Opción en prueba por parte de Capcom

En el día de ayer, y tras meses de rumores, Capcom finalmente anunció Resident Evil 7 para Nintendo Switch. Sin embargo, será una edición limitada al mercado japonés, y que por primera vez en la plataforma de Nintendo, se jugará a través de la nube mediante un sistema de suscripción.

Vayamos por partes. En primer lugar, es importante distinguir compañía, formato de juego, y por último, y de manera menos importante, el modelo de servicio. En este caso, se trata de Capcom, que dentro de las compañías niponas, es una de las que más ha apostado por las novedades y tendencias del mercado, como en su día pudieron ser los DLCs y las remasterizaciones, o ahora el juego a través de la nube. Esta tendencia, fuertemente apoyada por Sony con su PlayStation Now cuando la nube estaba en boca de todos con Xbox One, decayó con el poco éxito de esta, pero tras lanzar en este formato Phantasy Star Online, Capcom vuelve a apostar por el proyecto con esta versión de Resident Evil, que podrá jugarse como cualquier otro juego de la consola, con el único requisito de tener una conexión constante a internet.

Nintendo-Switch-Capcom

Por lo pronto, y conocidas las limitaciones téncnicas que implica Nintendo Switch, está solución parece más que correcta para títulos más exigentes, y que podría solventar dicho obstáculo en ciertos contextos, especialmente en proyectos enfocados a jugarse en modo sobremesa (o en casa, en general, ya que la conexión a Internet tendrá que ser de buena calidad y estable), pero mejor esta opción que ninguna, desde mi punto de vista.

En el segundo punto, quiero establecer una comparación que tiene que ver, y a la vez no, con el género y formato de juego, en este caso, con las dos entregas publicadas por Capcom, Phantasy Star Online y Resident Evil 7. En ambos casos, un título multijugador online y una aventura enfocada al modo campaña, presenta ventajas y desventajas.

Pros y contras en cualquier título jugado con la nube

En el primero de ellos, sin ir más lejos, no debería presentar un problema la necesidad de tener que estar conectado online constantemente, ya que el título está plenamente centrado en dicha funcionalidad, pero por otro lado, la experiencia de juego dependerá en gran medida de la capacidad (y cobertura que puedan ofrecer) de los servidores de Capcom, además del Input Lag que habrá siempre por jugar con esta tecnología de la nube que, aunque mejorada respecto a sus inicios, aún presenta un pequeño retardo en la respuesta, el cual puede suponer la diferencia entre ganar y perder, especialmente en un título multijugador.

Por otro lado, en el caso de Resident Evil, y aunque el Input Lag seguirá presente, las tornas cambiarán, suponiendo la conexión a internet algo no tan necesario a la hora de disfrutar de la aventura, y pasando el rendimiento de los servidores a un segundo plano. Asumiendo que todos los consumidores que adquieran este producto sepan de sus requisitos a nivel técnico, creo que es sencillo inclinar la balanza en favor de este segundo planteamiento para esta distribución, menos exigente para la compañía en cuestión, y más sencillo de disfrutar para el usuario final.

Resident-Evil-7-Switch-nube

Y por último, y en donde se ha levantado cierta polémica, es en el servicio que ofrece Capcom con esta versión Cloud de Resident Evil 7. A un precio de unos 15 euros al cambio (2000 yenes como precio original) se nos ofrece acceso al título por un tiempo de 6 meses, una suscripción en toda regla. Sinceramente, y en este caso (es posible que con otros juegos diese otra opinión), me parece totalmente acertado este modelo en el caso de Resident Evil, ya que no es un título especialmente largo, y el acceso a todos los contenido disponibles para el juego (inclutendo DLCs) por un precio menor al que se le supone a un juego AAA (aunque ya lleve tiempo en el mercado, la tentación de cobrarlo a precio completo siempre está ahí, con la excusa de que sea un nuevo lanzamiento) es muy atractiva.

Sinceramente, y a poco que funcione bien este sistema, no me extrañaría nada ver a Nintendo imitar esta técnica como una opción más para Nintendo Switch con ciertos títulos, ofreciendo tal vez un descuento por ser suscriptor de Nintendo Switch Online. Evidentemente, juegos como el nuevo Pokémon no llegan a encajar del todo con la propuesta, pero se abre un nuevo filón en Nintendo Switch que le permitiría ampliar su catálogo de manera sencilla y, si Nintendo o las Third Parties están dispuestas a ofrecer buenos servidores, pueden suponer unos cuantiosos ingresos para todas las partes, en forma de dinero para las empresas, y en forma de juegos más baratos (aunque no de nuestra propiedad, pero realmente, como cualquier título en formato digital) para los usuarios.

+1