caso debo objetar que al ser un título de tal detalle y mimo es normal que constantemente se vayan arreglando errores y añadiendo contenido. Fallos, que se siguen experimentando, pues en mi particular caso, he podido experimentar varios de estos o falta de intuitividad en el juego. Los cuales han frustrado mis planes de construir el zoo de mis sueños sin obstáculos.


Es un vicio combinar los diferentes elementos hasta crear paraísos sin darte cuenta…

Por ejemplo, a la hora de colocar un refugio en una colina, no podemos hacer uso de la rotación vertical u horizontal para poder adaptar dicha estructura a la inclinación de la tierra. Lo mismo pasa con algunos elementos decorativos como bien pueden ser algunas enredaderas que deberían colocarse intuitivamente en los edificios o instalaciones. Y no solo errores de personalización, si no que también podemos hablar de bugs en la cámara que hace que se vuelva algo incontrolable en determinados trozos del terreno. Seguramente esto ocurre, ya sea por la naturaleza del lugar o por los elementos incorporados. De hecho en algunos momentos, la cámara colisionaba aleatoriamente contra objetos, haciendo que la misma cobrara vida propia.

Hasta aquí los errores y los deslices del juego, los cuales obviamente son temporales. Se nota el esfuerzo sobre cada detalle que ponen los desarrolladores del juego. Me asombran detalles como las distintas maneras en las que defecan los animales. Aunque suene absurdo, es algo importante y muy informativo en el mundo de esas criaturas que no pueden hablar. No me considero un acérrimo amante del reino animal, pero me encanta ver contenido como documentales sobre esos fantásticos seres. Incluso me atrevería a decir que gracias a Planet Zoo – junto a las expansiones Arctic Pack y a este reciente South America Pack – podría llegar a ser factible montarnos nuestra propia película.

Una nota tropical para esta sinfonía de la naturaleza

Tanto Planet Zoo como South America Pack cumplen las expectativas de cualquier amante de títulos de este tipo de simulación. Economía, construcción, interacción, animales y más animales a nuestra disposición. Un lienzo perfecto para nuestra imaginación y creatividad. Y más cuando la situación actual es agobiante y estresante, lo cual anima a más de uno a relajarse delante de la pantalla. En pocas palabras si te apetece poner a prueba tus capacidades como magnate; este titulazo de Frontier Developments sigue sin decepcionar con su nuevo contenido para ello.


Este análisis ha sido realizado con un código de descarga para Steam cedido por Best Vision PR.

2+