Nos lo merecemos

Los consumidores somos estúpidos, y las empresas lo saben. Hemos tenido tres sucesos en estas semanas bastante interesantes y que definen muy bien las distintas jugadas que se llevan a cabo para amasar hasta el último céntimo de nuestro bolsillo: el lanzamiento limitado de Super Mario 3D All-Stars, los anuncios excesivamente invasivos de UFC 4 y, como colofón, la actualización inesperada de Control. Son tres estrategias distintas realizadas por empresas distintas, y que nos deberían grabar en la cabeza de una vez por todas que no les importas nada y que el fanatismo solo lleva a que se salgan con la suya.

Xbox Series X

Ojito con la nevera

Comencemos por Control. Nos encontramos a un par de meses del lanzamiento de las consolas de nueva generación, la cual va a estar marcada más en el refinamiento y la optimización de lo ya creado que en un avance meramente técnico. Una de las mejores jugadas que ha realizado Microsoft para que compres su consola es la integración de Smart Delivery, con la que podrás jugar a una versión mejorada tanto en lo visual como en el rendimiento de juegos que ya tengas para Xbox One. Por supuesto, queda a gusto del desarrollador implementarlo o no. El caso es que Sony no tiene siquiera preparada una retrocompatibilidad total con los juegos de PS4, por lo que queda aún más a cargo de los estudios cómo implementar dichas actualizaciones si quieren hacerlas. Un ejemplo de esto es The Witcher 3, que saldrá para las nuevas consolas con todas las expansiones y mejoras, y que podrás recibir esa versión actualizada si tienes el juego de PS4 o Xbox One, ya sea la versión normal o con las expansiones.

Sin embargo, para Control han decidido tomar otro camino: alegando la imposibilidad técnica, solo tendrán esa versión para PS5 aquellos que hayan comprado la Ultimate Edition en PS4. Esto que causó revuelo en su día cuando se anunció ahora ha desatado un tornado, ya que, por alguna extraña razón, durante unas horas se pudo actualizar la versión Deluxe del juego a la Ultimate. Ambas tienen el mismo contenido, pero solo una da paso a la versión de nueva generación. Por supuesto, todo se trataba de un error y la actualización ya ha sido eliminada. Una mentira como una catedral solo para vender unas pocas copias más. La reacción de la comunidad está más que justificada, y es que el consumidor tiene su límite. Las empresas van a probar siempre, una y otra vez, como poder seguir tensando la cuerda, y que si estalla que sólo te de a ti.

EA también ha llevado a cabo esto a través del juego de lucha UFC 4, el cual tras un mes de su lanzamiento empezó a poner publicidad a pantalla completa en las repeticiones de los asaltos. Aunque la publicidad ya ha sido eliminada (más información en el margen derecho), es un claro ejemplo de la búsqueda de un resquicio por el cual seguir sacando dinero, porque todos sabemos que no ayuda en ningún sentido a mejorar la calidad del título de ninguna forma. Es meter la patita, a ver si cuela.

Y luego está Nintendo.

Super Mario 3D All-Stars

Mi reacción al ver el Direct del 35 Aniversario de Mario

Voy a dejar muy clara mi opinión al respecto y sois libres de insultarme por Twitter: comprar o reservar en alguno de los formatos Super Mario 3D All-Stars es de ser estúpido. Estamos hablando de juntar tres juegos con pequeñas mejoras y cobrarte 60 euros por ello. La excusa de que son tres juegazos no me sirve de nada, porque no se han molestado siquiera en meter el mejor plataformas que se ha hecho nunca, Super Mario Galaxy 2, ni tampoco en incluir la versión de DS ya mejorada de Super Mario 64. Han cogido tres juegos, un reescalado, unas texturas un pelín mejoradas, cobrarte una media de 20 euros por título y fuera. Por si fuera poco, el juego es solo adquirible hasta finales de marzo, y las tiradas de la versión física son limitadas. Nintendo, la que se lamentaba de la especulación de sus consolas mini mientras limitaba las unidades más y más. Nintendo, la que se quejaba de la emulación, pero incluía copias pirata de sus juegos retro en Smash Bros. Brawl. Nintendo, la que sigue vendiendo Mario Kart 7 por 45 euros.

Super Mario 3D All-Stars ya está en el segundo puesto de los juegos más vendidos de Amazon, solo por detrás de Animal Crossing: New Horizons. Con eso seguro que aprenderán.

1+