Un viaje a la oscuridad humana que ilumina el camino a seguir para Obsidian en futuros títulos

La vuelta a la infancia, recorrer ensimismado los vestigios de un pasado que fue nuestro, y los recuerdos que perduran incluso a día de hoy. El tiempo pasa cruelmente y lo que en su momento eran vívidos y alegres recuerdos acaban transformándose en extraños momentos, aunque el mayor miedo es volver a ellos con un prisma diferente y verlos como lo fueron en realidad, situaciones oscuras y deprimentes. Andar estos desgastados caminos puede ser una auténtica odisea incluso para los más fuertes y decididos, pues hace falta algo más que fuerza de voluntad, recordar lo débiles que fuimos nunca es de nuestro agrado. Sin embargo, hoy no será este el caso; nuestro personaje no se debatirá entre lo que fuimos y lo que creíamos ser, pues solo seremos la mano derecha de alguien que desea remover en su pasado, naciendo así Peligro en Gorgona.

El nuevo DLC para el juego The Outer Worlds, el cual tuve el placer de analizar, nos vuelve a situar en la “próspera” colonia de Alción, la cual ya conocemos de sobra, tanto su cara bonita recubierta de avances científicos y de expansión interplanetaria, como aquella que controla todo desde la oscuridad y que mediante sus tentáculos de corrupción busca impregnar a la sociedad de un espíritu liberal nauseabundo donde la vida humana es mucho menos importante que su producción. Las cosas no han cambiado, todo sigue igual, pues el trabajo que nos llevará al desolado asteroide de Gorgona aparecerá mientras estamos en una de las zonas más avanzadas del juego, cuando nos toca visitar Bizancio por primera vez. Una vez activado deberemos de visitar el asteroide en cuestión y recibir la petición de una desolada hija que lo único que quiere es el diario de su difamada y desaparecida madre, una científica ilustre que participó en uno de los proyectos más secretos e importantes de la empresa Ganga Espacial. Con esto comenzará Peligro en Gorgona.

Lo que considero uno de los puntos más flojos de The Outer Worlds fue la sensación de sus mapas, los cuales, a pesar de ser de corte abierto, se acababan reduciendo a pasillos que nos llevaban de un lado a otro de las misiones, algo diferente a lo encontrado en juegos como Fallout: New Vegas, donde había extensiones similares a llanuras donde los campamentos se alzaban sin necesidad de salir del mapa principal. Sin embargo, en Gorgona parece recuperar esa esencia, pues nos presenta uno de los mapas más grandes de todo el sistema, muy completo en todos los aspectos, pues deberemos de recorrer todos los escondites para conseguir las armas y avances que en ellos se esconden. No encontraremos un auténtico arsenal de nuevos dispositivos con los que neutralizar a nuestros enemigos, pero aun así hay cierta variedad, tanto en las armas especiales como en alguna con diversas sorpresas. Lo mismo ocurre en el apartado de los enemigos, pues no habrá un gran contingente de nuevos desafíos, siendo reducidos a algunas nuevas versiones de enemigos anteriores, pero con nuevas habilidades que subirán su dificultad.

para

Sin embargo, como he mencionado anteriormente, Peligro en Gorgona nos transporta a un asteroide que a pesar de ser de menor tamaño que algunos planetas del sistema, posee un mapa infinitamente mayor y con las peculiaridades que parecía faltarle al juego base, siendo el plano del mismo uno mucho más intrincado, con diferentes alturas, poblaciones y edificios, permitiendo así una exploración mucho más lograda, pues podremos ir desde las profundidades tóxicas del vertedero, hasta los altos edificios que coronan Gorgona. Gracias a esto, las, en mi opinión, escasas misiones secundarias añaden una nueva dificultad que se ha logrado exprimir de mejor manera, ya que más espacio implica más sitios donde buscar, a pesar de tener las pistas que obtenemos cuando seguimos una misión.  Sumado a todo esto, Peligro en Gorgona no quiere quedarse atrás en lo que a historia se refiere, pues parece que busca estar a la altura del mundo abierto creado, y créeme que si lo logra.

Desde la primera colonia que visitamos, aquella mítica fábrica de conservas, nos preparaban para el decadente panorama que existe en Alción, uno donde la vida humana apenas se tiene en cuenta, pues todo lo que vale es el trabajo realizado y la plusvalía que se llevan las empresas a costa de la salud de los trabajadores, meras herramientas cuyo valor casi es nulo. Gorgona no es diferente, si cabe, es peor incluso, pues es un asteroide abandonado a la deriva tras el fracaso de una serie de experimentos macabros y crueles que buscaban crear una droga capaz de hacer trabajar a los empleados casi indefinidamente, sin necesidad de descanso. Este arañazo a la superficie de la trama no es ni de lejos la experiencia final, pues descubriremos planes mucho más oscuros y tétricos de lo que querríamos: experimentación en humanos, creaciones grotescas, negligencias y un amplio apartado de lo más horripilante que podemos llegar a imaginar. Este carácter algo más adulto le sienta como un guante, pues la profundidad que adquiere nos ayudará a ver este peculiar universo y sus franquicias de una manera muy diferente, dejando en nuestras manos diferentes decisiones mediante las cuales iremos tomando papel en un destino que se forjará con nuestras manos, nuestras acciones y la sangre que derramemos.

Un destino que se forjará con nuestras manos y acciones… y con la sangre que derramemos

Lo podéis encontrar ya en todas las plataformas por el módico precio de 14.99€, pues a pesar de que las misiones secundarias y la principal pueden parecernos cortas, el enfoque mostrado, tanto en la sensación y tamaño del mundo como la oscuridad alrededor de este sienta las bases para un futuro dlc que termine de dar con la fórmula. El globo sonda ha sido lanzado, la nueva generación está cada vez más cerca y la gente de Obsidian tiene mucho trabajo por delante, pero Peligro en Gorgona puede servir como un primer modelo donde asentar las bases que ya mostraron en sus anteriores trabajos, aunque esta vez sin ningún tipo de atadura por una gran empresa. Una vez más nos montaremos en la Falible, una vez más viviremos la injusticia de un mundo cruel, una vez más nos encontraremos ante el ácido y disfrutable humor de sus habitantes, pero esta vez lo haremos con el buen sabor de boca de saber que las cosas se han hecho bien.


Este análisis ha sido realizado con un código de descarga para PC cedido por Best Vision PR.

2+