Nintendo sigue sin dar con la clave

La empresa nipona Nintendo sorprendió ayer con un nuevo evento donde mostrar al mundo el contenido que se irá sumando a su consola portátil. El evento Nintendo Direct Mini: Partner Showcase se centró ayer en juegos third party para dicha consola. Breve y sin ninguna sorpresa notoria (perdonadme, Megami fans), dejó algunos detalles de juegos que ya se habían confirmado para Switch, y todo indica que desde la empresa aprovecharán este formato nuevo a posterioridad para presentar alguna otra novedad.

En primer lugar, se anunció que Cadence of Hyrule contará con nuevo contenido; para ser exactos, tres DLC nuevos que añadirán a este nuevos personajes, donde encontraremos a Impa, Aria, Shadow Link, Shadow Zelda y Frederick, así como 39 nuevas canciones y una nueva historia titulada Symphony of the Mask. Por otro lado, en el tercer DLC podremos controlar al mítico Skull Kid, conocer un nuevo mapa y realizar diferentes misiones para conocer a cerca de esta nueva trama. El primer DLC ya está en la eShop; el resto se añadirán el 23 de octubre, coincidiendo con el estreno de una edición física especial. A su vez, hemos podido conocer el lanzamiento parcial de Rogue Company, un shooter lleno de habilidades sorprendentes y con un aspecto visual que, sin duda, puede hacer al jugador disfrutar de un título que en principio ya está disponible. “En principio” porque aquí viene el matiz: el juego solo se puede jugar en la actualidad por aquellos que poseen el Pack de Fundadores. Por otro lado, un anuncio recordatorio de WWE 2K Battlegrounds – donde pudimos disfrutar con amigos de la lucha libre – precedió al bombazo de la presentación, Shin Megami Tensei V, que se desveló junto a una remasterización en HD de la tercera entrega que llegará el próximo año.

En la carrera constante de las tres grandes empresas de este sector por ponerse por delante de sus rivales, y sobre todo con la era actual que vivimos donde las noticias corren como la pólvora, casi de manera inmediata por todo el planeta, era de esperar que algo que se acababa de anunciar en cuestión de horas acabase siendo conocido por todo el mundo. Pero cuando queremos promocionar algo que al fin y al cabo puede ponernos por delante de nuestros rivales, tal vez habría sido de gran ayuda algo más de premeditación. Ayer Nintendo sorprendió a eso de las 6:00 am (hora peninsular) con que a las 16:00h de esa misma tarde un evento Direct Mini vería la luz. El escaso margen temporal entre la hora de presentación y la hora del evento es algo que sorprendió a gran parte del sector, y que deja claro que Nintendo no tiene muy claro qué rumbo coger a estas alturas. En primera instancia ,los más optimistas no dudaron en fantasear con los posibles anuncios que podrían llegar en este evento nacido de la nada pero tras 8 minutos volvieron a poner los pies en la tierra para ver cómo es mejor no esperar nada.

Es obvio que tendremos que esperar para conocer todos los detalles de nuevos títulos, en el Nintendo Direct que a buen seguro verá la luz a lo largo de los meses venideros y con intención de plantar algo de cara a la nueva generación y sobre todo con él anuncio de algún título desarrollado por Nintendo, ya que por desgracia parece que ha dejado a un lado este asunto y no sorprende al mundo con un título original, pudiendo así querer guardar alguna sorpresa antes de que la nueva generación llegue a nuestras casas, pero que sin duda sería un movimiento arriesgado ya que tanto Play como Xbox pone cada vez más carne en el asador y Nintendo podría llegar tarde a esta fiesta. Siendo sinceros un evento mini, con tan poca publicidad y sin nada nuevo que sorprenda, me parece una manera un tanto pobre de la empresa nipona que sin duda puede dar mucho más de sí, ¿para qué hacer un evento así, cuando puedes anunciar esas cuatro novedades de una manera mucho más lógica? Una pregunta sin respuesta dónde me hace creer que Nintendo ha perdido el timón y en esta nueva era no da con la tecla para competir con los anuncios y eventos de sus competidores. 

3+