Y claro que le estoy mirando a usted, Hot Pursuit Remastered

No ha llegado a pasar una semana desde el anuncio oficial de Need for Speed Hot Pursuit Remastered, y ya tenemos nueva polémica acerca de la remasterización, si es que merece siquiera tal reconocimiento. Dado que ahora mismo todos estamos en medio de la vorágine de información, fotos y vídeos de PlayStation 5 y Xbox Series X | S, tal vez sea necesario algo de contexto adicional. Need for Speed Hot Pursuit es una entrega de la archiconocida serie de juegos de carreras, publicado en 2010 para prácticamente todas las plataformas existentes en el momento (PlayStation 3, Android, Windows, Xbox 360, Wii, iOS, Windows Phone…), cuya “remasterización” fue confirmada, tras meses de rumores, hace escasos días.

Hasta ahí, todo normal. El ritmo de remasterizaciones frente a juegos nuevos no es (tan) preocupante como hace unos años, especialmente si tenemos en cuenta que nos encontramos a escasas semanas del lanzamiento de las consolas de nueva generación, situación ante la cual este problema podría repetirse. Pero lo grave no es eso. Need for Speed Hot Pursuit Remastered llegará el próximo 6 de noviembre a PlayStation 4, Xbox One y PC, tanto en Steam como en Origin, fruto de la nueva política de Electronic Arts respecto a la plataforma (y a Nintendo Switch unos días más tarde, el día 13 del mismo mes) en una versión que parece sospechosamente idéntica a la que vimos en PC hace ya 10 años, tal y como podemos observar en el vídeo que os dejamos a continuación. Pista: para distinguir que versión es cada una, es recomendable fijarse en el logo, para comprobar si tiene la coletilla de “Remastered”.

Juguemos a encontrar las siete diferencias

Por más que la resolución y la tasa de imágenes por segundo si se vean actualizadas respecto a sus predecesoras (faltaría más), llegando a Full HD (1920 x 1080 píxeles) y 30 imágenes por segundo en Nintendo Switch (modo televisor), PlayStation 4 y Xbox One (pudiendo subir hasta 4K/30 o Full HD y 60 si disponemos de PlayStation 4 Pro o Xbox One X) y HD Ready (1280 x 720 píxeles) y 30 frames por segundo para el modo de portátil de Nintendo Switch, resulta muy complicado distinguir las nuevas versiones frente a la veterana de PC.

Y no es cuestión de perpetrar ironías como que las remasterizaciones se hacen apretando un botón, pero es que este tipo de desarrollos y lanzamientos no hacen sino ayudar a esa creencia popular. Y el hecho de que el anuncio oficial del título sea tan próximo a la fecha de lanzamiento tampoco es que resulte positivo de cara a esta situación. ¿Han cogido la versión de PC, han testeado hasta que configuración de ajustes pueden poner el juego sin que el rendimiento se resienta, han actualizado la interfaz mínimamente, y lo han enviado a los correspondientes procesos de certificación a la espera de la luz verde para lanzarlo al mercado?

Cierto es que estas decisiones rara vez salen de los estudios (si acaso, de aquellos independientes que ven en estas maniobras una manera rápida y sencilla de conseguir fondos para mantenerse en marcha a la espera de sacar provecho de sus nuevos desarrollo) y sí de editores o distribuidores. Casualidad o no, la realidad es que en esta ocasión se trata de Electronic Arts, conocida por políticas cuanto menos cuestionables en lo que a monetización de sus títulos respecta. Al menos, ya que quien no se consuela es porqué no quiere, Need for Speed Hot Pursuit Remastered no llega a precio completo en esta ocasión, y no dudo que sea una buena opción para acceder al título.

‘A las cosas por su nombre’, que diría Sho Hai

Pero por favor, que no se llame remasterización a un simple port. Que PlayStation 3 y Xbox 360 vieran estirada su vida útil más allá de lo viable tecnológicamente ha dado lugar a este tipo de situaciones, con títulos que en PC poco o nada tenían que ver con sus homólogos en consolas, siendo Grand Theft Auto V uno de los mayores exponentes. Y aunque la versión de PC fue la base para las versiones que llegaron posteriormente a PlayStation 4 y Xbox One (y también lo será para la que llegue a PlayStation 5), no han tenido la audacia de llamarlo remasterización. Versión ampliada y mejorada, sí. A las cosas, por su nombre.

4+