El lanzamiento de la campaña comenzó originalmente en diciembre de 2018

Hades es el cuarto juego de SuperGiant Games, y si el nombre de la desarrolladora por si sola no les dice nada, son los creadores de Bastion, Transistor y Pyre. Tres juegos muy únicos en cada uno de sus respectivos géneros y con una estética envidiable. Hades sin duda no se ha quedado atrás. La cuarta entrega del estudio californiano es un rogue-lite hack and slack de vista isométrica que se ambienta en el infierno de la mitología griega. Encarnamos a Zagreus, el hijo de Hades, quien quiere escapar del infierno en contra de los deseos de su padre para encontrar a su verdadera madre, quien también escapó hace mucho tiempo atrás. Siendo ayudado por los dioses del Olimpo y enfrentándose a través de distintos niveles del infierno para lograr su objetivo, Zagreus deberá luchar contra diversos enemigos para cumplir su objetivo.

El estado actual de Hades

Artwork de Ares

Si bien es cierto que Hades lleva poco más de un año en Acceso Temprano (en un inicio como exclusivo de Epic Games Store y ahora también disponible en Steam), lo único que separa al título de SuperGiant de un juego completo son algunos detalles de localización y la propia ambición del estudio de crear algo grande y con toneladas de contenido. Tras horas jugando al título, puedo decir con alivio y emoción que el juego no sólo está muy pulido tanto gráfica como jugablemente, sino que además ya cuenta con contenido suficiente para muchas horas de juego. Si bien la campaña principal es algo corta (aunque es algo usual en los rogue-lites dada su naturaleza de rejugabilidad), la variedad de armas, habilidades y las distintas builds que estarán a disposición del jugador no tienen nada que envidiarle a un juego cien por ciento completo. De hecho, a estas alturas es común ver juegos mucho más crudos que Hades y que no sólo se encuentran en estado completado, sino que además no cuentan con promesas de ser arreglados en el futuro. Es decir, juegos abandonados por sus desarrolladores.

El Acceso Temprano es una de las peores y mejores cosas que le pasado a la industria en estos últimos años. Mejores dado que en muchas ocasiones ha sido la única manera en la que ciertos grandes títulos en la industria han sido sustentables en su desarrollo, sino que además han recibido muchas mejoras gracias al presupuesto extra que significa recibir ganancias desde antes de terminar su ciclo de desarrollo y también gracias al feedback de su comunidad. En casos como estos podemos contar a juegos como Dead Cells y Slay the Spire, dos grandes exponentes del género rogue-like. El lado negativo no es sino o bien aprovechamiento de parte de sus creadores, quienes en ocasiones lanzan juegos en estado demasiado verdes para siquiera llamarlos alfa o bien que no tienen una hoja de ruta clara a seguir cuando a mejoras se trata, resultando en juegos que quedan en estado de Acceso Temprano permanente o bien su versión 1.0 sigue estando claramente sin terminar. En este apartado podemos ver títulos como Playerunkown’s Battlegrounds, H1Z1, So Happy Few, entre otros.

Una lección para jugadores y desarrolladores por igual

Hades definitivamente es un juego a tener en cuenta este 2020, no sólo por su excelente jugabildad, carismáticos personajes y diseño único, sino también por el ejemplo que representa para la industria a lo que un juego en Acceso Temprano debería ser. Se nota que le faltan detalles, sobre todo en la localización del juego, que una de cinco veces el texto sale en inglés habiendo elegido el español. También le falta contenido post-game, algo que sin querer spoilear demasiado, es parecido a lo que ocurre con el primer final de Slay the Spire. Por todo lo demás sigue siendo un juego que totalmente vale la pena comprar y que, a modo personal, estoy feliz de haber contribuido a su campaña previa a su lanzamiento.

1+