No

No entiendo a Konami. Os prometo que pongo todos mis esfuerzos en comprender por qué ese giro tan ridículo que la ha convertido, en vez de en una empresa venerada por sus juegos, en una compañía que no solo ya no le importan, sino que pone todo su esfuerzo en demostrarlo. No crecí con los Metal Gear Solid, pero sí con Contra, Gradius y Sunset Raiders, y aunque son dos épocas completamente distintas, esos juegos los tengo grabados a fuego. Si nos parecía vago lo que Nintendo ha hecho para conmemorar el aniversario de Super Mario, tenía que venir Konami a recordarnos que existe y que por favor le sujetemos el sake.

Menú Konami collection's seriesKonami Collector’s Series: Castlevania & Contra es una recopilación de 5 juegos, siendo tres de ellos de la saga Castlevania y los otros dos de Contra. Me voy a parar brevemente en cada uno de ellos porque, irónicamente, creo que son la parte menos importante de este análisis y son más que conocidos. Todos estos juegos son versiones de sus respectivos de NES, y he de decir que no he notado mucha diferencia con los originales. Castlevania y Contra son sagas marcadas por su enorme dificultad, normalmente generada por enemigos puestos en sitios bastante cuestionables si lo que quieres es que el jugador avance. Castlevania, Castlevania II: Simon’s Quest y Castlevania III: Dracula’s Curse consisten en acabar con Drácula, recogiendo por el camino diversas armas distintas que nos serán más o menos eficientes. El control es algo ortopédico, sobre todo en los saltos, pero es comprensible por las limitaciones que se tenían en la época.

La banda sonora, eso sí, una completa maravilla. Castlevania es el más corto y el más directo, marcando el inicio de la saga y dividiendo los distintos niveles en habitaciones con un boss al final de cada uno. Simon´s Quest es el menos lineal de los tres, y probablemente necesites una guía si quieres terminarlo sin perder horas dando vueltas sin parar. Dracula’s Curse, aunque tampoco es muy lineal y puedes elegir algunos caminos, se vuelve a centrar en una estructura por fases como el primero. Contra y Super C, por el contrario, son muy parecidos entre sí, teniendo que desplazarnos en scroll horizontal (con algún que otro cambio en fases concretas) destruyendo todo a nuestro paso y consiguiendo modificaciones de nuestras armas.

Castlevania

Sí, los bordes negros te los comes a causa de la resolución

Respecto a la compilación en sí, es una emulación de los 5 juegos que hace su trabajo y ya. Más allá de eso, la única función que tendremos es 5 huecos de savestates para cada uno de los juegos. Ya está, no hay más. Hay compatibilidad con mando, pero no detecta la cruceta si el mando tiene stick analógico y no se puede cambiar en los ajustes. El juego se ejecuta a pantalla completa y a una resolución ridícula, sin poder modificar ninguno de estos ajustes. Para rizar aún más el rizo, hay un bug aleatorio que no te muestra imagen del juego que eliges. Viene con un pequeño manual en formato pdf, el que llevaba en su época. Porque sí, aquí está la gran broma: este juego salió nada más y nada menos que en 2002, y más allá de la preservación del mismo, no entiendo la razón por la que sacarlo a la venta. Han pasado 18 años de su lanzamiento y hay emuladores gratuitos que le dan mil vueltas a este producto en lo que a personalización y elementos que mejoren la “calidad de vida” del jugador respecta. Konami ha hecho un montón de estas compilaciones y diría que, junto a Atari y Namco, ha sido de las que más ha sacado. El año pasado mismo, Konami lanzó las Anniversary Collection, tres recopilaciones de juegos de arcade, la saga Castlevania y algunos Contra. Aparte de la preservación, ¿qué sentido tiene esto? Pues la nostalgia, qué va a ser.

Super C

No esperéis jugar en cooperativo con un amigo, bastante que se puede en local

El juego es “barato”, si ponemos como baremo el resto de colecciones que han salido del estilo. Al final estás pagando por lo que estás pagando: cinco juegos muy antiguos que en su momento supusieron mucho (no tanto Super C), pero ya está. Hay muchas más opciones más que viables si lo que quieres es probar en tu propia carne lo que era jugar a estos juegos, y no hay más. Podría pararme a pensar en que, al ser pocos juegos, sale a un precio reducido, y que podría incluir bastantes más juegos, que ambas sagas son muy extensas, pero estoy analizando un producto que ha sido relanzado tras 18 años. No hay mejora ninguna, ni se han molestado en conectar un mando y ver que la cruceta es funcional, y no pienso dedicar mucho más a un producto que los propios creadores. Konami Collector’s Series: Castlevania & Contra, para los estándares de hoy, es una broma de mal gusto, sobre todo con el espectáculo que han montado para su lanzamiento. Y de nuevo, reitero que los juegos en sí mismos no son el problema, sino la compañía, que se ha limitado en abrir el cajón desastre, rebuscar un poco, pincharse con una figura de Pyramid Head y sacar lo primero que han encontrado.

Al menos se abre

Me fastidia terminar en una nota tan baja, pero el producto es el que es. El juego se encuentra en GOG, y su existencia debería limitarse a la mera curiosidad. No se sostiene por ningún lado y es indefendible su lanzamiento ya no solo de una compilación así teniendo en cuenta todas las que están a nuestro alcance, sino que el cuidado por la misma ha sido el mínimo. Que se lance y ya está, total lo van a comprar dos personas. Esto es lo que me duele de verdad, esa desidia y dejadez que emana desde el primer segundo. Por último, quiero recordaros que vuestro dinero manda, porque hace unas semanas fue Nintendo y ahora es Konami. Tú eres quien decide qué productos vas a apoyar, qué quieres que aparezca en la tienda en el futuro, en qué pueden invertir. Por supuesto, el dinero es tuyo y puedes hacer lo que quieras con él, pero eso no quita que estés mandando un mensaje, apoyando aquello que tanto se critica.


Este análisis ha sido realizado con una copia para PC cedida por Konami.

2+