Centrándose en el rediseño de la fórmula

Anthem, el que se postuló como una de las grandes promesas de la industria triple A, ha recibido una actualización sobre su estado y no es precisamente por un novedoso contenido a la vista, sino por posible información sobre una futura secuela o expansión de ingentes proporciones. En la nota que han lanzado, disponible dentro del propio blog de BioWare, comienzan hablando sobre el tortuoso lanzamiento y lo que han aportado los jugadores al desarrollo, destacando desde la creatividad diseñando trajes hasta el aprendizaje y práctica del sistema de vuelo y lucha, uno de los principales puntos fuertes de la propuesta de EA.

Tras esta primera toma de contacto realizan un resumen sobre lo que ha supuesto el desarrollo del videojuego durante este primer año de vida, con sus expansiones, eventos y misiones. Viendo la situación actual del juego y habiendo recogido lo que creen suficiente feedback por parte de la comunidad (como posibles remodelaciones para el sistema completo de loot, un mejor endgame, más progresión a largo plazo, etc) han decidido dedicar un equipo completo solo centrado en lo que será el lavado de cara completo. Todavía no han concretado cómo se realizará, si será un nuevo juego, una gran actualización o una revisión, lo que sí tienen claro es que el core del juego va a cambiar drásticamente con todas las notas que han tomado, y que no será un trabajo a corto plazo, sino que se alargará por los próximos meses de manera indefinida. Este desarrollo no provocará un abandono total del juego total, sino que como se indica los eventos planeados seguirán llegando, al igual que nuevo contenido, el cual llenará el espacio hasta las futuras noticias que nos lleguen.

No estamos ante el primer caso en el que un juego decide plantarse y mirar todo lo caminado, y es que los juegos como servicio si no logran sentar de manera contundente sus bases, estas acaban temblando y hundiendo todo el trabajo si no se logra subsanar. Anthem nació en las peores condiciones posibles, con un sistema de loot roto, una campaña corta con apenas contenido al que volver, y sobre todo una hoja de ruta que llegó tarde y mal.

Este giro de 360º puede ser la última oportunidad de salvar a un proyecto de esta envergadura, con un grandioso potencial tanto en su mundo como en sus mecánicas, y con un enorme equipo con mucha calidad y años detrás, como es la famosa BioWare.

No queda claro en esta nota cuál de los caminos elegirán, si bien una hoja de actualizaciones que añadan contenido continuo, como fue el caso de No Man’s Sky, un reboot del propio juego similar a lo ocurrido en Final Fantasy XIV, donde el juego vivió una muerte y un renacimiento para alzarse entre los jugadores como nunca lo había hecho. De todas las posibilidades esta parece ser la más factible, con una escasa base de jugadores que se vea afectada, una pausa en el juego para terminar de pulir las asperezas que un reboot pueda llegar a tener, teniendo a todo el equipo en el trabajo, podría llegar a ser la opción más acertada, aunque sigue sin ser la única. A todo lo mencionado anteriormente debemos que añadirle la posibilidad de un nuevo juego; un Anthem 2 o Anthem: Next que venga a corregir los errores de su antecesor, pero obligando a pasar por caja de nuevo.

Durante los próximos meses esperamos seguir recibiendo más noticias tanto del juego como del desarrollo, pues entre otras cosas más de un desarrollador a abandonado el barco de BioWare Austin como apunta Jason Schreier en Twitter. Solo nos queda desear un desarrollo menos tortuoso y un producto más refinado (bastante más).

2+