Un juzgado francés abre la posibilidad

Parece que Steam de nuevo está en problemas. No es ni la primera ni la segunda y con seguridad, tampoco será la última vez que la plataforma de distribución digital por excelencia, tiene problemas legales. Esta vez es el gobierno francés el que decide sobre las políticas de Steam en su territorio. Y sinceramente creo que tal como los franceses toquen, Gabe Newell tendrá que bailar debido a que no les conviene perder o empeorar las relaciones con la industria del videojuego francesa. Sin embargo, antes que nada veamos que es lo que ha pasado, ya que parece que realmente no es lo que parece cuando adquirimos un título a través de la plataforma.

Para los que no conozcan el funcionamiento de Steam, resulta que cuando adquirimos un juego, el propio Steam no permite revenderlos. Según las directrices de la Unión Europea, dicha norma es ilegal y, aunque la mismísima Valve lo sabía, sin una intervención legal resultaba bastante difícil “luchar” contra ello. Pues buenas noticias para los que quieran deshacerse de títulos que no desean ver más en su biblioteca, ya que a partir de ahora eso ya es posible y Steam tiene aproximadamente treinta días para comunicárselo a sus usuarios.

Y para que quede un poco más claro lo anteriormente mencionado, la normativa de Steam siempre decía que realmente no adquirimos títulos en sí, sino que compramos una especie de “suscripción” para poder utilizarlo a través de la plataforma. Esto quiere decir que en realidad, no tenemos derechos sobre el producto (después de la compra) para decidir qué hacer o no con este.

Estamos en desacuerdo con la decisión del Tribunal de Primera Instancia de París y la apelaremos. La decisión no tendrá efecto en Steam mientras el caso esté en apelación.Portavoz de Valve a Polygon

SteamLa jurisdicción francesa investigó y básicamente se trata de que no estamos alquilando los títulos adquiridos sino que, como si de la forma clásica se tratara, los estamos comprando. Si se tratara de un alquiler del producto o una suscripción, siempre se debe especificar el tiempo que podamos disfrutar de la adquisición. Sin embargo, en el caso de Steam, no hay nada especificado sobre ningunas limitaciones temporales y además, con tal de ver el botón de “comprar” lo tenemos todo más que claro. Y lo último que queda por destacar, es que el baneo de cuentas vendidas también pasará a ser ilegal. Lo cual es bueno para la gente que necesite “dinero rápido” o desgraciadamente ya no esté dando caña a su biblioteca.

De unas u otras, creo que esto de poder decidir qué hacer con tus claves es algo bueno. Siempre estuve dándole vueltas al asunto y no entendía por qué Steam no permite hacer algo con juegos que no juegas o simplemente no te gustan. Por lo visto Valve parece que esta vez no se va a salir con la suya, aunque no por ello voy a cogerles asco o algún tipo de repelús. Para mí sigue siendo lo mejor que se ha parido para ordenadores, y por ello tienen mis respetos, pues que lo hagan todo tan cómodo e intuitivo (en muchas ocasiones) es muy elogiable, aunque ello no significa que tengan derecho a hacer lo que les de la gana. Sin más demora, yo me escapo a revisar mi biblioteca a ver qué juegos no necesito ya.

3+