A escasos meses de la nueva generación, Carlos critica ese supuesto “futuro de los videojuegos” que, irónicamente, nos hace retroceder como forma de expresión.

1+