¿Calidad o cantidad?

Por lo visto y lo oído, Assassin’s Creed: Odyssey va a ser un videojuego notablemente más grande que su antecesor Assassins’s Creed: Origins. Esto puede significar, por ende, un salto notable a nivel de contenidos, con elementos de mayor tamaño o duración. Un ejemplo de ello es el mapa, y otro las misiones que configuran el juego. Pero en este caso solamente nos centraremos en lo segundo; de aquellas tareas que se nos irán encargando durante nuestra aventura por la antigua Grecia. Se plantea, así, un dilema: ¿habrán apostado los desarrolladores por la cantidad, por la calidad o por las dos cualidades?

Assassin's Creed: OdysseyDesde el principio, muchas personas que vieron las primeras imágenes y vídeos del juego, pensaron que Odyssey sería una especie de Origins, pero con otra temática y, por supuesto, más presupuesto. Bueno, en realidad existen varías evidencias por las que se podrían deducir teorías así, pero por otra parte se ve mucho progreso y pequeñas innovaciones que implementaron los chicos de Ubisoft. Así que, en ese aspecto, que cada jugador saque sus propias conclusiones. Igualmente, no falta mucho para la hora de la verdad.

Pero, hablando de las innovaciones, Odyssey nos permitirá elegir entre dos personajes jugables, ofrecerá un mapa gigantesco y claramente se podrá notar la presión ejercida por los desarrolladores en el carácter RPG del título. Realmente nos encontramos ante un paso que esperábamos que tuviese lugar antes o después en una saga tan extensa y conocida; un cambio, o una mejora sustancial con el tiempo. Y lo cierto es que dicha mejora también se podrá ver reflejada en la cantidad y variedad de las misiones que nos ofrecerá el juego – lo cual no es nada raro, ya que los juegos de la saga son bastante largos y siempre ofrecen una profunda historia, o, al menos, lo intentan -.

Assassin's Creed: Odyssey

Lo que sí que diferenciará las misiones de Odyssey de las demás entregas será el hecho de que habrá hasta 300 de ellas por completar. Un número bastante impactante, y preocupante a la vez, ya que muchos fans temen de la dudosa calidad o duración de estas. No parece augurarlo la nueva mecánica de las conversaciones, en las que también se podrán elegir respuestas que, dependiendo del carácter del personaje con el que estemos hablando, este podrá actuar de forma molesta, agradecida e inclusive podrá tirarte los trastos después de unas cuantas palabras bonitas. También nos ha sido asegurada, tanto la existencia de distintos finales del argumento principal, como una narración profunda y enfocada en cada personaje.

Sea como fuere, seguramente Assassin’s Creed: Odyssey será un videojuego que a más de un jugador le quitará un importante número de horas de vida. También tendremos la oportunidad de observar las maravillosas vistas de la antigua Grecia, disfrutar de una ambientación fielmente recreada y a más de uno se le habrá pasado por la cabeza rezar un rosario para que la cantidad de bugs y errores sea la más reducida posible. Personalmente, estoy casi seguro que veremos un buen juego, tanto en lo relativo a su duración como a la calidad de su guion y jugabilidad. Puede que no acabe siendo un título sobre el cual se hablará durante meses y meses, pero seguro que, de producirse una decepción, esta no llegará a los niveles de entregas pasadas como Unity. Eso sí que era un buen desafío.

4+