Un vistazo a lo que fuimos

Normalmente, cuando de jóvenes nos proponíamos metas que se podían llegar a considerar fantasiosas, más de uno y de una nos respondían con la famosa expresión “el tiempo te colocará en tu lugar”. Un tiempo divino que es nuestra más preciada moneda de cambio, pues a cambio de él conseguimos las experiencias más bonitas y dolorosas de este viaje que es la vida. El tiempo marcará la historia que es nuestra epopeya como un fiel seguidor, acompañándonos siempre a nuestro lado. Echaremos la vista atrás, tal vez con cierta añoranza o incluso tristeza, otras con alegría por lo que llegamos a alcanzar y otras con rabia, pues no siempre es justo, y tocará realizar tachón y cuenta nueva, y bajo esta premisa comenzaremos If Found…, un vistazo a lo que fue nuestra vida, pero sobre todo al viaje que realizamos y a lo que decidimos conservar o desechar.

Nos encontramos ante una visual novel lineal disponible en la App Store y Steam, donde no llega a haber elecciones y cuyo principal objetivo es profundizar tanto en su historia como en sus personajes. La localización decidida para esta historia es cuanto menos atípica, pues no es común encontrarnos obras situadas en la zona rural de Irlanda durante los noventa. En este precioso marco, manejaremos a Kasio, una joven que debe de volver a su pueblo natal tras la muerte de su padre, sobre todo para intentar reencontrarse con ella misma, objetivo que no logra. No hubo una pomposa bienvenida, y podríamos decir que ni gratitud, pues su propia familia la atosiga y rechaza tal y como es ahora. Tras esto nos encontraremos desamparados hasta la llegada de una mano amiga, Colum, antigua amistad que nos dará la oportunidad de ir a vivirnos con él y con su actual pareja Jack, así como con un amigo común llamado Shaun, en una casa okupada que hace las veces de sala de ensayo para el grupo de música que tienen. Paralelamente a esta historia, como jugadores nos encontramos a Cassiopeia, una astronauta del futuro que, en una misión suicida, se lanza de cabeza al agujero negro que próximamente devorará la Tierra. La dualidad que encontramos en If Found… entre estos dos personajes queda patente durante todo el título, mostrándonos continuamente cómo avanzan ambas hasta el punto de encuentro, pues todo en ese mundo tiene un punto en común, el incidente que tiene lugar durante el mes que el diario nos relata, interlocutor y pieza fundamental en esta travesía.

IfFound_Select2

Las zonas de diario en If Found… son sin duda alguna los tramos más lentos y posiblemente una de sus principales carencias, pues es solamente texto donde muchas veces hay que consultar el significado de las palabras, lo que ralentiza el propio ritmo que llevan las escenas de conversaciones. A pesar de una deficiencia en lo que al plano interactivo se refiere, debido principalmente a su carencia de la misma, podríamos considerarlo uno de los pilares en lo referente al narrativo, pues es donde reside la base de la historia y la mecánica del borrado. Mientras que en las escenas de las conversaciones esta acción se consideraría meramente un paso ente estas, el diario se siente distinto, pues al no haber acción alguna se centra especialmente en el hecho de abandonarlo y olvidar nuestro pasado con el borrador que nos permitirá avanzar borrando todo, recuerdo por recuerdo, persona por persona, palabra por palabra.

diario

Un fragmento del diario.

También es donde más conocemos a nuestra protagonista, pues ella no tiene que abrirse a alguien ajeno, sino que son imágenes de ella misma las que se plasman en este diario de a bordo. Un diario que nos permite conocerla en las diferentes etapas y acontecimientos que ha sufrido, pues iremos borrando tanto sus estratos más jóvenes, compuestos usualmente por tachones o correcciones, como a los primarios, donde se recogen descripciones personales de sus círculos más íntimos, dibujos de personas importantes para ella o recuerdos muy preciados de antaño. El clímax se situará en la última recta, donde destaca el apartado artístico, conformado por bocetos cargados de paletas sorprendentemente bellas pero que no distan de la sensación de pertenencia al diario, junto con un apartado musical algo monótono al principio pero que sabe mantener y mejorar con el tiempo para que así, al final, sea uno de los principales puntos.

La importancia de títulos así es más que evidente, pues no siempre tratar temas tan apartados de la comunidad de los videojuegos como es la transexualidad se logra hacer de manera apropiada. Comprender que, dada la situación en esta historia – una zona rural en los años noventa donde una de las principales influencias del lugar es la iglesia – el cambio puede llegar a ser difícil para el personaje, transmitiendo de manera fehaciente los sentimientos, las dudas, el sufrimiento, así como la esperanza de lograr encontrar algo más… 

Un sitio para nosotros

If Found... es un título corto, pues no nos llevará más allá de un par de horas completarlo; tal vez un poco más si leemos detenidamente y consultamos el glosario que se incorporará para comprender los términos gaélicos, los cuales le dan una capa especial de cariño e identidad. Con todo ello, es un título remarcable, tal vez no en lo jugable – pues la fórmula, más allá de la mecánica del borrado es bastante común – pero sí en lo que respecta a la historia y a lo destacable que es este tipo de visibilidad realizada en un terreno cuanto menos pantanoso. Si os llama su premisa, no dudéis en descubrir el pasado de Kasio y en disfrutar lo agridulce de su historia.


Este análisis ha sido realizado con un código de descarga para Steam cedido por Fortyseven.

3+