Un juego pensado para móviles, que no se quedará sin una respectiva versión para PC

Los videojuegos free-to-play se han hecho, en estos últimos años, un gran hueco en nuestra industria a base de bien. Una epidemia que ya empezó a extenderse con Dota 2 o con League of Legends, y que ha seguido creciendo hasta nuestros días con juegos como Apex Legends, Fortnite o Warframe. No se basan en ninguna fórmula clave para el éxito; simplemente se suman, con asiduidad, a las modas del momento, o a lo que previsiblemente será un boom del mercado en un tiempo – en este sentido, el mejor ejemplo es League of Legends, con permiso de Apex Legends -, pero ello no les exime de generar grandes beneficios sin un desmesurado coste de desarrollo. Puede que sea esta una de las razones por las cuales la saga Forza ha decidido, en el día de hoy, unirse a este carro de los free-to-play.

Forza LogoLos episodios de la franquicia siempre han sido descritos como simuladores de competiciones automovilísticas. Un racer, un juego de carreras, sí, pero uno que queda muy lejos de limitarse a dar vueltas por circuitos, implementando un gran sistema de mecánicas que, sin acercarse a la grandiosa complejidad de propuestas como Project Cars, lo acercan peligrosamente al público más dedicado. Sin embargo, este discurso es caduco, pues cuando toca hablar de la subsaga Horizon, desarrollada desde la base más arcade posible y ambientada en lugares lejanos a la realidad y en biomas variados que van desde desiertos hasta bosques, pasando por grandes ciudades, la cosa cambia. En este sentido, lo que nos hoy atañe también puede presumir de ser un tanto distinto a lo tradicional de la saga, pues hablamos de un juego gratuito cuyo principal atractivo es – más allá de su obvia portabilidad – la rapidez que busca transmitir, dejando en un segundo plano los automóviles para darle un mayor peso a las carreras. Sé que suena paradójico, casi idéntico, pero es un concepto completamente distinto.

Bautizado como Forza Street, se trata de un juego que ha sorprendido a todos con su estreno en PC, pues en marzo se filtró como un juego de móviles. Como se veía venir, vuelve a llevarnos de la mano hasta una experiencia arcade de conducción, que mezcla el coleccionismo de coches impresionantes con carreras rápidas “hiperrealistas”, que son de fácil disfrute gracias a un sistema de control cómodo para todos. Pero no solo hay carreras, pues en su haber también encontraremos distintos modos de juego entre los que destaca el modo Historia, el cual está vaticinado por Turn 10 y Playground Games, desarrolladores de las dos sagas principales de Forza, y por Electronic Square, desarrollador de esta nueva propuesta, y padres del título que ha servido como base para su desarrollo, Miami Street.

Forza Street

El objetivo de Microsoft con lanzar este juego tanto en móviles como en PC es simple: ampliar la audiencia del juego, ya que no todos tienen un móvil suficientemente bueno como para correr juegos de estas características sin problemas – y no, no hablo de los Nokia 3310 -. Lo que está claro es que el juego estaba pensado para móviles, y como todos los juegos free to play de móviles tiene distintas monedas virtuales, lo cual nos dice una sola cosa, micropagos. Aunque aún no se ha desvelado el funcionamiento del sistema de crédito, está claro que será como en todos los juegos. ¿Quieres mejoras rápidas? Paga. ¿Quieres mejores coches? Paga. ¿Quieres jugar a un juego de carreras divertido y sin tener que pagar? Paga.

Por otro lado, al haber estado pensado desde un principio en un juego de móvil seguramente esas cómodas mecánicas estén adaptadas a esa plataforma lo cual no dejará mucho margen a los que jueguen en PC, sin embargo, lo que decía Microsoft era cierto, es una nueva forma de ampliar jugadores, por lo que puede que superen otros juegos del mismo sector y de las mismas características, o pude que se quede en un juego más de store de Microsoft.

1+