Index, mejor que Inditex

El futuro de los videojuegos siempre va a ser incierto, especialmente en lo relativo a los dispositivos que utilizamos para disfrutar de los mismos. En unos meses se lanza Stadia, el sistema de Google para jugar sin necesidad de consolas u ordenadores de alta gama, pero hay algo que va todavía más allá, y que, a mi parecer, es aún más futurista, pese a que la contemporaneidad del hardware: la realidad virtual. Todos nos hemos imaginado alguna vez dentro de nuestro videojuego favorito, y las innovaciones que hay hoy en día no hacen más que acercarnos a dichos sueños. Uno de los dispositivos que más ha evolucionado, de los que más se ha hablado durante estos últimos meses y que mejor cumple esas expectativas sería el dispositivo de Valve, Index. Se trata de la apuesta de la compañía creadora de Steam para incidir en un mercado denso, pero que se antojaba saturado para muchos. No obstante, a día de hoy podemos concluir en que su primera tanda de reservas se ha agotado, superando con creces el mínimo que tenían previsto en Valve, y contrariando a todos aquellos que tildaban al hardware de moda. Cabe destacar, eso sí, que esta primera tanda estaba prevista para lanzarse el día 28 de junio, pero los que quieran reservar ahora tendrán que esperarse hasta el 31 de agosto ya que la cola de reservas es bastante larga.

Lo cierto es que esto no debería de pillar desprevenido a nadie, ya que, a pesar de su elevado precio, nos encontramos ante un dispositivo bastante completo. Index cuenta con un visor de alta calidad, que tiene cámaras HMD frontales, que busca satisfacer a aquellos fans acérrimos de los visores ajugables con tal de ofrecer una experiencia completa. Por otro lado, también cuenta con unos mandos inalámbricos, que junto a las gafas suman un precio total de 799 €, sin contar las dos estaciones base, las cuales si las sumamos se nos va a poco más de 1.000 €. El precio es bastante elevado, como podéis comprobar. Sin embargo, no es tanto por los accesorios de las gafas, sino por la comodidad que aseguran que da.

Según Valve, la razón por la que Index es tan caro es porque el dispositivo permite largas sesiones de juego sin que el jugador acabe mareado como puede pasar con otros dispositivos, dejando que el usuario se sumerja por completo tanto tiempo como desee. Esta es una de las principales características que elevan el precio, y no es algo menor: la posibilidad de largas sesiones de juego en realidad virtual es un aspecto muy positivo, sobre todo porque el resto de dispositivos no han conseguido optimizarse bien en este aspecto, por lo que Index se convierte en un serio aspirante al mejor dispositivo de realidad virtual hasta la fecha.

El problema es que, a pesar de todas esas prestaciones y optimizaciones, no es un dispositivo pensado para todos los bolsillos, y tampoco creo que cumpla todas esas expectativas, por lo que quizás sea un precio demasiado elevado. Sin embargo, si el pack completo fueran los 799€ si sería más asequible, no obstante, ese precio es solo el de las gafas y los mandos. Sin embargo, la realidad virtual en general, no está pensada para todos los bolsillos, actualmente, solo los más adinerados y con PCs potentes son los que pueden permitírselo, por eso no me termina de convencer como futuro de los videojuegos. Todos queremos experimentar los juegos de forma única, pero en una industria en la que cada vez las consolas, los juegos, y los sistemas de entretenimiento en general son más caros, se abre una gran brecha, quedando divididos 2 sectores, el de la que poca gente puede jugar a todos los juegos que quiere, y el de la gente que por poco juega a un par de juegos. Sin embargo esto ya es harina de otro costal.

1+