Un cambio radical en el estudio

Hace dos años The Astronauts, los creadores de The Vanishing of Ethan Carter, nos sorprendieron con el anuncio de un videojuego con un enfoque muy diferente de su anterior videojuego de Walking Simulator. Witchfire es un shooter propiamente dicho ambientado en un mundo decadente, medieval y sombrío con una jugabilidad ágil que recuerda a títulos como Doom, Painkiller o Wolfenstein. El tráiler de revelación ya supuso todo un alarde en cuanto a calidad gráfica y artística que nos dejó con ganas de conocer más. Desde entonces, oficialmente, no sabíamos nada de este proyecto.

The Astronauts ha publicado un gameplay de tan sólo 12 segundos, suficiente para reconocer su jugabilidad, que toma elementos de Bulletstorm y que transmite unos movimientos muy parecidos a Painkiller. Y ésto último no es casualidad, ya que algunos de los integrantes del equipo trabajaron en ese proyecto cuando se encontraban en People Can Fly. Este gameplay, presentado en formato de diario de desarrollo, promete ser el primero de otros tantos que nos irán desvelando poco a poco más detalles de su jugabilidad.

El movimiento será clave en el videojuego

La dirección artística de Witchfire es, cuanto menos, reseñable, encontrándose a la altura del anterior proyecto del estudio.

Este pequeño gameplay ha sido más que suficiente para tomar los conceptos principales del videojuego: disparos, fuego, brujas, no-muertos, habilidades y mucho, mucho movimiento. De ahí, se entiende la faceta Bullet Hell o Bulletstorm del juego, donde si es tan exigente como otros títulos de ese subgénero, pondrá a prueba nuestras habilidades como jugador. Podría tomar recursos y presentaciones propias de juegos como Warhammer: Vermitinde 2, ya que posee una estética similar, muy enriquecedora, y un gran potencial como juego cooperativo. Aunque es difícil saberlo.

Todavía queda por conocer muchos detalles de Witchfire y veremos si los chicos de The Astronauts serán capaces de innovar en el conjunto de sus mecánicas. A día de hoy, los cooperativos no gozan de buena salud y los antecedentes del estudio pueden inclinar más la balanza hacia un juego más lineal y narrativo de lo que esperaríamos en un Bulletstorm.

Desconocemos también si la progresión será única o tomará elementos roguelites. Si estamos en lo cierto y este nuevo gameplay abre camino para nuevas informaciones, pronto sabremos más detalles al respecto. El juego de por sí luce muy bien ya que utiliza el motor gráfico Unreal Engine 4 y una tecnología de fotogrametría para poder escanear objetos en 3D (utilizado también en The Vanishing of Ethan Carter), consiguiendo así una calidad visual inigualable y una apariencia muy realista y natural. Lo que esclarece porqué este juego tiene una pinta tan estupenda y gratificante. Algo que sin duda, suscitará el interés por cualquier jugador que disfrute con los shooters de este nivel visual. De momento, no hay fecha de lanzamiento para este juego y tocará esperar, pero todo apunta a que es posible que esté listo para el 2020.

0