Un clásico en la palma de la mano

Flashback es uno más de esa lista de juegos que no me explico por qué no lo conocía hasta ahora. Me encantan los juegos antiguos y siempre intento buscar aquello más de nicho o que dejó una huella importante en su época. Su estilo gráfico y animaciones son muy característicos, así como su temática, presentación y temas que trata. Su estética y mitología tampoco pueden pasar muy desapercibidos y, con todo esto, nunca me lo había cruzado. Miento, sí que me lo había encontrado en forma de GIF por Twitter, pero por alguna extraña razón no seguí investigando al respecto. Me alegro de haber tenido oportunidad de probarlo en esta nueva edición para móviles, aunque hay que tener en cuenta que, por muy maravilloso que sea, trasladar el formato a este dispositivo conlleva ciertas concesiones.

Flashback salió allá por 1992 con versiones para distintas plataformas en los años siguientes. Nos vino de mano de Delphine, empresa que cayó en bancarrota en el año 2002, aunque esto no impidió la creación de un remake del mismo que dejó mucho que desear en la pasada generación y los ports por el 25 aniversario en Switch, PlayStation 4 y móviles, siendo esta última la versión que voy a analizar (en este caso de SFL Games). Fue adelantado a su época por diversos motivos, siendo los más notables sus animaciones y su historia. De lo segundo no voy a hablar mucho porque es algo que hay que descubrir por uno mismo, pero lo primero es una maravilla. Otro juego de plataformas que también se manejaba en este ámbito de fluidez en el movimiento era Prince of Persia (1989), aunque Flashback utilizaba métodos de captura más sofisticados.

El movimiento en Flashback es sorprendentemente fluido y orgánico incluso a día de hoy, con unas animaciones que son para enmarcar. El manejo es una maravilla y responde a la perfección a las acciones que quieres realizar. Hay dos formas de moverse gracias a esta nueva edición de móviles: deslizando el dedo o con botones en la pantalla. La primera opción es algo regulera para mi gusto, ya que cuesta un poco acostumbrarse a cómo hacer cada cosa, así que como soy un tiquismiquis he acabado jugando con los botones. Al final, resulta la opción más fiable, ya que teniendo una ingente cantidad de movimientos disponibles es mucho más orientativo. Esto no quita que alguna que otra vez me haya visto perdido a la hora de avanzar al no saber llegar a una cornisa, pero por suerte podemos acceder a un menú adicional con los movimientos explicados.

Hay una gran variedad de opciones a la hora de movernos: podemos dar un salto corto, salto largo, colgarnos de una cornisa, bajar de ella… Es una sensación de libertad de movimiento bastante parecida a la de Super Mario 64, con ese rango de oportunidades que nos brinda, y aunque a veces es un poco tosco al enlazar animaciones da un resultado brillante. Asimismo, el juego nos planteará una serie de retos a la hora de avanzar en la trama e ir descubriendo cuál es nuestro objetivo, siendo algunos de ellos enemigos con muy mala baba pero que nos obligarán a aprendernos sus modos de ataque únicos para cada tipo y puzles muy simples de encontrar una llave para tal puerta esquivando un láser.

Ahora viene lo bueno: ¿qué nos trae Flashback como nuevos agregados respecto a la versión original? Para empezar, la opción de rebobinar tras morir, lo cual es un alivio y ahora explicaré por qué. Junto a esto vienen tres modos de dificultad basados en esta nueva mecánica, que consiste en un pequeño rebobinado tras la muerte, eligiendo un punto de reaparición. Sin embargo, encontraremos diversos puntos de guardado alrededor del mapa. También tenemos dos opciones de juego distintas: la retro y la moderna. En la retro jugaremos sin rebobinados, sin filtros visuales ni sonoros de ningún tipo y sin tutoriales ni ayudas (como se jugaba en la época, en otras palabras). En el estilo “moderno”, tendremos toda esta clase de ventajas junto a la opción de ir cambiando los filtros, hasta el punto de poder jugar tal y como se veía en la época, pero, por ejemplo, cambiando entre vida regenerativa o sin ella o que nos marquen los objetivos, incluso que nos resalten los objetos que podemos coger. Todo es adaptable a como prefieras jugar, y la verdad es que es un alivio y se agradece tener este rango de opciones a nuestra disposición.

Ahora viene la parte más complicada, y es el rendimiento, ya que cada dispositivo móvil es completamente distinto. He tenido un serio problema de rendimiento jugando con filtros puestos, hasta el punto de que se hacía cercano a insoportable por lo lento que se mueve todo, y aún conectado a la corriente eléctrica la batería seguía bajando. Mi móvil es de gama media, así que pensaba que no tendría problema al jugar a un juego de 1992 con un par de filtros puestos, pero por desgracia no ha sido así. También hay un problema con que sea un juego de móvil, y es que a los jugadores más casuales les puede echar un poco más para atrás por el hecho de que no puedes cogerlo, estar 5 minutos y listo; al ser una aventura pensada para otra plataforma más “estática”, el tiempo que hay que dedicarle de corrido puede ser un poco agobiante para algunos. En mi caso, no tengo problema ya que estoy acostumbrado a este tipo de juegos, pero el hecho de que no puedes guardar siempre que quieras y el riesgo a perder todo el progreso es algo que está ahí. De igual forma y como he comentado antes, existen versiones para otras plataformas (entre ellas Nintendo Switch, cuyo análisis podéis leer aquí) y que pueden adaptarse más a vuestras necesidades para disfrutar de este título.

Los años a veces no importan

Mi veredicto es que Flashback es uno de esos juegos que me han obligado a probarlo en su versión original ya no solo para comparar versiones, sino para comprobar que efectivamente sigue casi igual de fresco que la primera vez. Me he encontrado un juego que me transmitió lo mismo que cuando jugué Half-Life por primera vez hace un par de años (salvando las distancias): un juego que pese a sus años sabe mantener el tipo y se mantiene airoso. Es un juego que recomiendo no solo por los temas que trata sino por la forma en la que los hace, siendo una excelente aventura y un plataformas de sobresaliente.


Este análisis se ha realizado gracias a una clave para la versión de Android cedida por ZeroUno Games

1+