¿Adiós a la secuelitis?

Si estáis mínimamente al tanto de la escena competitiva actual, seguro que sabéis que este último fin de semana ha tenido lugar en Montreal las finales de la Six Invitational, un campeonato de Rainbow Six Siege en el que los jugadores más expertos de todo el mundo se han visto las caras con tal de competir por el bote de 500.000 dólares. Lo curioso de este evento, más allá de lo morboso que puede llegar a resultar seguir un torneo de este calibre, han sido los anuncios y declaraciones que han tenido lugar con motivo del mismo, y que acercan el modelo de negocio actual de Ubisoft a uno impropio del estudio, mucho más cercano a la filosofía Blizzard.

Una de las primeras cosas que se han comentado durante la retransmisión, y quizás una de las grandes sorpresas de toda la lista, es que actualmente no hay una secuela planeada para este shooter táctico de corte online, pues la compañía confía en que el producto tenga una vida útil de nada más y nada menos que diez años. No sabemos si estas afirmaciones, ambiciosas cuanto menos, nos las debemos de tomar al pie de la letra, aunque de ser así no debería de pillar a nadie por sorpresa pues la empresa ha prometido un plan de contenidos muy consistente para la próxima temporada, que coincidirá con el tercer año que lleva el juego a la venta. Entre los contenidos desvelados, nos podemos encontrar con un total de ocho Operadores de diversos tipos, que se sumarán a los ya disponibles y con los que Ubisoft pasa a estar un poco más cerca de alcanzar su objetivo: hacer que el juego base alcance los cien Operadores a lo largo de toda su vida.

Por otra parte, cabe destacar que, sorprendentemente, la base de jugadores activos sigue creciendo día tras día, lo cual es culpa, en parte, de los múltiples fines de semana gratuitos que la compañía está ofreciendo a los usuarios, y con los que cada vez logran reclutar a más soldados para la causa. Se estima que, en total, ya han sido más de 27 millones los jugadores que han probado la propuesta. Y teniendo en cuenta que Overwatch – un hero shooter exageradamente más comercial y abierto que este Rainbow Six – debe de contar ahora mismo con unos 40 o 45 millones de jugadores, podemos afirmar sin miedo a equívoco de que estamos ante unas cifras francamente buenas para la saga.

Rainbow Six, la mayor apuesta de Ubisoft por los eSports en años

El resto de anuncios, mucho más enfocados en contarnos qué traerán consigo las próximas actualizaciones del título, son toda una declaración de intenciones por parte de la desarrolladora francesa, que asegura estar comprometida al máximo con la comunidad y con todos aquellos que disfrutan de los eSports.

Rainbow Six Siege

Así, diversos mapas como Yacht o Hereford serán renovados y balanceados con tal de ofrecer una experiencia más completa y satisfactoria, mientras que el modo Bomba pasará a hacer un énfasis todavía mayor en el diseño del mapa, exigiendo un mayor estudio y aprendizaje por parte del jugador más competitivo. El ritmo de la Pro-League también se verá alterado drásticamente, pues ahora un equipo deberá atacar la base rival cinco veces consecutivas en primera instancia, para posteriormente intercambiar roles. Los Operadores de la Pro-League, además, sufrirán ahora Pick-and-Ban, por lo que cada equipo podrá bannear un personaje atacante y otro defensor durante toda la partida.

Durante las próximas temporadas, además, cada escenario recibirá un ‘buff’; pequeños cambios que permitirán a Ubisoft mejorar el meta y reestudiar los mapeados lanzados hasta la fecha. El primer mapa en recibir esta pequeña actualización será Clubhouse, que verá modificados tanto su zona bar como su zona superior. Por si fuese poco, durante la retransmisión se prometió la existencia de las competiciones oficiales LAN, inexistentes de momento, pero que podrían empezar a cobrar vida durante la próxima edición de Dreamhack.

Los últimos cambios por destacar, que podríamos considerar modificaciones mínimas al lado de la información que precede a este párrafo, forman parte de una actualización que permitirá usar a todos los 20 héroes del plantel base sin la necesidad de comprarlos con dinero de juego, así como los accesorios de las armas, que pasarán a estar completamente desbloqueados en un futuro. También se añadirán nuevos servidores y centros de datos tanto en Sudáfrica como en el sur de Europa, por lo que cabe esperar una mejoría palpable en cuanto a rendimiento online durante las semanas que se nos vienen encima.

Ahora, con todas las cartas sobre la mesa, solo podemos esperar para ver cuán fiel será Ubisoft a su palabra, así como cuán fiel será la comunidad a un juego que, al parecer, todavía tiene mucho que decir.

3+