Con la aparición estelar de Final Fantasy VII Remake Remake

Tras el anuncio sorpresa por parte de PlayStation de la celebración de un nuevo State of Play, fueron muchos los jugadores que empezaron a teorizar con los posibles anuncios que Sony iba a presentar en dicho evento. No obstante, tal y como era de esperar, todas esas teorías se convirtieron en decepciones a medida que el State of de Play avanzaba y las sorpresas iban siendo nulas, habiéndose filtrado el gran plato final unas cuantas horas antes del comienzo del evento.

Este State of Play nos ha dejado algunas novedades, pero novedades que, a mi parecer, no merecían tanto protagonismo como para configurar su propio evento digital. Tras comenzar con nuevos detalles adicionales en Crash Bandicoot 4 It´s About Time, versión para PS5 que alcanzará la resolución 4K y 60 fps pero que ya se había desvelado hace días de manera oficial (casi que se habría agradecido más un gameplay distendido que un tráiler al uso), el evento pronto fijó su punto de mira en Returnal, uno de los primeros exclusivos de la nueva generación, que se dejó ver un largo video de lo que nos espera en este gunplay frenético. Siendo sincero, este sí que me dejó con ganas de conocer más sobre Selene, protagonista de esta aventura. 

El evento continuó con anuncios como Knockout City, un multijugador competitivo que nos sumergirá en partidas frenéticas que nos recordarán al balón prisionero… pero cuya existencia también se había confirmado hace días (curiosamente, en un evento de semejante índole, como fue el último Nintendo Direct). SIFU, un título de lucha cuerpo a cuerpo que llegará en 2021 para PlayStation 5, debutó acompañando a Solar Ash, el cual nos mostró mucho más de lo que nos espera en un indie de mundo abierto de los padres de Hyper Light Drifter que mezclará la exploración con plataformas y combate. A su vez, el título indie Kena: Brige of Spirits también contó con entrada en este evento, y nos presentó un nuevo tráiler ofreciendo unas mejores impresiones a su historia y jugabilidad. Para cerrar, llegó lo nuevo de Arkane Studios, Deathloop, con nuevas imágenes de esta nueva propuesta de acción de los padres de Dishonored donde contaremos con distintas formas de ejecutar los asesinatos y escapar del ciclo temporal que nos envuelve. Y cuando muchos se pensaron que había llegado el momento de una mayor revelación de God of War Ragnarok u Horizon Forbidden West, PlayStation decidió trolear a toda su comunidad anunciado Final Fantasy VII Remake Intergrade, una versión mejorada para la nueva generación pero que, a diferencia del remake de PlayStation 4, contará con un nuevo episodio protagonizado por Yuffie Kisaragi. Eso sí, de pago (aunque comprases la versión más top del juego en el día de lanzamiento).

Como era de esperar, tras finalizar el State of Play fueron muchos los que se lanzaron a la red de Twitter a comentar lo sucedido, una multitud entre la que un servidor ejerció de espectador. Y lo que venía siendo un secreto a voces se convirtió en realidad: las críticas hacia el evento eran miles. Tal vez gran parte de estas criticas se vean alentadas por el excesivo hype que crea la comunidad de Sony cuando se anuncian eventos de este nivel – claro está, todos deseábamos que se anunciasen un par de exclusivos nuevos, o ver más sobre las aventuras de Kratos y Aloy -, pero a medida que progresa el evento vas volviendo a poner los pies en la tierra pues acabas cargando con el organizador del evento. No obstante y aquí sí que creo que la quejas están más que justificadas, me parece una tomadura de pelo cerrar con un remake de un remake que habéis lanzado al mercado hace un año. Final Fantasy VII Remake vio la luz en abril de 2020 para PlayStation 4 y casi 11 meses más tarde han tenido la desfachatez de anunciar el título con nuevas mejoras para PlayStation 5, pero sumándole un DLC exclusivo que encima será de pago, lo cual me hace plantearme mucho el rumbo que esta cogiendo esta industria. 

Teniendo en cuenta que estos eventos se han caracterizado siempre por el gran contenido que traen, llevamos varios meses donde las marcas creo que se están preocupando más en anunciar por anunciar, por mantenerse en el ojo mediático, que en realmente ofrecer algo que sorprenda genuinamente a su comunidad. No olvidemos que fue PlayStation quien anunció de la nada este State of Play lo cual era normal que muchos jugadores se ilusionasen y más cuando llevamos un tiempo sin conocer nada nuevo de lo que puede llegar a PlayStation 5. Pienso, no obstante, que si realmente no tienes nada nuevo que anunciar te puedes ahorrar este evento, principalmente porque lo anunciado ayer a bombo y platillo lo puedes hacer hoy por la mañana sin necesidad de crear tanto hype – a no ser, claro está, que lo único que busques sea buscar la atención de los focos aún sin nada que decir.

Tal vez creáis que esta especulación es un tanto enrevesada, pero ¿no es parece raro que anuncien un State of Play justo la semana en la cual Pokémon cumple 25 años y celebra un Pokémon Direct muy esperado por gran parte de la comunidad? Creo que el evento de ayer fue planeado sobre la marcha y con el motivo de eclipsar un poco a la competencia, algo que encima les ha salido bien porque aunque las novedades se contasen con una mano, hoy todos hablan para bien o para mal de lo visto ayer.

+3