Una puerta abierta a nuevas empresas

Mucho ha llovido desde aquel 1977 en el que nació Star Wars. La obra de George Lucas, que marcó un antes y un después en el mundo del cine, sigue cosechando éxitos, y vuelve a estar más presente que nunca gracias a fenómenos como el de la última trilogía o el de la serie The Mandalorian; fenómenos que han hecho pensar a la productora Lucasfilm sobre si ha llegado el momento de establecer ciertas bases en el mundo del videojuego, un sector capaz de generarle beneficios nada desdeñables, como así han demostrado propuestas de gran calibre como los de la serie Battlefront. Con su último movimiento, Star Wars y el videojuego no hacen más que profundizar en su bonita amistad.

Disney, la propietaria de los derechos de la IP intergaláctica, ha confirmado el nacimiento de Lucasfilm Games, un sello que acogerá a todos los juegos con la etiqueta Star Wars a partir de ahora, independientemente de la desarrolladora que se encuentre a su cargo. Para que un título mínimamente relacionado con la serie se comercialice, así, deberá de contar con la aprobación de Lucasfilm Games, lo que abre la puerta a que nuevas empresas puedan sumergirse en el universo regido por La Fuerza. 

Hasta ahora, Disney contaba con un contrato de exclusividad con Electronic Arts para el desarrollo y publicación de videojuegos, cediéndole a estos los derechos por última vez en 2013; gracias a tal acuerdo, a lo largo de la última década hemos tenido obras tales como Star Wars Battlefront, Star Wars Jedi Fallen Order o el más reciente Star Wars Squadrons. Pero como era de esperar, nada es para siempre, y conforme se acerca la fecha de finalización del contrato, Disney parece más interesada en expandir sus posibilidades fuera del imperio EA en pro de aprovechar el gran momento que vive con esta saga y abrirse a un mercado más amplio.

Si de algo saben los chicos de Disney es de cosechar éxitos, y, como era de esperar, y dado que la licencia Star Wars es suya, son los principales interesados en que la marca llegue por los diferentes canales de la mejor manera. Con la llegada de Disney+, la IP vuelve a pasar una época dorada. Si algo les (y nos) enseñó el hecho de que las últimas películas fuesen un tanto criticadas es que resulta conveniente el hecho de no limitar o relacionar estrechamente el éxito de la licencia con el mundo del cine; así, crear Lucasfilm Games abre la puerta a que el gran universo de Star Wars llegue a nuestras consolas con propuestas muy, muy diferentes a las hasta ahora vistas.

Star Wars

Star Wars Jedi: Fallen Order fue todo un éxito, y un título muy bien acogido por los fans intergalácticos, que además dejaba la puerta abierta a una posible secuela.

Si pretende mantener su exclusividad, Electronic Arts tendrá ahora que ponerse el mono de trabajo (además de soltar una buena pasta, como no podría ser de otra manera), pues dada la especial viralidad de una marca que siempre fue relevante resulta algo inocente pensar en el interés de una exclusividad por parte de Disney, más aún cuando a sus puertas lleguen centenares de propuestas interesantes y de mucha calidad. Nuevos competidores llegarán justo en el momento en el que el pastel salga del horno, y Electronic Arts necesita estar bien preparada para ese momento.

Por supuesto, nada de lo comentado más allá del anuncio de la marca ha sido confirmado oficialmente, pero lo que esta claro es que si Disney se ha molestado en crear esta nueva etiqueta para sus juegos es porque planea escuchar nuevas ideas de un sector que puede ofrecerle muchos grandes éxitos. 

+2