Ya es jugable en PS4, según el propio Hideo Kojima

Hay muchos usuarios de la industria que no le quitan un ojo de encima al siguiente proyecto de Hideo Kojima, ya sean jugadores o personas del mundo de la prensa. Para todos aquellos fans de este desarrollador y que quieren saber toda la información de este proyecto hay noticias frescas, ya que se ha anunciado que Death Stranding alcanza una fase crítica en su desarrollo, a la que el creativo japonés se ha referido a esta como la parte en que su juego comienza a coger forma. Primero un concepto básico de la industria que está relacionado con la noticia, ya que, para aquellos que no lo sepan, durante un desarrollo se suele trabajar por equipos dentro del mismo estudio que se encargan de desarrollar diferentes secciones o segmentos del juego.

De esta forma se trabaja de manera paralela en múltiples componentes como se haría en la cadena de montaje de un coche. Una vez el título está bastante avanzado y estas partes ya tienen algo más o menos palpable se unen para ver si el título funciona como debería. Esta es la fase a la que Kojima ha llamado fase crítica del desarrollo. En esta se prueba si los niveles si los niveles fluyen correctamente, si el ritmo del juego es el apropiado para lo que se quiere conseguir, si las mecánicas se implementan bien, etc. Aunque en esta fase a Death Stranding aún le queda un trabajazo artístico y de desarrollo bastante grande, ya es por primera vez jugable en una consola.

Y es que Kojima no se ha quedado en decir esto, ha afirmado que Death Stranding ya funciona de forma nativa en PlayStation 4 y, por lo tanto, podemos intuir que el título llegará antes del fin de esta generación y no lo aprovecharán para vender la siguiente, aunque tampoco puede quedar descartado. Estas declaraciones, por más que no nos dejen una fecha de lanzamiento palpable para cumplir los sueños húmedos de los fans de este desarrollador, sí que dejan ver que podría anunciarse en poco tiempo. Se rumorea que el próximo State of Play tiene bastantes papeletas para ser el que nos acabe dando el ansiado día. De esta forma sería una de las mejores maneras de comenzar con este servicio de videos de Sony y es que esta empresa sabe bastante de marketing.

Kojima ha querido dar esta información vía Twitter con estas declaraciones:

Todavía no está en el momento de depurar y eliminar errores, pero está en la fase de unir todas sus partes para que formen un juego

Además, ha indicado que esta fase la considera crucial para los videojuegos, ya que ahora el juego comenzará a buscar fallos y poner a prueba los cambios que se lleven a cabo gracias a ser jugable en la consola. Y es que cualquier información de este juego es poca ya que la comunidad que lo está apoyando siempre está sedienta de más sobretodo porque Kojima viene de la saga Metal Gear Solid y tiene una gran presión sobre su espalda. También otra cosa que añade expectación al juego son los trailer que muestra el desarrollador sobre este, en los que se muestran escenas, suponemos que cinemáticas del juego, que enseñan poquísimo, normalmente al protagonista interpretado por Norman Reduus o a los enemigos que se va a enfrentar. Además como se ven estas escenas es lo que le añade importancia, parece tan real la cara del protagonista y las imágenes que muestra que es imposible que por lo menos no impresione a los usuarios. Y es que eso se ha convertido en una tendencia no solo en los juegos de Kojima sino no la industria de los videojuegos sobretodo aquellos que cuentan una historia.

Si revisamos un poco la historia reciente del medio, podemos ver una clara evolución gráfica de los primeros juegos de Metal Gear Solid o sin ir más lejos, God of War a sus lanzamientos recientes. No hablo de resolución y calidad de imagen, sino de la misma intención de los desarrolladores. Por esto digo que si nos fijamos un poco podemos ver que la tendencia es como no acercar las historias de os videojuegos al cine, al realismo y sobretodo a la intención de absorber al usuario con lo que está viendo. Una evolución más que considerable, ayudada además por el uso de actores, y para darse cuenta del salto solo hace falta ver a Willem Dafoe y a Ellen Page en Beyond: Two Souls. Esperemos que nos quedemos con la misma impresión al ver a Norman Reduus en Death Stranding.

5+