Espacio dedicado a la Realidad Virtual

El avance de la tecnología hizo posible que pudiéramos seguir mejorando e incorporando nuevas posibilidades en la industria del entretenimiento electrónico. Claro está, que hoy en día existen muchos proyectos que han resultado ser un rotundo fracaso, pero también hay muchos otros, como la realidad virtual – que han sabido brindar una nueva era para todos los jugadores del mundo. No fue fácil el comienzo de tal tecnología, pero de seguro que valió la pena invertir tiempo y dinero para formar lo que hoy en día conocemos como VR o realidad virtual. Desde videojuegos a software interactivo, pasando por programas didácticos y presentaciones… es un gran paso en el sentido de interacción, desde luego. Y si ya estamos hablando de la realidad virtual y videojuegos, qué mejor que conectar todo eso con la feria angelina, el E3, en su edición de 2019, donde en el evento UploadVR se han presentado varios títulos e información sobre estos, dando a entender que el enfoque sobre el panorama VR debería ser algo más nítido por parte de todos.

Desde proyectos tan ambiciosos como Undead Citadel, la expansión de The Wizards, The Wizard Dark Times o After The Fall, hasta títulos con algo menos de seriedad, pero igual de interesantes como Meat Fortress o Hotel R’N’R: un loquísimo juego donde encarnaremos el cuerpo de una estrella de Rock que vuelve del infierno para llevar a cabo su venganza. Se han anunciado tantos títulos que de verdad, hay donde elegir pues como bien dice el clásico refrán – para gustos, colores o en este caso: juegos.

En total se han presentado alrededor de cuarenta títulos los cuales han mostrado brevemente su faceta en sus respectivos trailers y gameplays. A continuación os dejamos un vídeo con todas las novedades brindadas al evento por parte de UploadVR:

Desde luego el evento fue una buena idea, sobre todo para rellenar algunos huecos que ciertas marcas habían dejado entre sí. Pero no solo por eso, ya que por mucho que pueda parecer, la Realidad Virtual sigue siendo un elemento que relativamente pocos se atreven a tocar o echarse a sus hondas aguas. Lo cierto es que de cada diez producciones VR, desde mi punto de vista dos o tres son las que valen la pena. Todo lo demás carece de lógica, su precio es altísimo para lo que ofrece y sobre todo, en varias ocasiones se trata de títulos que más bien parecen demos que son abandonadas por sus creadores, o simples experimentos con la novedosa tecnología en busca de un golpe de suerte que suponga un empujón económico para el estudio correspondiente, y desde luego, la retransmisión de ayer muestra esa misma tendencia.

Por supuesto, es genial ver companías de corte más clásico como Nintendo o Microsoft (Sony, en esta ocasión, no), pero también llena mucho saber que con el paso del tiempo E3 fue abriendo sus puertas para otra clase de consolas, tecnologías y en general, sucesos que tengan que ver con la industria del videojuego, sea cual sea el volumen de negocio al que aspiran. Creo que la realidad virtual no es solo un medio más a través del cual divertirse, aunque ese sea el objetivo principal de la mayoría de desarrolladoras y productoras al respecto, sino también es una forma de crear entornos interactivos que requieran del jugador mayor atención y coordinación que en los videojuegos “tradicionales”. Y además, no tiene que limitarse a producciones al uso, sino que pueden llevarse a cabo también experiencias interactivas y otra infinidad de propuestas aprovechando las particularidades de la tecnología que ha tenido en UploadVR el mayor escaparate de este E3.