El director y productor admite que las críticas fueron merecidas, pero que "hay que mirar al futuro"

Bethesda ha lanzado en los últimos años grandes juegos que han sido muy bien valorados por los fans, y gracias a ello la empresa ha conseguido crear una comunidad fiel a sus lanzamientos. Algunos ejemplos de estos grandes juegos pertenecen a sagas archiconocidas como The Elder Scrolls o Fallout, pero, como todos sabemos, tras algunos traspiés con estrenos como The Elder Scrolls Online, el títutlo que acabó suponiendo una mancha indeleble en su historial fue un Fallout 76 que en ningún momento llegó a conseguir el reconocimiento por parte del público que habían cosechado sus predecesores, llegando, incluso, a decepcionar a algunos seguidores.

Por estas críticas, Todd Howard, director y productor del proyecto, había mantenido el silencio desde su lanzamiento, dada la catástrofe del impacto inicial, que acabó brindándole la corona de dudoso honor del estreno más desastroso del pasado año. Ahora, según podemos ver, el director ha querido romper dicho silencio hablando con el medio IGN.

Fallout 76-Supervivencia

No es el tipo de juego que la gente espera de nosotros y hemos recibido muchas críticas, muchas de ellas merecidísimas. El juego ha tenido un desarrollo difícil que acabó plasmando esas dificultades en pantalla.

Howard ha declarado que el equipo de desarrollo y él mismo sabían que este resultado podría suceder, al menos en el lanzamiento. Sabían las críticas que iba a provocar la versión inicial del proyecto, y aún así se arriesgaron. De esta manera, el equipo sabía que este cambio repentino en la tónica de la saga iba a reportarles malas puntuaciones, pero, para el director, lo importante no era el lanzamiento del juego, sino que lo importante es el desarrollo de este y el trabajo que ha llevado a cabo su equipo para mejorar el juego y conseguir el nivel esperado por la desarrolladora. Todd Howard ha aprovechado la entrevista para felicitar a su equipo y ha dejado claro que para él únicamente será importante el apoyo que reciba el juego desde ahora en adelante, durante los meses o años que se mantenga vivo el juego.

Fallout 76

Realmente, a pesar de estas declaraciones, no se le puede quitar hierro a los problemas con los que salió a la venta Fallout 76, sobre todo por el pequeño hecho de que este se anunció como un juego terminado completamente y su precio era el de un juego completo, cosa que realmente estaba lejos de la realidad. Solo hace falta ver los montones de post que se publicaron con quejas de los usuarios, y el tiempo que la desarrolladora ha tardado en repararlos y en entregar un buen producto final. Además, esto queda perfectamente reflejado en la nota que recibió por parte de Metacritic o en nuestro propio análisis, donde mi compañero Daniel Mesa, fan acérrimo de la serie, comentó que nos encontrábamos ante “un juego con muchos altibajos, que se antojaba difícil de recomendar a los fans del rol más clásico para un jugador“.

Todd Howard admitió que Fallout 76 podía no ser el tipo juego que se la comunidad pediría a Bethesda.

El director y productor de la última entrega de la saga Fallout acabó el comunicado diciendo que el lanzamiento del juego ya no era importante, y que para él este título no solo ha cambiado desde su lanzamiento, sino que ha mejorado enormemente, y es que actualmente tiene una comunidad extremadamente densa y saludable, según Howard. En la vista de Bethesda para el futuro del juego está seguir actualizando y mejorando su producto para disfrute de los fans y, sobre todo, cambiar la imagen que dió el juego en su lanzamiento.

Como pseudoperiodista y jugador, creo que esta entrevista es, ante todo, un paso inteligente por parte de Bethesda, ya que después de sacar un juego sin terminar, con fallos y que disgustó a muchos fans – y sobre todo que vendieron a precio de un juego acabado – se ganaron una muy mala imagen. Ahora han dejado pasar el aluvión de críticas negativas y han seguido trabajando en su proyecto, actualizando y arreglando fallos, para poder anunciarlo por la puerta grande justo antes del E3. Una gran jugada para mejorar la imagen de la empresa de cara a la convención y, además aprovechar para poder convencer a los usuarios que perdieron en un principio para darle una nueva oportunidad. Y es que en realidad eso es lo importante: analizar los fallos y rectificarlos poco a poco, cosa que deberían hacer muchas otras empresas con sus “productos finales“.

Actualmente, muchos de los fallos de Fallout 76 han sido arreglados, y ya se comienza a parecer a aquello que se prometía desde un principio. Falta saber si Bethesda conseguirá lavarle la cara al título y a la empresa antes de que llegue la mayor convención de videojuegos del año.

2+