Un nuevo capítulo en la misma historia de siempre

No hace ni una semana de uno de los mayores eventos a nivel de conservación y preservación del videojuego que posiblemente ocurran a lo largo del año, con la desaparición de Flash Player y la consecuente desaparición de todos los juegos creados en base a esta tecnología para que Nintendo haya dejado la noticia a la altura del betún, sin aviso previo, eliminando parte de la biblioteca de títulos de DSiWare de la eShop norteamericana.

Para aquellos menos familiarizados con la terminología del planeta Nintendo, DSiWare es el nombre que recibió la plataforma de software digital que impulsó la compañía en los tiempos de Nintendo DSi, primera sucesora de Nintendo DS en el más puro sentido de la palabra, con incorporación de conexión a Internet para diversos usos (como un navegador integrado, o la propia tienda digital), y que recibió multitud de juegos, siendo además compatible con la familia Nintendo 3DS (a pesar del paso a la Nintendo eShop que conocemos en la actualidad).

Según parece, la desaparición de estos títulos (para su compra) tiene por criterio su fecha de lanzamiento, siendo los afectados aquellos publicados hasta el mes de Mayo de 2011, pero tanto en las tiendas europea y japonesa se puede seguir accediendo con normalidad, al menos por ahora, pero tampoco se conoce con exactitud el alcance del problema, quedando hasta ahora la lista disponible como se puede observar en el siguiente vídeo.

 

 

Llegados a este punto, en el que cada vez son más las plataformas digitales (que ahora consideramos retro por su antigüedad) echan el cierre, podemos ver como no es ese el principal problema, pues para la empresa es lógico no mantener un servicio que no es rentable, más allá de que nos guste o no la decisión. Sin embargo, el hecho de llevar a cabo esto sin previo aviso, imposibilitando a los usuarios pagar por juegos que ya no van a estar disponibles, siendo muchos juegos exclusivos de este formato, sin un plazo anunciado con algo de margen para dar esta posibilidad. El hecho de que algunos títulos cuenten con versiones para consolas actuales (como el propio Shantae Risky’s Revenge para Nintendo Switch) no lo hace menos grave. Algunos nombres se salvan de la quema, pero incluso esos mismos juegos cuentan con contenido o mecánicas exclusivas para Nintendo DSi, a fin de aprovechar sus características especiales.

Dadas las circunstancias (que solo afecte a un territorio en concreto, con un criterio extraño, etc…) cualquiera podría pensar que se trata de un error y una situación temporal, pero conociendo a Nintendo ya podemos considerar esto como parte de sus maniobras habituales (que no se quedan solo en títulos de hace años, llegando también a otros como Super Mario 3D All-Stars), que suelen ir radicalmente en contra de la preservación del medio, llegando al punto en el que casi que tenemos que dar las gracias por el hecho de que solo afecte de manera parcial por ahora, y este sea el aviso para el resto de usuarios.

Al final, a la hora de la verdad, ante estas situaciones solo queda resaltar la aportación de diferentes comunidades a la hora de recopilar y almacenar todos estos juegos con motivo de conservación del medio, yendo (como suele ser habitual en estos casos) de la mano con temas más escabrosos como emulación y piratería, cuestiones que ya dependen del usuario final, pero que no por ello minimizan la labor de los seguidores que sí se preocupan por el pasado de las franquicias, al contrario que las empresas que sí los rentabilizan.

0