La epopeya vuelve el 10 de abril

Es muy probable que los fans de Final Fantasy ansíen la llegada de Final Fantasy VII Remake; mas aún cuando la situación actual que vivimos no nos permite tener mucha vida social. A sabiendas de ello, Square Enix publicó ayer un extenso vídeo con Yoshinori Kitase y Naoki Hamaguchi, respectivos productor y codirector del título, donde detallaron algunos aspectos que muchos fans del título ansiaban conocer, dando lugar a una estrategia de marketing a pocas semanas del lanzamiento que se alzó como una manera más de aumentar el hype para todos los jugadores que desean echarle la mano encima. Durante la entrevista hablaron sobre el diseño de la ciudad de Midgar, sobre la decisión de que Red XIII no fuese un personaje jugable y sobre el endgame, una parte esencial que muchos juegos incorporan para que el jugador aún terminada la historia principal tenga la necesidad de seguir atrapado.

De remakes y conversiones: Midgar y su diseño renovado

En primer lugar hablaremos de la ciudad de Midgar, respecto a la cual ambos creadores explicaron que el objetivo principal de este remake era “hacer el proyecto con el mayor nivel posible de calidad visual y detalles, sin eliminar nada que los jugadores quisieran ver”. Es obvio que desde que el título vio la luz han pasado muchos años de mejora gráfica, por lo que regalar a los fans vivir la experiencia al nivel gráfico actual es todo un regalo, y más aún cuando ambos también reconocen que quieran ampliar más allá del juego original y hacerlo más amplio. 

Kitase explicaba que su intención ha sido rellenar todos esos huecos de la ciudad que quedaban implícitos en el juego original, conectando las diferentes partes de la ciudad sin que la pantalla se volviese en negro a la hora de cambiar de localización como pasaba en el título original. “Gracias a esto, Midgar nos presenta su propia cultura y comunidad”, explicaba por otra parte Hamaguchi.

Red XIII y la dura decisión de que no sea jugable

Muchos fans se han preguntado porque Red XIII no es un personaje que podamos controlar en este primer episodio del remake, a lo que Hamaguchi ha respondido de forma clara y concisa: “Red XIII no será jugable porque el personaje se une al grupo en un momento mas tardío de la historia, por lo que controlarlo aquí ‘no seria una experiencia satisfactoria para el jugador’”. Dada esta situación, la decisión ha sido que Red XIII sea más bien un personaje invitado, pero con intención de que en las siguientes entregas sea jugable, Hamaguchi también ha dado pistas sobre la acción trascendental que este personaje realiza en el gameplay aun no siendo un personaje jugable, “no revelaré qué exactamente porque quiero que la gente lo disfrute cuando jueguen, pero diré que Final Fantasy VII Remake ha agregado un nuevo piso superior al Edificio Shinra para presentar un clímax que no estaba en el original”  dejando así entrever que necesitaremos de las habilidades físicas de Red para superar esa planta. 

Y por último han hablado del Endgame, ambos han confirmado que habrá secretos escondidos en este remake, aunque no han querido dar detalles de lo que nos espera con la intención de que los jugadores se sorprendan a medida que avanzan, lo que si han querido especificar es que el endgame “se ha diseñado como si fuera un juego ‘standalone’, comparable en tamaño a otros juegos principales de la saga Final Fantasy” a lo que añadían, “si estás esperando contenido endgame, no saldrás decepcionado” aseguraba Hamaguchi.


Con todo esto los fans ahora esperan con más ansía la llegada del título el próximo 10 de abril, para conocer esa nueva parte más personal de Midgar y sobre todo los secretos que aguarda el endgame, donde por parte de Square Enix no han querido que el remake sea un título más de los que se suman a mejorar títulos de la biblioteca pero sin añadir nada nuevo, algo que se agradece, ya que muchos desarrolladores parece ser que cuando escasean de ideas, toman la decisión de mirar atrás y rediseñar los gráficos de algún viejo gran lanzamiento, sin ofrecer nada nuevo ni fresco. Por otro lado Square Enix comunicó hace unos días en su Twitter que el abastecimiento no será suficiente en algunos mercados, y probablemente reciban el juego físico algo más tarde de lo previsto debido a los problemas que está generando el COVID-19, un problema con el que no pueden hacer nada al respecto pero aseguran llegar lo antes posible a la casa de todos. 

1+