Cada vez más sandbox, cada vez más grandes

Los videojuegos de mundo abierto son algo en alza y con el paso del tiempo son más y más las compañías que incluyen este subgénero en sus juegos, ya sea desde un principio, como la mayoría de juegos de Bethesda, o implantados posteriormente en las franquicias como los juegos de la serie Ghost Recon con Ghost Recon: Wildlands.

Pero lo realmente importante no es que incluyan mundo abierto si no la extensión de estos. Juegos como The Elder Scrolls V, Assassin’s Creed Origins o GTA V tienen mapas enormes con distancias infumables a pie, sobretodo Assassin’s Creed Origins en el que la mayor parte del paisaje es desierto, desierto y más desierto. Generalmente a Ubisoft se le da bien crear mundos abierto y cada vez estos son más grandes y, al no poder dejar espacios vacíos (porque si no el jugador se aburriría) los llenan de iconos y de actividades variadas. Otros como Skyrim son mejores para recorrer a pie ya que a pesar de apenas haber actividades, el paisaje es precioso y se te hace corto, por eso queremos que en The Elder Scrolls VI el mapa sea más grande e igual de bonito.

Pues bien, todo esto viene a que los mundos abiertos son cada vez más extensos y esto puede ser una grandísima ventaja o una grandísima desventaja ya que podríamos estar hablando de juegos enormes en los que hay grandes cantidades de nada y de paisajes repetitivos en los que has visto lo mismo 80 veces. Se me viene a la mente el ejemplo de No Man’s Sky antes de la gran expansión de contenido. También podría ser una grandísima ventaja en el caso de que hubiera muchas y distintas actividades que realizar durante los largos viajes, pero sin llegar a saturar con mil iconos de actividades que llenarían el mapa y no dejarían ver la mitad del mapa.

Mundo abierto

Ahora bien, hay juegos que saben alcanzar el equilibrio perfecto de belleza del mundo, cantidad de actividades y extensión. Estos son generalmente los juegos de Rockstar, además de otros evidentes referentes. Los juegos de GTA son grandes, bonitos porque recrean las ciudades con mayor o menor acierto, aunque en GTA V con el máximo acierto posible, y llenos de cosas que hacer, ya sean misiones principales o secundarias o eventos momentáneos como robos persecuciones etc. Por otro lado, está Red Dead Redemption, juego que con su primera entrega nos enamoró tanto con la recreación del salvaje oeste, como con las misiones, y actividades, muy en la línea de GTA, pero con la ambientación de vaqueros.

Pues bien, los fans del primer juego quieren que se remita el mismo esquema que triunfó en su momento con la segunda entrega del juego y parece que el esquema se podría mejorar ya que Red Dead Redemption 2 tendrá el mapeado más grande hecho jamás por la compañía y esto podía significar horas de recorrido por todo el mapa haciendo todo tipo de cosas típicas de vaqueros o bien recorrerlo sin muchas actividades posibles, pero al ser el salvaje oeste la belleza del paisaje está asegurada.

+1