Habrá que esperar hasta el final del verano

El teletrabajo asociado al confinamiento global impide a Nintendo conformar el Direct que regularmente había venido publicando en junio con motivo del E3. Así lo confirma el medio VentureBeat, en el que se aclara que la pandemia del coronavirus ha cambiado las reglas del juego también para las empresas desarrolladoras de videojuegos y software e, incluso las más grandes y conocidas como Nintendo, están teniendo problemas para afrontarla.

Desde 2013, la gran N había acudido a su cita con el E3 sin falta, añadiendo incluso eventos post-presentación muy seguidos por miles de usuarios. Esperábamos, por tanto, poder recibir nueva información sobre las principales franquicias en dicha presentación, incluyendo algún detalle más de la esperada secuela de The Legend of Zelda Breath of the Wild, anunciada en el E3 del año pasado.

Al parecer, según The Washington Post, las complicaciones para el trabajo telemático en territorio nipón son algo diferentes a las condiciones occidentales, dado el empleo de herramientas ciertamente anticuadas en un terreno más que acostumbrado al uso de nubes de almacenamiento y conectividad audiovisual. La presencialidad impera en la toma de decisiones dentro del ideario japonés y el equipamiento de los hogares no corresponde tampoco con las necesidades esenciales de un espacio de trabajo en la mayoría de los casos. Además, la construcción de un Direct, respetando la calidad que poseía, no es simple sin el acceso a estudios de grabación. En el caso de que se celebrara un Direct, afirma VentureBeat, no se haría hasta finales de verano. 

Mientras tanto, las otras compañías intentan adaptarse al formato

Cualquiera pensaría que Nintendo sería una de las mejores candidatas para afrontar un E3 online. Su actitud frente a la feria angelina siempre se ha acercado más a un evento puramente digital, con horario especial y más parecido al capítulo de una serie que a una conferencia al uso, aunque tras el Direct siempre hubiera un evento de demostración más profunda y más interactivo con el público y los usuarios. Ahora que el E3 se ha cancelado definitivamente y las compañías compiten por un espacio en las pantallas de los jugadores y aficionados de todo el mundo, las condiciones en las que nos encontramos han frenado su potencial.

Microsoft no se quedará atrás y presentará el próximo jueves 7 de mayo a las 17 (hora peninsular), un Inside Xbox orientado a Xbox Series X, que permitirá ver por primera vez la consola reproduciendo títulos third-parties. Aunque tendremos que esperar para poder ver algo de Halo o Forza, sí podremos comprobar cómo rinde el recientemente presentado Assassin’s Creed: Valhalla. Dada la importancia de mostrar algo novedoso y tirar de acuerdos comerciales con compañías de terceros, no sería descabellado pensar en una presentación de Elden Ring, lo nuevo de FromSoftware que tanta expectativa lleva creando desde su anuncio y del que aún no hemos visto ni un ápice de gameplay.

Pero, ¿qué pasa con Sony? Todo apunta, según un tweet de Jason Schreier, a que tendremos que esperar unas semanas para poder ver alguna comunicación por parte de PlayStation, tal vez presentando definitivamente su consola, en contrapuesta a Series X. La fiabilidad de las palabras de Jason en un simple tweet pueden ser cuestionables, como cualquier rumor, pero no sería complicado imaginar que durante el mes de mayo, o bien principios de junio, asistamos a la presentación de la esperada ps5.

Tal vez nos encontremos, esta vez sí, con eventos centrados en los juegos; en nuevas IPs que de verdad nos insten a comprar una consola por las buenas horas que nos pasaremos disfrutando de todo lo que ofrece y no construir la absurda batalla basándonos en cifras, cuando, al jugar, nos dejamos llevar por las sensaciones.

+1