Los rumores se disipan, la niebla jamás

Silent Hill 4: The RoomOh, Konami. Esta vez sí que no lo harás. Ya te he dedicado suficientes artículos en los que se puede ver como va creciendo mi cinismo hacia ti y los rumores acerca de un posible nuevo Silent Hill o bien de algún port o remasterización de alguno de los títulos ya existentes. Ahora resulta que en la página de PEGI ha aparecido listado Silent Hill 4: The Room, pero yo soy más listo y sé que no debo ilusionarme. Todo terminará siendo solo un rumor, como pasó con la posible resurrección de Silent Hills o de una futura nueva entrega. Así que esta vez la actualidad termina aquí. Yo, con mi eterno conocimiento, afirmo con un rotundo no sobre cualquier esperanza de que el juego salga en PC.


Siempre lo he dicho. La posibilidad de que Konami nos sorprenda siempre estuvo latente. Y las esperanzas que nunca perdí por fin dan sus frutos ahora que Silent Hill 4: The Room -también conocido como el último juego bueno de la saga– está disponible en Good Old Games desde hoy, sin aviso previo ni bombos ni platillos. Así que supongo que la actualidad debe seguir por un rato más así que, aparte de mencionarles que Óscar Ábalo ya le hizo un tributo al juego que le hará más justicia de la que yo podría hacerle, trataré de explicar el por qué de la importancia de esta movida de parte de Konami.

Primero que nada, el juego, como bien mencioné antes, es para muchos el último título bueno que tuvo la saga. Yo no me cuento entre ellos porque como contrario que soy, a mí me gustaron tanto Silent Hill Origins como Shattered Memories. El segundo habrá envejecido peor a mi gusto y no tiene la rejugabilidad de los títulos originales y, sí, Origins está plagado de fanservice que llega a contradecir el lore del juego original, pero no puedo evitar sentir cariño por ambos por las experiencias que me brindaron en su época, especialmente el primero que, a pesar de los problemas mencionados anteriormente, tiene una historia de trasfondo bastante retorcida que lo dejaría a la par incluso de Silent Hill 2 -también conocido como el mejor juego de la historia- sino fuera porque bebe mucho de éste y de lo que significó para el resto de la franquicia.

Silent Hill 4

Sí, cada juego de Silent Hill que no fue desarrollado por Team Silent trata de una forma u otra de copiar la fórmula de la segunda entrega de la saga, entre poco y menor éxito con cada intento. Pero, a diferencia de estos, Silent Hill 4: The Room no solo se desmarca de la típica historia del protagonista atormentado buscando respuestas en el desolado pueblo nublado, sino que además se desmarca de casi todas las convenciones de la saga. Es el único juego que cuenta con administración del inventario, dado que en el otro mundo solo puede llevarse una cantidad limitada de objetos. También cuenta con enemigos indestructibles como los fantasmas, los cuales solo se pueden inmovilizar temporalmente con ciertos objetos y que causarán daño al protagonista de forma gradual con solo estar cerca de él. Pero sin duda la mecánica más revolucionaria no solo del juego sino de la saga entera es la de tener dos mundos. Uno es el ya mencionado otro mundo donde están los monstruos y donde solo se puede llevar una cantidad limitada de objetos y el otro es el departamento del protagonista, Henry Townshend. Donde, de buenas a primeras podremos guardar los objetos que no vayamos necesitando, recuperar vida, guardar la partida y acceder al otro mundo. Además de que estaremos atrapados en el departamento ya que, desde el comienzo del juego, unas misteriosas cadenas aparecieron bloqueando la puerta de entrada. Y, para más inri, a partir de la segunda mitad del juego el departamento comenzará a presentar cambios que introducen un nuevo nivel de profundidad al título.

¿Una razón para emocionarse?

Para mí que soy un simp irremediable de la saga Silent Hill me es imposible no emocionarme al saber que un título de la saga ha salido para PC, pero para el resto de la gente, los normales, quizás sea algo pronto para hacerlo. Primero porque habrá que ver qué tal es el rendimiento del juego, qué tan bien se hizo el port del juego y, por sobre todo, qué significará esto para la saga en un futuro. Porque si fuese menos cínico pensaría que si al juego le fuese bien en ventas tal vez podríamos ver una resurrección de Silent Hill, pero no puedo ser menos cínico así como tampoco puedo querer menos a los juegos hechos por Team Silent. Así que si bien el lanzamiento de Silent Hill 4: The Room en PC a través de GOG puede ser una razón para emocionarse, por ahora es muy pronto para hacerlo de manera prudente. Solo el tiempo nos dirá qué significa esta sorpresa y si es grata o no.

2+