Tiempos de cambio

Como bien recordaréis, el pasado mes de noviembre tuvo lugar la presentación oficial de Moira, el último personaje en sumarse al plantel de luchadores del archiconocido hero shooter de Blizzard. Desde su lanzamiento en 2016, Overwatch no ha dejado de sumar contenido mes tras mes, nutriendo de escenarios, modalidades y equilibrios a una exitosa propuesta a la que todavía le queda mucho camino por delante. Analizando el apoyo mostrado por la desarrolladora desde el día uno, y considerando el tiempo que ésta llevaba a la sombra, era de esperar que, más temprano que tarde, comenzasen a surgir los primeros rumores sobre la próxima incorporación a la plantilla.

En el día de hoy, la información nos llega de parte de los chicos de Overwatch Central, quienes han tenido la oportunidad de hablar largo y tendido con Jeff Kaplan, director del título. Aunque todavía no se han desvelado detalles sobre el aspecto del personaje, el rol que éste tendrá en batalla o las habilidades de las que hará uso en el terreno de juego, Kaplan ha descrito la inminente inclusión como “un verdadero cambio en el meta del juego”. Asimismo, el desarrollador ha cedido al equipo otros datos de sumo interés, pero que no trataremos en esta publicación, por lo que, por si estáis interesados en saber más sobre el título, os dejamos el vídeo completo a continuación:


Un gran poder conlleva una gran responsabilidad

Ante esta noticia, la red no ha tardado en llenarse de comentarios por parte de la comunidad, que verdaderamente demandaba este cambio y se mostraba ilusionada al respecto. Introducir un personaje como Sombra, capaz de poner barreras a los enemigos de formas que no habíamos visto antes, o como Doomfist, cuyo enfoque cuerpo a cuerpo no había sido debidamente explotado hasta su llegada, podría cambiar la forma en la que entiende el juego la comunidad actual, contando con el extra de que, colateralmente, una gran parte de los antiguos jugadores podrían volver a la entrega, invadidos por la curiosidad. Sin embargo, ¿es esto lo que verdaderamente necesitamos?

No quiero ser vinagre ni bajar vuestras expectativas más de la cuenta, en el caso de que seáis aficionados o estéis particularmente interesados en la próxima gran actualización que llegará a la entrega. Nada más lejos de la realidad. Pero sí quiero recordar que, como ya sufrimos en nuestras propias carnes en el pasado, cambiar el meta de la noche a la mañana no siempre es buena idea.

Cambiar el meta implica grandes cambios. Y cambios muy positivos, sí. Pero en una propuesta de estas características, las modificaciones así son sinónimo de nuevos problemas, en la gran mayoría de las ocasiones. Supongo que todo es cuestión de gustos y de perspectiva, pero, al menos a mi parecer, cuando Overwatch llegó a nuestras tiendas por primera vez estaba perfectamente equilibrado. No obstante, la llegada de nuevos héroes acabó decantando la balanza hacia ciertas situaciones más de lo esperado (lo que, de paso sea dicho, ayudó a proliferar la formación competitiva 2-2-2, que aún se mantiene a día de hoy).

De momento, eso sí, solo nos queda esperar a que Blizzard realice una presentación oficial para comprobar por nosotros mismos si realmente este posible personaje de defensa – y esto último únicamente son conjeturas propias – será tan diferenciador como promete. Son tiempos de cambio, para lo bueno y para lo malo, y no dudamos de que esta innovación le vaya a hacer mucho bien al hero shooter del estudio californiano. Porque, como nunca nos cansaremos de repetir, en Blizzard saben hacer las cosas, y saben hacerlas como es debido. Y porque con el paso de los meses, y ante la ausencia de novedades, toda propuesta, por buena que sea, acaba perdiendo interés, y Overwatch lo necesita ahora más que nunca.

2+