Un foco de lo que se cuece por nuestro país

No puedo evitar sonreír de oreja a oreja (o lo haría, si pudiera) cuando veo la pasión con la que ciertos grupos de personas se embarcan en su siguiente aventura alocada. Afrontar un desafío nuevo desde una idea inicial y, poco a poco, llevarlo a cabo, ya sea en solitario o apoyado por tus compañeros, sin importar si es solo un proyecto para una GameJam o buscas mostrar al mundo un juego completo. Precisamente por este amor que ellos ponen a este arte que quiero destacar el cariño que se ha vivido durante estos últimos cuatro días a través del IndieDevDay 2020, la tercera edición un evento que dentro de la situación en la que vivimos nos ha mostrado un lado muy humano y una gran cantidad de esfuerzo para hacerlo funcionar en la modalidad online.

Hablando del IndieDevDay, hay reconocerles la trayectoria. Ya solo tratando los números hemos pasado de los treinta y siete proyectos de la primera edición a los cincuenta y dos que hemos podido ojear este año, que se dice pronto. Las charlas, per se, se han mantenido en cantidad con respecto a la anterior edición, pero con la ventaja de haber estado repartidas a lo largo de cuatro días por la tarde (más el domingo entero) en lugar de depender de un espacio físico, sumándole que este año están todas grabadas y se pueden visualizar a posteriori de forma bastante accesible. Incluso la participación a la GameJam organizada para esta ocasión ha duplicado las entradas del año anterior. Con la temática “coge un sueter” la organización recibió siete entradas contra los catorce prototipos que llegaron este año que debían ajustarse a la frase “esto no era una buena idea”. Curiosamente, ambos años ganó el premio a mejor juego de la jam el dúo formado por Joel Torrent y Xavi Morales, primero con Overclothed y ahora con Indie Theft Auto. Sin embargo, ver es creer y probar estos conceptos tan extraños, juegos que en su mayoría no pasan de los cinco minutos, tiene algo de mágico pues se puede comprobar lo que en una semana se puede lograr de cero ajustándose a una idea abstracta y, personalmente, merecen la pena ser probados y mostrados. Indie en estado puro, como un bloque de carbón sin pulir.

indiedevday

Pasemos al puro show. El IndieDevDay abre con un elegante Pazos vestido en traje, muy majo el, contándonos con todo su salero el menú del día, una vez al día. Tras esto pasamos a ver las charlas, algunas de ellas muy interesantes en mi opinión. Entrevistas a personas del sector del desarrollo como Tatiana Delgado, cofundadora de Out of the Blue y actualmente desarrollando Call of the Sea u Octavi Navarro, pixel artista en Twimbleweed Park; mesas redondas sobre música o sobre game design; masterclass y talleres varios sobre desarrollo y diversas charlas sobre temáticas varias como el desarrollo de juegos para sistemas retro por parte de Napoleón Malpica, sobre los modelos de negocio dentro del videojuego de la mano de Sandra Samper o incluso presentaciones como la de Gaming.cat, un espacio dedicado al videojuego usando únicamente el catalán. Material dirigido principalmente para desarrolladores en su mayoría pero que para cualquier persona que busque aprender o simplemente tenga curiosidad puede echar un ojo y pasárselo bien en cada uno de los bloques. Además de este contenido también los streamers han echado un cable retransmitiendo dentro del horario como probaban los diferentes juegos que se han presentado a esta edición, con gente como Rik Ruk, Zahira Gamer, Ishtar Vega o Desayuno Continental, aderezados además con sesiones musicales por parte de Zero Relate o Magape a los mandos.

Y de juegos va la cosa. Al final, el cometido de este evento es mostrar el mayor número posible de juegos indies que estén desarrollándose ahora mismo dentro de nuestras fronteras. Ya he comentado la cantidad de proyectos que se han presentado y podéis encontrar el escaparate con todos ellos a través de la página del IndieDevDay pero quiero poner sobre la mesa algunos de los que, a opinión de un servidor, me han parecido más interesantes. Uno de ellos es The Pizza Situation (3bytes), un simulador de redes sociales donde deberás aprovecharlas para eliminar a tus rivales y comerte la pizza tu solo; Elementalis (Iván Ruíz Lozano), un zelda-like donde deberás salvar el mundo restaurando los ocho elementos que lo forman; Off-Score (OffScoreProject), un juego donde la música establece el sistema de juego y toma el papel protagonista en esta aventura sensorial; Unmemory (unmemorygame), una aventura de texto donde debemos descubrir al asesino de nuestra pareja a través de puzles y palabras; Oniria Crimes (cKolmos), un viaje en voxel-art donde debemos actuar como un detective en la tierra de los sueños, el bastión de la esperanza de una humanidad donde la mitad de las ciudades han desaparecido debido al cambio climático, y descubrir a un asesino en serie; Mail Mole (Undercoders), un juego que nos transporta a esos plataformeros en 3D tan majos donde nuestro objetivo es ir de A a B sin preocuparnos de nada más que el viaje al que nos enfrentamos acompañando a un topo cartero y Die After Sunset (Playstark), un roguelike en tercera persona donde debemos sobrevivir y avanzar por diferentes escenarios hasta enfrentarnos a un boss y descubrir así el por qué de la invasión de los Murkor.

Cada uno de los juegos además estuvo nominado a diferentes categorías. Sword of the Necromancer (Grimorio of Games) se alzó con el premio a la mejor intro mientras que The Pizza Situation consiguió el de mejor arte. En cuanto a mecánicas, Forgotten Fragments (Binary Phoenix) se hizo con el premio a mecánica más novedosa mientras que Mail Mole se llevó el de mejor aventura y Ugly (TeamUglyGames) el de mejor diseño de rompecabezas, además del premio al mejor juego presentado en esta IndieDevDay. Para la narrativa, Burn Me Twice (NullRef Studio) se hizo con la estatuilla mientras que Reknum (NAPE Games) triunfó en el premio a la nostalgia. Además, el ya mencionado Indie Theft Day se hizo con el premio al mejor juego de la GameJam Baby King se llevó una mención por su apuesta tan peculiar como minijuego de toma de decisiones por cartas.

Estos al final son solo unos pocos de toda la enorme lista de juegos que podéis ojear presentados en la página de la IndieDevDay y, además, ver el video donde gente del equipo os explica su proyecto. Algunos como Die After Sunset están ahora entrando en Kickstarter mientras que otros como The Pizza Situation u Oniria Crimes están a puntito de salir. Como podéis ver, proyectos muy chulos que, bajo el amparo de un evento que se desvive por dar visibilidad a la escena independiente, forman un pack increíble que nos permite ver que hay más allá de la next-gen, tan cercana y a la vez tan lejos, sin necesidad de movernos de nuestra casa. Un aplauso para ellos y para los juegos y que el indie nos acompañe por mucho tiempo más, porque de triples A la industria no puede avanzar sola y necesita de estos proyectos más personales para poder seguir adelante e innovar y experimentar. ¡Hasta la próxima, IndieDevDay!

2+