Comienzan las rebajas de primavera de esta temporada

El pasado jueves 22 de marzo Nintendo dió el pistoletazo de salida a sus Spring into Action Sale, o, en otras palabras, a sus ofertas de primavera para Switch y para la familia de consolas 3DS. Estos descuentos, que se darán por concluídos el próximo jueves 5 de abril a las 23:59h, comprenden una amplísima biblioteca de 140 títulos, que se pueden adquirir a un 10%, 20% o 30% de su precio original.

Muchas de estas propuestas cuentan con un corte independiente, o están más que amortizadas por parte de Nintendo (como es el caso de The Legend of Zelda: Ocarina of Time 3D, que no por ello deja de ser un must-have), pero, no obstante, también podemos encontrar aventuras muy recientes como DOOM o Monster Hunter Stories. Así, antes de ponerme a rajar como un condenado, os dejo algunas de las que me han parecido más interesantes bajo estas líneas, no sin antes destacar que podéis descubrir la lista completa de descuentos aquí:

Nintendo Switch

  • ARMS – Antes €59.99 Ahora €39.99
  • DOOM – Antes €59.99 Ahora €39.99
  • L.A. Noire – Antes €49.99 Ahora €37.49
  • The Elder Scrolls V: Skyrim – Antes €59.99 Ahora €39.99
  • Super Bomberman R – Antes €49.99 Ahora €24.99
  • Rocket League – Antes €19.99 Ahora €14.99
  • FIFA 18 – Antes €59.99 Ahora €29.99

Nintendo 3DS

  • Xenoblade Chronicles 3D – Antes €44.99 Ahora €26.99
  • The Legend of Zelda: Ocarina of Time 3D – Antes €19.99 Ahora €11.99
  • Monster Hunter Stories – Antes €39.99 Ahora €23.99
  • Monster Hunter 4 Ultimate – Antes €44.99 Ahora €22.49
  • Monster Hunter Generations – Antes €44.99 Ahora €22.49

Al César lo que es del César. Entre todo el catálogo ofertado, lo cierto es que existen propuestas como Monster Hunter 4 Ultimate que presentan un precio, cuanto menos, tentador. Sin embargo, estamos ante un catálogo de rebajas conformista, que mantiene la línea de Nintendo, alejándose completamente de los demenciales descuentos de la competencia y contando con un valor que sigue sin ser lo suficientemente atractivo como para atraer a un sector del nuevo público; a una parte de esos jugadores que no están especialmente interesados por un juego en concreto, pero que, al verlo tan barato, no pueden resistirse a hincarle el diente.

Sin ir más lejos, L.A. Noire, pese al poco tiempo que lleva disponible para la consola híbrida, puede encontrarse actualmente por unos 26€ en tiendas como Amazon o Alcampo, mientras que ARMS yo mismo lo compré de segunda mano por menos de 30€ hace cuestión de semanas. Nos encontramos, así, ante una situación sorprendentemente común durante estos últimos años, y es que, por norma general, las versiones físicas de los juegos se pueden encontrar más baratas que sus respectivas ediciones digitales, tratándose del mismo producto, y perdiendo ésta última versión el factor ‘coleccionista’ en pos de la usabilidad.

Bien es cierto que, según para qué usuarios, el hecho de comprar online puede ser más cómodo que la típica recogida en tienda, pero a la hora de hablar de Nintendo no existe justificación posible, ya que, como recordaréis, los juegos físicos no necesitan instalación, mientras que los digitales sí que precisan de espacio en la consola y/o en nuestra tarjeta SD. Un factor diferencial donde los haya, sin lugar a dudas, que debería de verse compensado con precios más llamativos por parte de la eShop.


Es una realidad. Los usuarios de PlayStation 4 y de Xbox One cuentan con muchos más juegos en su haber que los poseedores de una consola de Nintendo – y mejor ni hablemos de los de usuarios PC. Y ya no solo es por el hecho de que, a través de ciertas prácticas ilícitas, puedas comprar los juegos a medias con un amigo, sino porque Sony y Microsoft han logrado ponerse las pilas en esta generación, ofertando centenares de auténticos juegazos a precios de saldo. Nintendo nunca ha seguido esta vertiente – en parte, porque siempre han jugado en otra liga en lo que a catálogo se refiere – y sabemos que, si siguen su estrategia, difícilmente cambiarán de parecer a lo largo de esta generación. Y lo cierto es que es una táctica que les está funcionando la mar de bien en cuanto a números, sí, pero que, con tal de ofrecer su producto a la mayor cantidad de jugadores posibles, creo, firmemente, deberían de reformular.

+1