CD Projekt parece estar fuera de la ecuación, en cualquier caso

Desde que se anunciara la compra de varios estudios como The Iniative, Undead Labs, junto a la absorción de Playground Games y Ninja Theory, además de Compulsion Games, por parte de Microsoft en el año 2018, su estrategia de ampliar su base de creativos para poder competir de tú a tú con Sony de cara a la siguiente generación. Ahora, con Xbox Series X ya anunciada y con fecha de lanzamiento orientativa, es momento para los de Redmond de comenzar a preparar la recogida de los frutos de su inversión. ¿O ampliarla?

Según ha declarado Borys Nieśpielak, director de la película “We are alrigth” en su último podcast, en el que habla de desarrollo independiente, Microsoft habría estado tanteando la situación de varios estudios polacos de cara a añadirlos a Xbox Game Studios. La industria en el país de Europa del Este siempre ha sido puntera, y no es de extrañar que la compañía norteamericana quiera intentar pescar allí, y aunque los pretendidos suenan muy apetecibles vistos desde fuera, no todo son ventajas y facilidades. En primer lugar, el estudio polaco que a todos se nos viene a la cabeza, CD Projekt RED, parece quedar fuera de toda posibilidad por el coste económico que supondría (aunque por otro lado sería una opción muy bonita si implicase la llegada de GOG bajo el brazo, manteniendo su funcionamiento actual, claro está, pero con el poder de Microsoft para negociar licencias y dar más recursos) no solo la adquisición, sino también hacer exclusivos lanzamientos del calibre de Cyberpunk 2077, o los que lleguen en el futuro.

Pero no todo se reduce a los creadores del videojuego de The Witcher, también podemos encontrar a Techland (Dead Island o Dying Light), o en el plano más independiente, 11 Bit Studios (responsables de Frostpunk, entre otros proyectos), pero a falta de más información, intentar aventurarse a adivinar cual será el elegido por la marca es poco menos que imposible. Lo que sí podemos hacer es ver que Microsoft ya no parece seguir únicamente la estela de Sony a la hora de disponer de estudios para crear exclusivas para sus sistemas (ya no solo su consola, sino también para Windows), sino también la de Ubisoft, por crear una red a nivel mundial de estudios que, si fuera necesario, podría cooperar entre sí para elaborar AAA en menos tiempo, o darles más margen para ser pulidos.

A la hora de la verdad, el (o los) nombre(s) que salgan a la luz son lo de menos, pues en pocas ocasiones se ha apostado por estudios que finalmente no son capaces de proveer algo, sino que es la intención de Microsoft de seguir ampliando su cartera. Y, teniendo en cuenta que esto implica nuevas adiciones a Xbox Game Pass, queda por ver en qué situación estarán los estudios que queden fuera del control de Microsoft, así como los indies (especialmente aquellos fuera del programa ID@Xbox) a nivel de apoyo, especialmente con la prioridad que han abrazado otras plataformas como Nintendo Switch.

2+