Command & Conquer llega a los dispositivos móviles

Electronic Arts y la colosal empresa china Tencent están preparando para nosotros un nuevo juego de la saga Command & Conquer. Una entrega de estrategia en tiempo real que, en esta ocasión, disfrutaremos en dispositivos móviles. Red Alert Online está de camino, y esperamos que sea igual de entretenido que sus hermanos mayores, aunque, perdonad mi excepticismo, lo veo bastante difícil.

Juguemos a lo que juguemos y seamos fans de lo que seamos, debemos de reconocer que la saga Command & Conquer fue una de las más entretenidas y reconocidas de Electronic Arts hace no demasiados años. Desgraciadamente, la franquicia cayó en el olvido, y a día de hoy se recuerdan muy poco sus días de gloria; la época donde este gran RTS lo petaba en todos los rincones de Internet. Por suerte, y contra todo pronóstico, los citados estudios de desarrollo nos han demostrado durante estas últimas horas que si pensábamos que jamás volveríamos a escuchar nada sobre la saga, estábamos gravemente equivocados.

Esta nueva apuesta por la estrategia móvil llegará de forma gratuita a los sistemas Android e iOS. A parte de ser un free-to-play, también sabemos que el título mantendrá la esencia gráfica de sus predecesores. Gráficos aparte, lo cierto es que el juego parece ser un intento más por parte de EA de exprimir los últimos jugos financieros de la marca, hecho que parece obvio tras el pobre éxito que tuvo Command & Conquer: Tiberium Alliances en el mercado de los juegos de navegador.

Para que os hagáis una pequeña idea de como se toman el asunto los creadores, os dejamos el tráiler del título y una pequeña presentación de la acción dentro del juego.

Siendo un jugador al que le atraen mucho los juegos de estrategia en tiempo real (como toda la saga Command & Conquer), creo que llevar este emblemático universo a los dispositivos de bolsillo, es un poco, digamos, “hacerlo por hacer”. Me explico: no me parece una mala idea, pero me parece bastante probable que Red Alert Online acabe siendo el típico juego donde tendremos que ir mejorando diferentes estructuras o unidades con dinero real – o monedas del juego dificilísimas de conseguir – y en el que, si decidimos apostar por la opción más barata, tengamos que esperar un buen par de días para cada mejora que queramos realizar una vez estemos a un nivel relativamente alto. Lo único que quiero (y espero) es que no recordamos este episodio como un capítulo más de la saga principal; como aquel fatídico desenlace que impidió a Command & Conquer resurgir de sus cenizas, sino que lo contemplemos como una especie de remember para todos.

2+