Mismo formato, mismas decepciones

Tras prácticamente un año sin nuestra dosis de Nintendo Direct (debido a la pandemia, el E3 y la propia falta de desarrollos y contenidos que mostrar por parte de la propia Nintendo), había cierta expectación sobre lo que podía anunciar Nintendo, tras un periodo de calma y con el 35 aniversario de la saga The Legend of Zelda a la vuelta de la esquina, las cartas podían tener sorpresas a la hora de ponerlas sobre la mesa. Pero por desgracia, no ocurrió. Alrededor de una hora antes de que comenzara la retransmisión, la lista de contenidos a mostrar (que luego se acabaron confirmando) ya estaba publicada en varios portales, con pocas sorpresas (únicamente el último anuncio) y dejando al azar el orden en el que se realizarían los anuncios..

Imágenes en directo de la redacción viendo la presentación

A lo largo de nada más y nada menos que 50 minutos, Nintendo se dedicó a echar jarros de agua fría a cada posible sorpresa en este Nintendo Direct. Empezando por el nuevo personaje de Super Smash Bros. Ultimate (que ya empieza a ser un recurso demasiado habitual para motivar presentaciones), que aparentaba ser la revelación de un nuevo título de la franquicia Xenoblade se tornó rápidamente en la adición de 2 nuevos personajes (con espada, como no podía ser de otra manera) para el título de lucha, comiéndose, por el camino, prácticamente un 10% de la presentación. Esto, sumado a las interrupciones por parte de Shinya Takahashi cada cierto número de tráilers, dio lugar a una presentación que si ya de por sí tenía poco interés, además carecía de ritmo para mantenernos pegados a la pantalla, con sus consecuentes efectos.

Acto seguido, se abrió la veda para lo que podríamos englobar en una única categoría de “juegos que ya están disponibles en otras plataformas pero llegan ahora a Nintendo Switch” con Fall Guys o Outer Wilds, o remakes que bien podrían haber quedado como títulos exclusivos para la versión japonesa de la emisión, como los dos Famicom Detective Club, que parecen apostar por el formato más tradicional de la novela visual, localizados por primera vez al inglés. El listado de remasterizaciones y títulos multiplataforma seguía aumentado conforme avanzaba la presentación, con Samurai Warriors 5, Legend of Mana, Monster Hunter Rise (probablemente de lo más reseñable de esta retahíla de títulos, antes de dar lugar a la “locura total”).

Querida Nintendo, entiendo que Mario es uno de los iconos más representativos de la historia del videojuego, y que poner su nombre y su imagen en cualquier proyecto garantice, como mínimo, cubrir los costes de desarrollo del mismo. Pero después de que el fontanero italiano haya practicado casi cualquier disciplina deportiva a estas alturas, ¿de verdad el golf era la mejor idea? Vale que hayáis puesto “Super Rush” en el título del juego, pero no se me ocurre una propuesta más soporífera como intento de dar variedad de catálogo a Nintendo Switch, aunque venga acompañada por minijuegos e incluso un modo historia.

Tras este pequeño impás, volvemos a las andadas con Tales of Borderlands o Capcom Arcade Stadium (con algunos añadidos interesantes para el catálogo que trae, todo hay que decirlo), dejando incluso espacio para el humor y las caras desencajadas con Stubbs The Zombie in Rebel Without a Pulse, que parece un juego que podría firmar un servidor por propuesta y ejecución, y que apenas tuvo unos segundos en pantalla antes de dar paso a más locura, de la mano de No More Heroes 3. Tras esto, y otra vez con el sello de Annapurna Interactive, llegó Neon White, que probablemente sea el juego más interesante de todo el Nintendo Direct y que por suerte, también se lanzará en PC a través de Steam, con una temática un tanto rocambolesca y combinando los conceptos de juego de disparos en primera persona con cartas (y parece que seguirá un concepto de construcción de mazo, como Slay the Spire, lo que podría hacerlo aún más interesante), pero al que por desgracia tocará esperar hasta la llegada del invierno.

De vuelta tráilers de relleno con más tiempo en pantalla que títulos más interesantes, aparecen DC Super Hero Girls Teen Power, Plants vs. Zombies Battle for Neighborville Complete Edition (ríete de títulos largos), Miitopia e incluso un nuevo pack de objetos para Animal Crossing: New Horizons con temática de Super Mario que perfectamente podría haberse anunciado en otro momento, en vez de haber consumido tiempo del Nintendo Direct. Y con grandes tintes de épica, en lo que de primeras podía parecer un nuevo Fire Emblem o un Bravely Default, se anunció Project Triangle Strategy, uno de los platos fuertes de la noche, un juego que combinará RPG y estrategia con diferentes variantes a nivel de combate (desde el escenario, a flanqueos o ataques coordinados), que pondrá además un gran enfoque en la trama, así como a diferentes decisiones que tendremos que tomar y sus correspondientes consecuencias, y con un estilo gráfico particular que, sinceramente, me ha llamado bastante la atención. Solo espero que el nombre con el que el juego llegue a las tiendas sea llamativo, en vez de un genérico “Battle for Salt and Iron” o similares, una vez llegue en 2022 (aunque ya cuente con una demo a través de la Nintendo eShop con promesas de tomar en cuenta el feedback de los usuarios).

Minúsculo teaser de Star Wars Hunters (firmado por Zynga), tráiler demasiado extenso de Knockout City, presentación de World’s End Club (que se suma a la lista de títulos que debutan en Nintendo Switch tras pasar por otras plataformas), anuncio de la edición física de Hades y de una recopilación de varios títulos de la saga Ninja Gaiden, bajo el nombre de Ninja Gaiden: Master Collection, llegó la hora del aniversario. O eso pensábamos.

Antes de conocer la lista de contenidos, yo tenía en mente dos posibilidades respecto a la saga The Legend of Zelda. La conservadora, imitando lo ya realizado con Super Mario 3D All-Stars, con una recopilación de Ocarina of Time y Majora’s Mask (ya que, a pesar de haber tenido su versión para 3DS, no habían tenido remakes en sobremesa aún) y la confirmación de la archirumoreada versión de Skyward Sword para Nintendo Switch. La otra, la imaginativa y fantasiosa, era una adaptación de A Link to the Past al motor de Breath of the Wild.

Pero entonces, dejando a un lado el humo, ¿qué hubo en el Direct?

Un pase de expansión para Hyrule Warriors Age of Calamity y, interrupción con Bravely Default II (que ojalá salga bien), Ghosts ‘n Goblins Resurrection, SaGa Frontier Remastered y Apex Legends mediante, llegamos al único anuncio de la remasterización de Skyward Sword. Y ya. Parece que llegarán más títulos a lo largo del año, pero de momento, poca cosa. Sin noticias de la secuela de Breath of the Wild (comprensible por otro lado), pero con una remasterización a precio completo que no cambia modelos, y cuyo único (y bendito) cambio radical es la posibilidad de abandonar el control por movimiento, y que por suerte no es exclusivo de Nintendo Switch Lite, al igual que su precio, 60 dólares o euros por un juego publicado hace 10 años. Chapó a la rentabilidad.

Y llegó, como cierre, el título que no aparecía en la filtración, que nadie esperaba, y que más frío me dejó, empezó bien su aparición. Misterio aparente, abriendo la puerta a los Inklings en otro ámbito (con la vista de la Torre Eiffel caída, podía darse una especie de Horizon: Zero Ink), para dar paso al anuncio oficial de Splatoon 3 (secuela de un título que ya está disponible en Nintendo Switch, y que además no llegará hasta 2022) y que lo único bueno que deja, más allá de armas que podrían haberse incluido en un DLC para la segunda entrega de la franquicia, es la música que acompaña a las imágenes.


Y con esto, se llegó al final de otro Nintendo Direct olvidable, más por las formas que por el contenido. Hay muchos títulos previstos para Nintendo Switch en los próximos meses (otra discusión sería cuantos realmente merecen la pena), pero el simple hecho de separar los dos anuncios relativos a The Legend of Zelda ya muestra totalmente el despropósito que es, como presentación de contenidos, este último Nintendo Direct. Al menos por este no han cobrado precio completo, como el resto de los juegos anunciados.

+3