El halcón ha vuelto en toda su gloria

Por allá por el remoto año de 2005 un amigo mío llegó a mi casa con su flamante PlayStation X -sí, nueva para nosotros porque pobreza y tercer mundo- con un juego de skate con un nombre casi impronunciable para mi yo de trece años: Tony Hawk’s Pro Skater 3. ¿Un juego de andar en patineta? pensé para mis adentros, con mi reticencia de siempre frente a lo nuevo. Algo desganado acepté jugar al modo dos jugadores y, corte a un par de semanas después, y ambos estábamos viciadísimos, tratando de vencer el uno al otro en puntaje en los diferentes escenarios, disfrutando el soundtrack y viendo videos de los diferentes skaters profesionales que salían en el título. Fue tanto el impacto que me produjo dicho juego que un par de años más tarde, ya con una PlayStation 2 y al menos cinco juegos de la saga de Tony Hawk bajo el brazo, aprendí a andar en patineta. Aunque nunca pasé de hacer un ollie en movimiento o un manual o un pivote, casi a diario salía con ese mismo amigo a hacer skate.

Tony Hawk's Pro Skater 1 + 2

Imagen real del redactor tras jugar a THPS 1 + 2

Pero el tiempo no pasa en vano para nadie y ahora, si me llegase a subir a un skate y si es que de milagro lograra no caerme de bruces al suelo apenas pusiera ambos pies en la tabla, si quisiera hacer un ollie seguramente terminaría con ambos tobillos torcidos o algo por el estilo. Pero las ganas de tener un juego de skate nunca se fueron del todo, si dejé la saga Tony Hawk fue más porque comenzó a deslucir después de Project 8 -algunos dirán que fue mucho antes- y, luego, terminó desapareciendo del mapa tras un desastrozo Tony Hawk’s Pro Skater 5 que aterrizó en diversas plataformas en 2015 terminaría siendo el último clavo en el ataúd de la saga. ¿O no lo sería?

Con gran emoción pero a la vez algo de escepticismo esperé la salida de Tony Hawk’s Pro Skater 1 + 2 que, como bien indica el nombre, es un remake de los dos primeros títulos de la saga, los que para muchos son los mejores y ya que en su tiempo nunca llegué a jugarlos, ahora podría probarlos de primera mano.

Tony Hawk's Pro Skater 1 + 2

Adrenalina pura y dura

Ahora es momento de una de mis impopulares bad takes. Y es que para definir tanto el cómo es Tony Hawk’s Pro Skater 1 + 2 y el como se siente jugarlo primero debo decir que más que un juego de deportes es un collectathon. Sí, por eso advertí que sería una bad take, porque acabo de meter al último juego de Tony Hawk en el mismo saco que juegos como Super Mario 64, Banjo Kazooie y A Hat in Time. Y es que el juego está lejos de emular el cómo es andar en skate, como títulos como Sessions o Skate tratan de hacer y se centra en la diversión, en la adrenalina pura y dura de hacer combinaciones alucinantes, de desplazarse rápidamente de un lado a otro del escenario, de llegar a lugares a los que no pareciera que se pudiese llegar, de hacer grind por un cable desde un poste hasta la azotea de un edificio o por las vías del metro. Por eso, más que compararlo con simuladores de otros deportes como FIFA, creo que cabe mejor en la categoría de plataformero 3D centrado en coleccionar objetos. En este caso, en cada nivel se deberán coleccionar la palabra SKATE separadas en letras gigantes flotantes, objetos que tengan relevancia dentro del nivel, una cinta secreta y otro desafío que variará entre saltar por encima de vagabundos mágicos hasta destrozar autos de policía.

Lo importante de estos desafíos no es tanto encontrar, por ejemplo, las letras flotantes, sino el saber cómo llegar a ellas; el dónde saltar para alcanzarlas, o qué combo conectar desde un grind a otro. Pues los objetos están a plena vista en su basta mayoría, pero en más de alguna ocasión parecerán imposibles de obtener mientras no se tenga un feel del nivel y un conocimiento del cómo desplazarse por el escenario.

Si a esto le añadimos los desafíos de romper récords de puntaje que incentivarán a ir aprendiendo distintos trucos para conectar combos cada vez más complejos mientras luchamos por mantener la barra de equilibro alejada de ambos extremos y, dado que entre más se repita el mismo truco menos puntaje irá dando, se da hincapié a aprender cada tipo de truco y combinación en el mando para inflar los números lo más que se pueda y a descubrir cual skater de la amplia selección que se da combina más con el estilo de cada jugador.

Tony Hawk's Pro Skater 1 + 2

Actitud pura

Pero no solo podemos quedarnos con elegir un skater profesional que más nos acomode, pues también podremos crear el nuestro propio e ir comprándole ropa y skates ganando experiencia, subiendo de nivel y, dado que cada nivel entrega diversos puntos de estadística para ir mejorando ya sea tu personaje propio como los propios skaters profesionales, podrás impulsarte a las estrellas reforzando los puntos que más vayan con tu estilo de skating. Y así como puedes crear tu propio skater, también podrás crear tus propios niveles y jugando a la campaña de ambos juegos desbloquearás nuevos elementos para ir surtiendo tus propios niveles y así expandir aún más las horas de juego que pueda rendir el título.

La música tambien juega un gran papel en estos juegos y para los nostálgicos de los juegos originales puedo decir con agrado que no todas, pero sí al menos la gran mayoría de canciones se repiten en este remake, junto con canciones nuevas que suman alrededor de 37 canciones en total. Un amplio repertorio en comparación a las 10 que solían traer los juegos en sus primeras iteraciones.

Nostalgia hecha bien

Galardón-Oro-HyperHypeTony Hawk’s Pro Skater 1 + 2 no solo trae de vuelta todo lo bueno que fueron los primeros títulos de la longeva saga del mítico skater profesional Tony Hawk, sino que además incluye diversas mejoras que fueron implementándose a través de los años, como el revert tras descender por una rampa para mantener combos por más tiempo y, salvo por uno que otro glitch menor que no lograron ni de cerca empañar la experiencia, el juego se encuentra en perfecto estado. Así que estaré atento a lo que nos prepare Vicarious Visions a continuación, cruzando los dedos para un remake de la tercera y cuarta entrega. Y, si siguen por este rumbo, no dudo que la saga de Tony Hawk podría volver de las cenizas y volver a brindarnos diversión adrenalínica, tanto para los nuevos jugadores como para los veteranos como su servidor.


Este análisis fue realizado con una copia digital del juego para PlayStation 4 entragada por Activision

1+