"La única diferencia entre un zombie y un humano, es que el zombie es un ser predecible"

OVERKILL's The Walking DeadLos muertos vivientes han fascinado e inspirado a millones de autores durante décadas. Ya sea en el cine, en la literatura o en la industria de los videojuegos, los zombies siempre han sido los protagonistas de un tema usualmente post-apocalíptico que daba para muchas horas de narrativa. Pero a lo largo de todos estos años no siempre nos hemos encontado con calles llenas de andantes putrefactos que quieren comer cerebros, sino que también hemos podido experimentar (en varios títulos) el aprieto en el que nos ponen cuando están invadiendo nuestra base desde varias direcciones. Hordas de carne maloliente que revientan y devoran todo lo que se encuentran por el camino. No obstante, me resulta difícil encasillar el juego que hoy tenemos entre manos en alguno de estos dos apartados: es una curiosa mezcla que no se hace para nada pesada de jugar, pero que, por otra parte, no creo que sea capaz de aportar demasiado a un género tan saturado como el protagonista de estas líneas. Hablamos de Overkill’s The Walking Dead, aunque, para decepción de muchos, poco o nada tiene que ver con la serie de televisión, encontrándose plenamente ambientado en el universo del cómic original de Robert Kirkman.

El contenido ofrecido es el justo para ser una beta

Partiendo de la base que este avance se ha hecho con una beta del juego, el contenido que esta nos ofrece no es que sea demasiado variado, pero es el justo para permitirnos dar una valoración sobre el proyecto. Principalmente lo digo porque he jugado a varias betas que presentaban mucho más contenido, relativamente hablando, que el que ofrece la de OTWD. Pero bueno, la cantidad de contenido que ceden las desarrolladoras es decisión de estas, por lo tanto cada cual con lo suyo.

Nada más iniciar el título, nos encontraremos con un menú en el cual hay un mapa, donde se nos marcan los puntos en el que transcurren las misiones – más uno adicional el cual es el campamento al que pertenecemos, donde se nos da rienda suelta a la hora de adquirir armas y accesorios para las mismas -. Además, dicho campamento ofrece varias secciones que podrán mejorarse siempre y cuando tengamos los recursos suficientes. Las mejoras que efectuemos afectarán positivamente a los diferentes personajes y a sus clases: Heater (Reconocimiento), Aidan (Ingeniero/Tanque), Grant (Táctico/Estratega) y Maya (Apoyo). El equipamiento que tiene cada uno de esos personajes lo podremos ir variando a nuestro gusto, ya que al fin y al cabo lo único que nos interesa, el elemento diferenciador y único de cada uno, reside en las habilidades que poseen.



También disponemos de una sección donde podremos ver nuestro inventario común y decidir que hacer con esos objetos: reciclarlos, equiparlos o mejorarlos. Pero eso no es todo, ya que conforme vayamos avanzando en la historia iremos encontrando nuevos supervivientes que irán uniéndose a nosotros para luchar a nuestra causa.

Las misiones no son nada de otro mundo, pero entretienen

La primera misión que pudimos llevar a cabo en esta relativamente final etapa del desarrollo fue la de defender nuestro campamento de caminantes. Para poneros en situación, se trataba de un campamento con varios niveles de alturas (sótano, ático y bajo), lo cual siempre viene bien cuando se trata de jugar de forma táctica. En él pudimos encontrar puntos en los que había munición, además de materiales que podían recogerse para reparar o crear objetos como vendas, cócteles molotov, etcétera. En dichos puntos los recursos iban apareciendo cada cierto tiempo, por lo que no habría de preocuparse del abastecimiento de los mismos. También cabe destacar que., al margen de lo comentado, pudimos encontrarnos con misiones de defensa en las que podíamos poner trampas y barricadas; un elemento un tanto curioso que por contrapartida, era algo ineficaz en ocasiones, pues no podíamos situar esos obstáculos donde quisiéramos, sino únicamente donde el juego nos lo permita.


OVERKILL's The Walking Dead
OVERKILL's The Walking Dead

Ahora bien, hasta donde he podido jugar yo he visto que el juego tiene dos modos de defensa: la defensa de las tres entradas y la defensa de recursos. La defensa de las tres entradas se resume en un modo bastante sencillo, en el que debemos proteger las tres entradas por donde entran los caminantes y procurar tener siempre al menos una cerrada, ya que si las tres están abiertas da comienzo un temporizador que nos obliga a cerrar al menos una para seguir con la misión y no fracasar.

Por otro lado, está el modo del robo de recursos. Pues es bastante sencillo también ya que en este caso se trata de los esbirros de ‘La familia’, un clan que controla varios territorios, que tratarán de invadirnos y robar nuestros recursos. Si roban todos los puntos de recursos, perdemos y si pillamos a alguno llevándose uno, con un tiro en la nuca basta para que el recurso vuelva automáticamente a su lugar. Sencillo, ¿verdad que sí?

OVERKILL's The Walking Dead

Cuando uno de estos se nos eche encima, sobra con unos navajazos en la oreja.

Después de las defensas hay un tercer ‘modo’. El cual serían las misiones que son algo más abiertas. Pues en esas misiones, lo que tendremos que hacer será ir de un punto a otro para cumplir el objetivo, abriéndonos paso a través de multitudes de caminantes y para el colmo, de miembros de la familia disparándonos. Ese tipo de niveles, tiene ciertas partes en las que habrá que activar algo con objetos que tendremos que encontrar, etc. Vamos, un factor bastante común en juegos de supervivencia con etapas de mundo semi-abierto.

Partidas sin prisa, pero sin pausa

Las partidas son como un paseo si ya somos unos veteranos en el género. Con estar atentos al indicador de zombies cercanos, sobra para cumplir una misión con éxito sin demasiado esfuerzo. Siempre y cuando aprovechemos las balas y echemos una mano a los compañeros caídos, se puede decir que las misiones de defensa son coser y cantar, pero repito; siempre y cuando aprendamos a manejarnos bien por el juego en general. Saber defendernos tan bien a las pocas horas de comenzar nuestras andaduras por este páramo puede volver el juego algo aburrido con el tiempo, por lo tanto es mejor si jugamos en buena compañía, con tal de combatir esa negatividad. Ese detalle de poder fabricar objetos mientras estamos escondiéndonos de unos zombies o desplazándonos sin necesidad de una mesa de fabricación o taller también ayuda, rompiendo el esquema clásico de juego, pero he de decir que, tal y como está implantado actualmente, tampoco es para tirar cohetes.


OVERKILL's The Walking Dead
OVERKILL's The Walking Dead

Entre los zombies que nos atacan, hay algunas clases que son ya bastante típicas de ese tipo de juegos. Está el típico caminante grande y gordo que escupe toxinas y explota si le damos el plomo suficiente. Después también hay un muerto viviente bastante majo, que lleva blindaje militar y al cual tendremos que quitarle primero el casco a tiros para poder eliminarlo. Vamos, nada que no se haya visto en títulos como Killing Floor, Dead Island o Left 4 Dead.

Hay pros, pero también hay contras

Overkill’s The Walking Dead, es un juego que no aporta nada nuevo. Tiene un argumento que no es lo que más nos importe durante la aventura (al menos esa es la impresión que me ha causado este trozo del modo historia de la beta). Lo que realmente nos interesa es aparecer en el nivel y comenzar a cargarnos zombies o en su defecto bandidos humanos, y conseguir recursos para mejorar y adquirir objetos o accesorios. Gráficamente el juego cumple bastante bien, pero no podemos decir que sea una obra maestra. Las animaciones quedan en un suficiente de nota, pero en los momentos donde hablamos con algún superviviente, lo único que se le mueve es la boca (a parte de mostrar expresiones faciales o mover los ojos). En este caso, lo primero que se me había pasado por la cabeza fue algo como ¿esta mujer tiene una parálisis facial, o es porque han ido corriendo con las animaciones para poder sacar la beta?. Sea como sea, entiendo que es algo puntual, pero, desde luego, no habla demasiado bien del vidoejuego.

OVERKILL's The Walking Dead

Como podéis ver, la gente ya le está dando mucho amor al juego, incluso en el chat.

Uno de los inconvenientes que habría que corregir de cara al estreno final sería, por ejemplo, ‘el síndrome de disparo omnisciente’ bien conocido de Far Cry 2. O sea, hay enemigos que están girados y en un principio no deberían poder verte, pero aun así se ponen a efectuar disparos en tu dirección mientras su cañón está dirigido en otra dirección muy distinta. Y además de eso, el daño que hacen algunos enemigos es abrumador y fastidia bastante cada vez que pasa. Por ejemplo, llega un momento en el que estás tú solo contra un grupo de cinco o seis mercenarios y aunque ellos caigan de dos disparos cada uno, a ti con tal de darte uno, en algunas ocasiones te dejan a 1/3 de vida y es algo muy frustrante. Ya no estamos hablando de jugar de forma táctica para no resultar heridos o cualquier otra cosa, es que ese detalle tan decisivo debería de equilibrarse un poco mejor antes de que el juego llegue a su etapa ‘gold’.

Una experiencia común y accesible que no aporta nada nuevo, pero que tampoco resta

A falta de probar la versión final del mismo, Overkill’s The Walking Dead se me antoja, parafraseando un capítulo de la mítica Aquí No Hay Quien Viva, como “un juego de los del montón… pero de los del montón bueno“. Si te gustan títulos como Left 4 Dead o Killing Floor, creo que estamos ante una obra que te mantendrá pegado a la pantalla durante bastantes horas. Y esas horas podrían incluso duplicarse, y disfrutarse en demasía, si se emplean acompañadas de un par de cervezas y de amigos con los que puedas comunicarte vía voz. Para utilizar el chat de texto, desde luego, no habrá tiempo, y es que ya están aquí…

1+